¿Dónde está Sp4rx?

wren1

SP4RX (Wren McDonald). La Cúpula, 2018. Rústica, 124 págs. Bicolor, 13,90€

Una de las cosas que más nos divierte a los que nos dedicamos a escribir sobre cómic, ya sea de manera profesional o por diversión, es el intentar hallar las referencias de otros autores y obras que el creador de la obra intenta conjugar para crear un discurso propio. En mi caso siempre busco cual es la doble articulación del relato y que recursos ajenos al noveno arte se hallan en cada página. El caso de Sp4rx es uno de esos en los que te encuentras dos grandes referentes uno posible por haber sido un fenómeno de masas y otro, en principio, imposible, por ser un referente nacional.

El primero es sin duda ¿Dónde está Wally? de Martin Handford, esa serie de libros de ilustraciones que están abarrotados llenos de información, pero sin solución de continuidad. En el caso de McDonald todas las páginas esta repletas de información tanto que no cuesta abstraerse y encontrarse como lector recorriendo la viñeta o la página intentando sonsacar a la imagen algo más de información. Para eso se ha valido de un referente que ayude a representar un mundo futuro abarrotado, no solo de personas, sino de robots, y de tecnología presente y obsoleta que sigue funcionando. El planteamiento del relato funciona de esa manera en tanto que dicho abarrotamiento plantea un relato sin fin, es decir, con una continuidad, quizás mucho más ambiental que puramente narrativa.

El segundo referente es Miguel Ángel Martín, principalmente en los planos cortos de los personajes y en las escenas que hay una acción aislada, aunque también encontramos ciertas similitudes en el diseño de arquitectura de la ciudad en la que se desarrolla la acción. Pero con respecto al autor leonés maneja el concepto de existentes narrativos que son todos aquellos elementos que ayudan a construir el universo para hacerlo consistente. En este caso se trata de todos aquellos elementos tecnológicos que aparecen de manera constante en el cómic aquí están diseñados como algo del pasado; sin embargo, se trata de tecnología punta planteando así que la importancia de la tecnología no pasa por su diseño sino por su usabilidad en función de la utilidad.

wren2

En cuanto al relato en general es, en cierta manera, una reescritura de Metropolis de Fritz Lang planteando la estratificación social como elemento disruptor de una sociedad estancada, sin mucho futuro y en el que el sistema que controla el poder, encarnado en la megacorporación Structus, necesitado de más control sobre las clases trabajadoras. Se inventa un sistema de control mental que implanta en el cerebro de las personas el concepto de eficacia social. Una especie de fascismo tecnológico por el que son los propios ciudadanos los que llevan a cargo una purga contra aquellos que no son eficaces. En medio de todo esto nos encontramos Sp4rx un tipo cualquiera, un piratilla tecnológico que se verá metido en una conspiración que busca acabar con la megacorporación que todo lo controla.

Sp4rx no es la enésima reescritura del elegido tecnológico que vendrá a salvarnos de la avalancha digital. Pero si es una historia sobre la familiarización extrema con la tecnología de como poco a poco vamos asumiendo ciertos aspectos vinculados con las nuevas tecnologías que en ocasiones se parecen más a formas de totalitarismo populista que a formas de libertad. El trabajo de Wren McDonald navega entre una visión crítica sobre la expansión de las tecnologías digitales y cierta querencia geek por los avances tecnológicos de implantación inmediata en la sociedad. Es, en definitiva, una obra divertida en lo visual, entretenida de ver y con un planteamiento retórico interesante sobre nuestro futuro, pero también sobre nuestro presente.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios