Spain is Pain #241: Lo mejor de 2015.

Se ha acabado 2015 y empiezan las listas de lo mejor: música, cine, literatura,… y como no las de cómic también. Como bien es sabido esta sección está dedicada exclusivamente al cómic español. Este año como en anteriores he sido incapaz de hacer una lista de los 10 mejores, por eliminación me he quedado con 12 títulos que considero imprescindibles para entender el año tebeístico español. Y recordad, las listas son subjetivas y nunca a gusto de todos.

1.- La casa de Paco Roca (Astiberri)

lacasa1

Para mí la mejor obra de Paco Roca, y el mejor título de este año, hasta el momento. En esta el que el pulso autoral se une al personal para crear una obra emocionante sobre personas, familias, y las emociones que se construyen alrededor de una casa.

2.- ¡Oh diabólica ficción! de Max (La Cúpula)

diabolica

Cada obra de Max sigue siendo una sorpresa a pesar de la longeva, y afortunada, de su obra. Su último trabajo gira en torno a la idea de creación encarnando en una urraca el origen de la cultura humana. Estética breve al servicio del intelecto que tiene como protagonista a la cultura.

3.- Necrópolis de Marcos Prior (Astiberri)

necropolis

Al igual que sus trabajos anteriores Marcos Prior opta por el análisis político y social. En este caso una ciudad en proceso de cambio, en el que brillantemente el autor hace protagonista al lector que presencia la carrera electoral de los candidatos a la alcaldía y los testimonios de ciudadanos anónimos. Necrópolis cae como una losa sobre nuestras consciencias. Leanlo.

4.- Llavaneres de Arnau Sanz (Edicions de Ponent)

llavaneres1

Arnau Sanz nos regala en esta ocasión un relato sobre el recuerdo, la familia y la importancia de los espacios; pero sobre todo del tiempo. Llavaneres es una obra sobre el pasado aquel que fue real, y aquel que muchas veces, sin saberlo, imaginamos y que lo incluimos en nuestra línea temporal.

5.- Soufflé de Cristian Robles (La Cúpula)

souffle1

Soufflé retoma la idea de representación de una sociedad alienada de sus instintos naturales que se mueve por una artificialidad de en los hábitos y costumbres, de la incapacidad de ser una comunidad más allá de la superficie, pero repitiendo la fórmula de su obra anterior, sin moraleja ni falsos relatos sociales. Fascinante en lo estético.

6.- ¡Garcia! de Santiago García y Luis Bustos (Astiberri)

garcia1

Un puñetazo en la cara. Eso es lo que es el último trabajo de García y Bustos, una obra destinada a remover tripas entremezclando el thriller político y el relato de acción, pero que sin duda está cargado de muy mala leche en cuanto a la representación de nuestro país se refiere. Un reflejo de España aquí y ahora.

7.- Hit emocional de Juanjo Sáez (Sexto piso)

hit1

Nadie como Juanjo Sáez habla de su vida y nos hace sentir como parte de ella. En este título utiliza una herramienta infalible: la música. A través de esta hila una estructura narrativa vinculada a las experiencias personales, que a medida que pasan las páginas nos van pareciendo más y más nuestras.

8.- El paraíso perdido de Pablo Auladell (Sexto piso)

paraiso1

El paraíso perdido de John Milton es una obra compleja de ahí que el valor de esta adaptación/reescritura de Pablo Auladell sea tan interesante. Se trata de un libro bello que establece vínculos con algunos momentos de la historia del arte y en el que podemos ver la evolución del artista.

9.- Quartznaut de Álex Red (DeHavilland)

Quartz1

Un padre y una hija entra en una tienda muy especial en la que un perro entra en trance cuando escucha rock progresivo. Álex Red esboza la excusa perfecta para diseñar micromundos fantásticos en una obra divertida que hay que leer con los ojos, y la mente, muy abierta. Estética arrebatadora.

10.- Heartbeat de María Llovet (Norma Editorial)

heartbeat

La especialidad de la autora catalana es crear obras llenas de texturas y capas narrativas con múltiples referencias a la mitología y al arte en general. Esta vez el punto de partida son unos falsos adolescentes que juegan con la vida y la muerte, quitándola o dejándosela quitar. Una obra magnifica de una de mis autoras favoritas.

11.- Murcia de Magius (Entrecomics cómics)

murcia_Page_1

Magius reinterpreta el universo provincial murciano, los tejemanejes políticos, las liturgias religiosas, etc. En la que la perversión del concepto de rito nos permite explorar que hay detrás de costumbres que con el tiempo se han convertido en rutina.

12.- Las aventuras de Joselito de José Pablo García (Reino de Cordelia)

Joselito1

José Pablo García hace un homenaje pop en el sentido más amplio de la palabra con Joselito, uno de los iconos de la cultura popular española más reconocidos en todo el mundo. Pero no se queda en la superficie del homenaje sino los estilos gráficos son otro homenaje al cómic como arte en sí mismo. Una obra fantástica.

 @Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Spain is pain #231: Por un heimat musical

hit1

Hit emocional (Juanjo Sáez). Sexto piso, 2015. Rústica, 302 págs. Color 22€

Heimat es una palabra alemana cuyo significado tiene cierto parecido al de la palabra hogar. Sin embargo, tienen algunos aspectos diferenciales con respecto al termino hogar tal y como lo conocemos por estos lares. El heimat viene definido por el lugar en el que se nace, la infancia, las primeras experiencias lingüísticas y personales. Es la base a partir de la cual definimos al nosotros en oposición al vosotros a través del cual se refuerza el concepto de comunidad. Posiblemente desde mediados de la década de los cincuenta dichas experiencias están vinculados a las experiencias culturales que nos proporciona la cultura de masas. En Fast Food Nation, Eric Schlosser, nos habla de la experiencia Happy Meal por la que los niños asocian el ir a cierta cadena de comida rápida con el juego y el juguete de regalo que dan con la hamburguesa. Luego cuando esos niños se convierten en adultos y tienen hijos, buscan repetir la experiencia a través de esto.

No obstante, Juanjo Sáez nos habla de otro tipo de heimat, uno que no está circunscrito a la infancia, ni siquiera a la adolescencia, sino uno que se extiende a lo largo de toda la vida. Si bien Hit emocional es un libro presidido por la nostalgia se puede percibir como una serie de heimats habitados por canciones, géneros musicales, discos o artistas que definen una época muy concreta del autor. Los géneros más duros identificados con la adolescencia y lo indie presidiendo el paso a la adultez  para luego desparramarse en multitud de géneros.

hit2

El culto a la música en general viene definido en sí mismo por la intangibilidad de esta, no por el hecho coleccionista de acumular objetos, en este caso vinilos  o cd’s, la experiencia vital de la música está ligada a los encuentros y desencuentros con amigos y personas que se convierten en importantes a través de los cuales se desliza las conversaciones, los viajes, conciertos, etc. Pero de ahí trasciende otro aspecto si en un primer momento se nos habla de la música como una experiencia social, que va mucho más allá de reconocer la experiencia artística como tal y vinculada tanto a sus relaciones amorosas como amistades, en la actualidad en el ámbito virtual todo se traslada a un espacio mucho más personal y favorable para la reflexión y al recuerdo. Algo que vienen propiciado por los nuevos usos tecnológicos, las redes sociales permiten llegar a muchos más pero se pierde el calor humano de la música, de intentar convencer a otra persona de los bueno o malo que es un grupo, etc.

Hit emocional  no es, aunque lo parezca, un recopilatorio al uso, Juanjo reescribe de nuevo, en forma de añadiduras, para articular aquellas páginas que aparecieron en su momento en Rock de Lux para hablar más que de música de sus amigos de su familia y de su padre, del que ya nos habló en Crisis (de ansiedad), y al igual que este título necesita una lectura pausada, las emociones vertidas en ambos son muchas. Porque al final la música a pesar de la importancia que le da el autor barcelonés es un mero vehículo para la vida, pero también para estructurar, los recuerdos , las experiencias su vida profesional.

hit3

En la página 242 se refleja ese devenir vital de la música con lo humano y lo tecnológico, dice Juanjo Sáez:

Ya no se vive por décadas, casi ni por años, es todo de un día para el otro. NO CREO QUE SEA NECESARIAMENTE PEOR. Internet y la tecnología nos han ofrecido la oportunidad de poder escucharlo todo y ahora. No es necesario descubrir algo e ir tirando de veta de grupos parecidos que sabes que probablemente te van a gustar. Ahora puedes probar sin miedo, incluso escuchas música que no te gusta solo por curiosidad.

Ahora simplemente escucho música. No me guío por ella. Es raro y eso me hacho sentir algo perdido estos últimos años. Se me junto todo, todo se convirtió en efímero y superficial.

Sin épocas, ni periodos, sin evolución y sin un futuro predeterminado, la música ha entrado en un bucle de mano de lo tecnológico que puede hacer perder ese vínculo emocional y personalista que deben tener las canciones y los artistas en nuestra vida. Se trata en cierto modo de una forma de pérdida de identidad individual que viene de la mano de una atemporalización brutal de la cultura. Los textos ya no tienen una época, todos se miden por el rasero de la actualidad y la temporalización de los mismos es ínfima comparado con hace tan solo tres lustros. Los tiempos que corren y la tecnología, que en muchos casos son benditos, nos impiden hacer madurar los textos culturales contando más la cantidad de lo consumido que el tiempo dedicado a cada uno de estos. La canción, el libro o la película como guía está desapareciendo a golpe de novedad diaria, quizás por eso nos sentimos tan perdidos. Por eso Hit emocional es un canto a la música como heimat. Un pequeño cajón de recuerdos en forma de libro.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Pablo Auladell vs. Goya, Turner y Friedrich

Aul1

 El paraíso perdido de John Milton por Pablo Auladell (2015) pág. 50   Crítica

El coloso de Goya (1810-1818)

Aul2

El paraíso perdido de John Milton por Pablo Auladell (2015) pág. 105

Tormenta de nieve: Un vapor a la entrada del puerto de Turner (1842)

Aul3

El paraíso perdido de John Milton por Pablo Auladell (2015) pág. 158

Paisaje de las montañas de Silesia de Friedrich (1815-1820)

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Spain is pain #206: Tan buena como la de los antiguos

 paraiso1

El paraíso perdido (Pablo Auladell y John Milton) Sexto Piso Editorial, 2015. Cartoné, 320 págs. Color, 27€

Esta revisión de la obra de Milton en los tiempos del desahucio resulta un tanto paradójica. Adán y Eva fueron expulsados por probar la fruta de la ciencia; a día de hoy la provocación menor, se hecha de sus hogares a las personas solo por el hecho de querer vivir dignamente. Pero lejos de lecturas contemporáneas y de querer comparar a los bancos y a los políticos con el Satán descrito por Milton, la adaptación de Pablo Auladell recorre otros sitios de la obra original, encontrándose con clásicos de la pintura y con una obra literaria que circula paralela a mi querida La divina comedia de Dante.

El capítulo 12, titulado “La conquista de la realidad”, de La historia del arte de Gombrich dedicado a los inicios del renacimiento empieza con estas palabras: “el termino renacimiento significa volver a nacer o instaurar de nuevo, y la idea de semejante renacimiento comenzó a ganar terreno en Italia desde la época de Giotto. Cuando la gente de entonces deseaba elogiar a un poeta o a un artista decía que su obra era tan buena como la de los antiguos” (2010: 23) No se me ocurre mejor elogio para hablar que el trabajo de Auladell que su capacidad de recoger, ya sea de manera consciente o inconsciente, las obras de los clásicos para reinventar la inmortal obra de Milton.

paraiso2

A pesar de que sean apreciaciones puramente personales me parece que esta reescritura es un tributo al renacimiento italiano quedándose con la esencia del mismo y filtrándolo a través de obras y autores de otros periodos. La primera referencia seria Caída del Hombre, pecado original y expulsión del Paraíso (1509) de Miguel Ángel una obra dura en la que en un par de secuencias se narran la tentación y la expulsión, aunque los estilos utilizados en este trabajo son más contemporáneos, me vienen a la cabeza obras como:  El coloso (1810-1818) de Goya, Tormenta de nieve: Un vapor a la entrada del puerto (1842) de Turner o Paisaje de las montañas de Silesia (1815-1820) de Friedrich. Obras que al igual que en esta se percibe lo sublime a través de la contundencia de lo etéreo. En el único espacio en el que existe una fisicidad concreta es en la tierra creada por Dios en la que todos los seres han de concretarse en forma y fondo. Lejos de ahí, en el cielo y el infierno, los espacios se construyen como indefinidos a pesar de como los bandos están determinados ideológicamente.

paraiso3

Decía Gombrich “renacimiento significa volver a nacer”, al principio del libro Auladell nos habla del proceso de la obra hecho en un periodo de tiempo largo, en diferentes momentos de su vida como creador y de que esos cambios se aprecian a lo largo de la obra. Es evidente que no es el mismo autor el que empieza que el que finaliza. Existe un renacimiento continuo después de cada periodo, y tras cada reinicio. Todo ello juega en favor de la reimaginación de la obra de Milton. Un trabajo en sí mismo difícil de adaptar por dos motivos: la historia de la expulsión del paraíso es harta conocida por todo el mundo y la obra de Milton es compleja lo cual es una mezcla imposible de la que es difícil salir airoso, por otro lado la obra del autor británico es compleja y de una personalidad apabullante. El autor valenciano se sale con la suya manteniendo el equilibrio haciendo un relato interesante con personalidad pero sin que la obra original se pierda en lo que podría haber sido un trabajo excesivamente interpretativo. Una oportunidad para conocer El paraíso perdido de John Milton a través de El paraíso perdido de Pablo Auladell.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

La inexistente diferencia entre raro y diferente

extranos

Extraños (Javier Sáez Castán). Sexto Piso Editorial, 2014. Rústica. 25,3 x 37 cm. 48 págs. Color. 24€

Todos somos diferentes para poder reconocernos entre iguales. Elementos tan cotidianos como las tribus urbanas no son más que un ejemplo de la muerte de la singularidad, ya que todo lo que se escapa de la norma vuelve a encontrar su camino dentro de una clasificación menor que en cierto sentido respeta en su totalidad al organigrama superior. Puede que en su origen los punkis o los heavys supusieran un mínimo enfrentamiento a todo lo establecido. Hoy en día ya no es así, y propuestas tan extremas como los neogóticos no sorprenden más allá de algunas señoras de pueblo que pueden extrañarse ante una apariencia tan extrema. Pero ten por seguro que el dependiente de El Corte Inglés o el conductor del autobús urbano no te va a dedicar más de una mirada de lástima o repulsa.

Lo extraño ha desaparecido totalmente del espectro social habitual, todo se diluye en la actualidad hasta el punto de que algo como mucho puede aspirar a ser excéntrico pero por seguro jamás romperá las estructuras mentales con las que explicamos nuestro mundo, pues las mismas son tan elásticas que casi cualquier realidad cabe dentro de las mismas. Ese gran horror cósmico del que hablaban Lovecraft y sus discípulos, conceptos tan abstractos que podían causar la locura, han muerto, pues en Youtube todo es posible. Así que es de agradecer la existencia de obras como Extraños de Javier Sáez Castán, un ejercicio que trata de recuperar lo raro, lo insólito, lo extraño en sí mismo, pero no a través de la creación de nuevos misterios, sino añadiendo nuevos niveles a relatos del siglo XX que prácticamente se han convertido en cuentos del día a día.

Así encontramos en Extraños tres historias: el ataque de una babosa gigante a Nueva York, la cual recuerda a las películas clásicas de serie B; los problemas de integración de un monstruo en un pequeño pueblo de Escocia, canto a la criptozoología; y la aventura de un monstruo clásico convertido en un padre de familia, americano pero obligado a salvar a Estados Unidos y el mundo. Como es lógico, estas historias se pueden enfocar dentro del cine de bajo presupuesto estadounidense más centrado en el terror y la ciencia-ficción, no por poco el maestro de ceremonias que enlaza las historias es el insigne Vincent Price. Pero el valor de lo realizado por Javier Sáez Castán no es revisitar estas historias, sino complicarlas, consiguiendo que algo extraño que se ha convertido en normal adquiera un nuevo nivel de complejidad que vuelve a lanzar la historia fuera de la lógica. En este sentido, el ejercicio se podría considerar como la segunda venida del misterio, primero lo aceptamos para después darnos cuenta de que esconde más de lo que pudiera parecer. En un mundo donde los hombres están acostumbrados a los monstruos gigantes, a las lombrices en paro y a los actores procedentes de otros planetas, se abre una nueva brecha que nos muestra como lo que pensábamos, esconde mucho más de lo que podía parecer a simple vista.

extra

La primera historia, Tan grande… ¡Tan rosa!, nos hace reflexionar sobre como todo está tan encasillado que incluso le pedimos a los monstruos que nos asusten de una forma determinada. En la trama, una gigantesca babosa ataca la ciudad de Nueva York, destrozando edificios y devorando a todos los neoyorquinos que se cruzan en su camino. Pero para nuestra sorpresa, los habitantes de la urbe no huyen despavoridos, sino que simplemente se limitan a reírse ante la bestia, a señalarla con el dedo entre carcajadas mientras son devorados. Todo debido a un elemento tan arbitrario como el color de la criatura, la cual es rosa. Algo que puede parecer anecdótico se vuelve del todo básico, ya que los habitantes de Nueva York no pueden asustarse de algo tan naïf como un monstruo rosa. Este juego con el color se repite en la segunda historia, El horror de Lonch Lambton, donde un gigantesco gusano de mortadela marrón vive deprimido entre los vecinos que le ignoran. Todo hasta que decide cambiar su aspecto y al volverse azul se convierte en una criatura monstruosa que obliga a llamar al ejército. La historia final, Luces de Sorax, también se vale del color para explicarse, aunque en este caso es un alienígena verde el que a pesar de ser diferente se adapta al crisol norteamericano, simplemente porque es útil a dicha sociedad, sociedad a la que termina amando tanto, incluida sus marcas, que no duda en acabar con sus congéneres antes de que pongan sus pies sobre la Tierra.

El juego con el color de Javier Sáez Castán en Extraños es sin duda un acierto, pues al final los monstruos, por muy desagradables que sean, se definen simplemente por su tonalidad, lo que los hace iguales o diferentes, es decir, extraños. El color no sólo hace que algo inofensivo sea terrible, sino que es capaz de eliminar la percepción de peligro de una amenaza. Todo esto, como es lógico, se encuentra incrustado en un universo de pura extrañeza donde el mundo es tan parecido al nuestro que podría ser un reflejo perfecto, aunque pequeñas notas disonantes, minúsculas, nos dejan un sabor extraño en la boca. El aire huele igual pero indudablemente no es el mismo.

@bartofg

@lectorbicefalo

Sinfonía de la identidad

travengde

 

B. Traven retrato de un anónimo célebre (Golo). Sexto Piso Editorial, 2012. Cartoné. 18,5 x 26,5 cm. 144 págs. Color. 23 €

Un estornudo puede cambiar el mundo. Un conocido director de cine de género me contó una vez la que posiblemente sea la anécdota más aterradora y definitoria sobre el azar y el destino. En cierta ocasión conoció a un excombatiente de la Guerra de Yugoslavia reconvertido en peluquero. Mientras este extraño sujeto pasaba unas tijeras muy cerca de sus orejas le relataba como llevaba a cabo posiblemente el más monstruoso trabajo de la guerra: asesinar civiles para aumentar la tensión y el terror. Desde lo alto de una azotea de Sarajevo, y equipado con un rifle de francotirador, se entretenía en masacrar a cualquiera lo suficientemente desesperado como para cruzar las calles de la ciudad. En cierta ocasión, tenía en su punto de mira a una joven embarazada, hecho que no parecía alterarle demasiado. Cuando se disponía a asesinar a la madre, el monstruo estornudó. Cuando volvió a mirar por la mira óptica, la futura madre había desaparecido, sin inmutarse buscó una nueva víctima, en este caso, un hombre de mediana edad que terminó su vida sobre los escombros de Sarajevo, posiblemente sin que nadie se atreviera a retirar su cadáver. El corte de pelo continuó en silencio, con el peluquero silbando y el director de cine totalmente consciente del valor de la vida humana y del verdadero peligro de los monstruos que habitan entre nosotros.

Es completamente imposible saber qué fue de aquella chica embarazada y de su bebé, la cual posiblemente ni se supo objetivo de la parca, del mismo modo que poco se puede teorizar sobre el futuro del triste receptor de la bala. El azar puede determinar demasiado fuera de cualquier lógica. En cierto momento de B. Traven retrato de un anónimo célebre, cómic del autor francés afincado en Egipto Golo, pseudónimo tras el que se esconde Guy Nadeau, somos testigos de como el protagonista salva la vida más de una vez gracias a la simple fortuna, haciendo que gracias al destino ciego la vida de un activista de izquierdas alemán termine convirtiéndose en la de un famoso escritor afincado en México. Pero Golo no desarrolla ninguna vida llena de peripecias com si se tratara de un moderno barón Münchhausen, ya que tras B. Traven se esconde un autor real que dedicó buena parte de su vida a eliminar casi cualquier constancia de su existencia más allá de la ejecución de la escritura, consciente de su poder como elemento para generar debate y pulsar a las consciencias.

Ret Marut. B. Traven, Traven Torsvan o Hal Croves son diversas máscaras de la misma vida, la cual en parte ha devido ser reconstruida por Golo a través de los estudios del autor y de sus obras, intentando conocer al responsable de un folleto comunista en la Alemania posterior a la Primera Guerra Mundial, al mendigo en los países bajos, al carbonero en un mercante, al recogedor de algodón, al explorador de la selva mexicana y al representante del autor de la obra El tesoro de Sierra Madre en sus negociaciones con John Huston. Esta amalgama de historias consiguen fluir de forma natural hasta el punto de conformar un único discurso lineal donde Golo nos descubre a un hombre con un único amor, la escritura, y con una devoción absoluta por el trabajo, tanto en su ejecución como en la defensa de los obreros. Golo nos presenta a un general en las trincheras, alguien que no teme escribir novelas de aventuras con discurso obrero ya que el ha vivido la propia aventura realizando los peores empleos para peones no cualificados.

tavern pag

Sin embargo, esta variedad de elementos a lo largo de la vida de Traven, obligan quizás a Golo a tener que explicar demasiado, creando tres espacios demasiado separados en la obra. En un primer momento tenemos a la etapa Alemana de Traven donde la peripecia del personaje, sobre todo tras la Gran Guerra, queda supeditada a la explicación de la situación política del país y a las crisis provocadas por la inestabilidad política. Es cierto que todo conocimiento es siempre bien recibido, pero nos encontramos con unas páginas quizás demasiado teóricas e historiográficas, muy alejadas del lirismo de la odisea que le llevará a América y del resto de su vida pasado en México. Golo sabe dominar perfectamente los tiempos e incluso los planos, pasando con soltura entre diversas ópticas, pasando sin problemas desde el narrador omnisciente hasta la primera persona, ya sea desde dentro de la piel de B. Traven o a través de los ojos de un testigo de su vida. Estos cambios de óptica, que muchas veces parecen obedecer más a la belleza del texto que a la mera claridad del relato, ayudan a crear ese aspecto casi irreal en el que casi no podemos estar seguros de quién era realmente el autor alemán adoptado por México.

Pero si en algún lugar sobresale sobremanera el trabajo de Golo es en su acabado visual, no sólo ya en la calidad de su trazo, sino en la capacidad de adaptarlo para moldear la percepción del lector. Mientras que para la mayoría de B. Traven retrato de un anónimo célebre nos encontramos con una línea y una narrativa puesta por completo al servicio del avance de la historia, Golo no duda en cambiar de estilo para conseguir los más diversos resultados, desde rememorar la pintura o la fotografía hasta llegar a cotas de surrealismo en algunas páginas donde la poesía sirve de nexo entre diversos aspectos de la vida de B. Traven, el cual sin duda no puede ser el mismo durmiendo en un callejón de Róterdam que rodeado de ruinas precolombinas en Chiapas. Contar la vida de este personaje es una obra titánica, no sólo por la complejidad del mismo sino por los trozos de su existencia que se encuentran diseminados, muchos de los cuales ni siquiera casan entre sí, con lo que en B. Traven retrato de un anónimo célebre, Golo trata de reconstruir la historia del bávaro de Múnich no sólo ya desde coordenadas espacio-temporales, sino desde la complejidad de los sentimientos y las sensaciones.

@bartofg

@lectorbicefalo