Spain is Pain #311: Guerra Civil Metahumana

malaga 1

1937: La toma de Málaga (Roberto Corroto, Román López-Cabrera y Marina Armengol Más). Carmona en Viñetas, 2017. Grapa, 32 págs. Color, 3,50 €

La cultura anglosajona es más proclive a reimaginar su pasado en términos de presente, no solo en cuanto a realidad sino también de ficción. Desde momento históricos relevantes hasta cachitos de la microhistoria de cada país, tampoco escapan de esto los conflictos bélicos con la inclusión de personajes fantásticos, mitológicos o incluso humanos con poderes. En muchos casos cuesta releer la historia, y más con el caso de las guerras, cuando se incluye a personajes con más poderes que el resto de humanos. Eso implica que ni siquiera en ese universo ficcional los superhéroes que participaron por parte de las fuerzas del mal o no pudieron con los villanos o finalmente se alistaron a las filas equivocadas. O que simple y llanamente esos metahumanos podían morir.

Posiblemente eso es lo que más me ha gustado de 1937: La toma de Málaga, trabajo en el que aparecen seres con superpoderes en mitad del conflicto parricida que arraso España a finales de la década de los 30. En ese sentido la obra en cuestión se plantea como modélica: una trama bien ambientada, sencilla, visualmente atractiva y que no busca ni la lástima del lector ni dar una enseñanza moral. Esto último suele ser así en este tipo de obras: el tener un sesgo ideológico, tener una enseñanza y reducir la función del lector a pasar las páginas una tras otra. En este caso el guion de Corroto no está planteado desde esos parámetros. La inclusión de seres con poderes está realizada con normalidad, tanta, que hasta pueden morir. La muerte se convierte no solo en un problema para los combatientes humanos, sino que la tenacidad de estos puede acabar derrotando a los semidioses que forman parte del conflicto.

malaga 2

Este comic book se desarrolla con la llegada del conflicto a la capital malagueña el enfrentamiento se divide en tres bandas, por un lado, los mal llamados nacionales que se ven superados por la “colaboración” italiana y su equipo de metahumanos que quieren la gloria de la conquista y los militares españoles golpistas que quieren ser ellos los que supriman cualquier hálito de libertad en el territorio nacional. Por otro lado, el desorganizado bando republicano vive asediado, pero con personas con poderes. Sin embargo, tienen que luchar tanto con el enemigo interior como con el exterior. La fragmentación en este bando es tan terrible que ni tan solo los superhéroes pueden rentabilizar su fuerza.

A diferencia de lo que el periodista Joseph Kessel y el fotógrafo Jean Moral nos mostraron en sus artículos publicados en la prensa francesa del momento, no hace falta ser morboso y escribir con la sangre de las víctimas, el fin no justifica los medios. Roberto Corroto, Román López-Cabrera y Marina Armengol Más nos muestran otra forma de contar la Guerra Civil, esa que tanto nos duele, incluyendo en un universo histórico elementos puramente ficcionales, pero sin deformar la realidad, como ya se ha dicho anteriormente estos héroes mueren al igual que los soldados rasos; pero el matiz de que el totalitarismo los ha instrumentalizado y mecanizado es importante. Las máquinas ideológicas tienden a incluir a todos aquellos elementos sociales, incluidos aquellos más despreciables, por un fin común, pero para conseguir otras metas. 1937: La toma de Málaga es un tebeo entretenido, sencillo de planteamiento, pero ahí reside la calidad del mismo, en eso y en un dibujo cumplidor y atractivo que sabe adaptar esa ficción dentro de una realidad muy cruda.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Spain is Pain #300: paranormal-buddy-monster-road comic.

sicarios 1sicarios 3

Sicarios 1-3 (Roberto Corroto y Ertito Montana). Zona 00 cómics. Grapa, 32 págs c/u. Color, 3,50 c/u.

En los relatos de género el espacio juega un papel muy importante, diría que vital, tanto que en muchos casos los escenarios y las localizaciones empleadas, más que convertirse, son un protagonista más, o al menos deberían serlo. Esto sucede cuando el escenario lo llena todo, o más bien inunda no silo visualmente sino también conceptualmente. Eso sucede incluso con los no-lugares, espacios de transito de los cuales no se puede establecer una conexión psicológica directa con el personaje, ni este se puede reflejar a ese nivel con dicho espacio y que tampoco poseen un tiempo determinado, o las marcas del mismo son tan pocas que son irrelevantes.

Pero los no-lugares se puede reescribir a través de una redefinición del espacio que hacen los propios personajes. Esto puede suceder cuando los protagonistas y los secundarios que lo pueblan rompen la hegemonía del espacio, y se apoderan de él dando un significado concreto a este. Solo así se puede convertir una localización en un actante en un elemento narrativo cargado de significados. Esto suele suceder con personajes que se supone que llevan habitando un espacio concreto, con el tiempo le aporta capas de textura de intrahistorias tanto individuales como comunales.

La puesta en escena de Sicarios bebe directamente de esa idea el desarrollo de unos personajes a través del espacio y viceversa. Uno de los riesgos que tiene poner una zona desértica como localización es que esta pueda absorber por completo el relato y dejar a los personajes a la merced de lo que el escenario le pida. Dicho de otro modo, los autores han conseguido que el escenario tenga un carácter tan protagónico como Phil y Riot. Ambos son los conductores por un escenario árido lleno de sorpresas y ellos serán los encargados de hacernos conocer ese espacio.

sicarios 4

Sicarios nos cuenta la historia de dos personajes que como punto de partida se dedican a “solucionar” problemas de aquellos que los reclaman, pero ya en la primera aventura Olmito, vemos como las cosas se desvían cuando intentan liquidar a un maltratador se revela la verdadera identidad de Phil y Riot. Estos no son personas normales tienen una serie de poderes que al parecer atraen todo tipo de monstruos abisales en mitad del desierto rural estadounidense. Todo en un escenario que poco a poco va revelando su importancia en el relato, hasta el punto de dudar quien acompaña a quien.

Roberto Corroto y Ertito Montana apuestan en Sicarios por un paranormal-buddy-monster-road cómic con unos personajes muy bien definidos y que tienen como pauta narrativa principal el crecimiento de los mismos entrega a entrega. Algo que también sucede con los escenarios que poco a poco se construyen en nuestro imaginario complementando las ideas previas sobre el mismo. Eso nos hace pensar en un crecimiento no solo del universo planteado ya que es el tipo de ficción que enamora entrega a entrega y aventura a aventura.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo