Klingons Come Home!!!

PortadaST_DestinoManifiesto

Star Trek: Destino manifiesto (Mike Johnson / Ryan Parrot / Ángel Hernández). Drakul editorial, 2018. Rústica, 112 págs. Color, 14,95 €

Star Trek, no solo es el referente cultural más potente del siglo XX, por su repercusión popular sino también por la cantidad de homenajes, parodias y todo tipo de reescrituras de las que ha sido objeto. No solo es la serie que cambió el concepto de ficción televisiva sino la relación de los fans con los creadores y los actores de una producción televisiva. También tiene el honor de ser la serio de televisión una vida más larga en cómics, desde los primeros aparecidos en octubre de 1967 por parte de Gold Key ha habido una continuidad, siempre ha habido colecciones de grapa. Con la multiplicación de series, personajes y multiversos todo se amplifica hasta el punto que las viñetas centradas en este universo conforman un corpus ficcional tan extenso como el original.

Star Trek: Destino manifiesto forma parte de la línea temporal iniciada con la película dirigida por J.J. Abrams en la que Vulcano y la gran mayoría de sus habitantes han desaparecido y en el que los klingons, antagonistas clásicos de la serie original, no han irrumpido con fuerza. Todo a la espera de la posibilidad de que Tarantino lleve a cabo un proyecto en el que los hijos de Kahless tendrán un papel capital, en otra línea temporal. Mike Johnson y Ryan Parrot aprovechan este vacío para introducir a klingons en este universo expandido, quizás dado el éxito de la trama klingon de Star Trek: Discovery, con la idea de introducir dicha cultura en este nuevo universo.

ST_DestinoManifiesto_Pag5-1024

En esta miniserie aprovechan para hablar de la piedra angular de los cabeza de tortuga: el honor. Un grupo de klingons descastados, que no pertenecen a ninguna familia son lanzados por el Imperio como ariete a nuevos planetas para someter a los habitantes y anexarlos al gran Imperio Klingon. En esa búsqueda ciega del honor el capitán de esa nave decide atacar a la Enterprise no importándole el coste de vidas, ni humanas ni klingons. Por su lado la segundo de abordo decide que esa forma de proceder no corresponde a un klingon y decide contrarrestarlo con la ayuda de una parte de los miembros de la Federación.

Para cualquiera de los millones de fans de este universo, entre los cuales me incluyo, tiene que resultar, en primer lugar, un cómic que encaja a la perfección en el canon que está circunscrito, en segundo lugar, una lectura entretenida y emocionante, y, en tercer lugar, un atractivo la inclusión de los antagonistas tradicionales que ya estaban tardando en llegar a esta línea temporal. Se agradece, al menos para los que no somos muy fans del technobabbling, que los guionistas se pongan demasiado pesados con cuestiones técnicas de esta ficción galáctica, lo cual amplía el mercado de este título a lectores que no sean seguidores acérrimos Star Trek y que lo único que quieran es leer un cómic de acción muy interesante.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios