Spain is pain #302: Roco Vargas Strikes back.

jupiter1.jpg

Roco Vargas, Júpiter (Daniel Torres) Norma Editorial, 2017. Cartoné, 80 pags. Color, 18€

Lo onírico suele ser un elemento narrativo descrito para diferenciar la realidad de aquello que construye el subconsciente por su lado, pero como una nota a pie de página. La utilización como recurso es una característica de aquellos relatos que transitan tanto por los escenarios de la realidad ficcional planteada como en la psique de los protagonistas. La idea de utilizar los sueños funciona como un medio para explicar aquello que no se puede contar con los existentes de la realidad, sirve a modo, cuando se utiliza mal, de Deus ex Machina cuando la narración principal cojea por algún lado y el narrador utiliza un punto de escape de un callejón sin salida.

En otras ocasiones en aquellos relatos que utilizan lo onírico dentro de un texto en el que los sueños forman parte del universo, para ello se deben de plantear las reglas de funcionamiento desde el principio. Definir el sueño y todo lo que sucede en el como una parte más del relato para hacer entender al lector que lo que sucede en la mente del protagonista durante esos momentos es tan relevante como aquello que sucede en la realidad ficcional. En Júpiter, la última aventura de Roco Vargas, Daniel Torres apuesta por situar lo que sucede en la mente del aventurero durante un coma de dos meses será relevante y vital para el desarrollo de esta aventura.

jupiter2

La ciencia ficción que se desarrolla en las aventuras de Roco Vargas se destila cierto gusto por los textos clásicos del género siendo a veces comparado como una versión actualizada del Flash Gordon de Alex Raymond en el que desaparecen ciertos referentes del mundo real para elaborar un universo que se valga por sí mismo. En Júpiter a parte de seguir con la narrativa el anterior álbum, se deshace la idea de resetear al personajes tras cada entrega, aportando una linealidad que se recoge como parte de un relato global que no olvida a los clásicos de Torres con este personaje como es el caso de La estrella lejana, que ya supuso en su momento un punto y aparte, un pequeño cierre.

Júpiter funciona a modo de fin de ciclo con un perfil estético completamente diferente al resto de aventuras basándose en el sueño inicial de Vargas, este delimitará el espacio narrativo del resto del álbum. Con una escena inicial que debemos de clasificar de obra maestra el autor da continuidad a La balada de Dry Martini unificando el universo con un espacio dominado por el verde, no solo en los colores sino también en la temática. El resto consiste en dejarse llevar viñeta a viñeta para ver cómo se desarrollan el resto de páginas. Sorprendentemente el volumen presenta un equilibrio que respeta tanto aquellos lectores asiduos a las aventuras de estos personajes como de aquellos que por primera vez descubren a Roco Vargas, un personaje lo suficientemente consolidado como para poder gustar a todo tipo de lectores a través de un relato clásico pero con un punto de vanguardia visual capaz de maravillar a cualquiera.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios