Dorohedoro vol. 5 (QHayashida)

sobrecubierta_dorohedoro_5_WEB.jpg

Dorohedoro vol. 5 (QHayashida). Ecc, 2018. Rústica, 178 págs. B/N, 9,95 €

En la entrada anterior dedicada a los cuatro primeros tomos de Dorohedoro vimos que algunas de las pautas de creación de mundo que QHayashida hacía para esta creación es de libro. En primer lugar, no hay una presentación de personajes masiva, van apareciendo poco a poco, conociendo sus motivaciones; luego vamos conociendo el entorno más cercano, lugares y personajes; y para acabar el funcionamiento de ese mundo llamado Hole, condicionantes sociales, reglas de juego con las que los personajes deben interactuar, y tratándose de una narración sujeta a cuestiones fantásticas, en este caso de magos, como afecta esto a esta sociedad ficcional.

La línea argumental principal es la de Caimán que debe investigar que mago fue el que le convirtió en un reptiloide. Esa trama sigue ahí pero el autor opta en este volumen por describirnos otros aspectos de este universo. Caimán sigue ahí, pero en este caso se convierte en una especie de host para un lector que debe de descubrir las reglas del juego de los magos. Por otro lado, está la trama de En, el mago más reputado de la ciudad, que en este volumen empieza a tomar forma su línea argumental: encontrar un mago que sea capaz de controlar el tiempo. Ambas tramas se cruzan en un festival en el que los magos deben de encontrar una pareja, como acompañante de aventuras, en una relación simbiótica en la que ambos vean potenciados sus poderes. Vemos que el mundo de los magos es cruel y duro, que se mata y se muere por conseguir la pareja adecuada.

Mientras todo eso sucede, a diferencia de muchos mangas comerciales, el tiempo narrativo no es acelerado deja pasar el tiempo en la medida de lo necesario. El estilo gráfico sigue siendo potente y el diseño de personajes, la aparición de nuevos, sigue siendo muy atractivo. Dorohedoro es uno de esos mangas que funciona en el boca a boca, tiene personajes hiperatractivos pero el conjunto es más que satisfactorio, desde los protagonistas a los secundarios que funcionan como un reloj, al diseño de escenarios. Es uno de los mangas a los que hay que darle una buena oportunidad.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Ciudades de magos

Dorohedoro vols. 1-5 (Q-Hayashida). ECC, 2018. Rústica, 160-178 págs. c/u. B/N y color, 9,95€

El manga de principios de siglo todavía mantiene ciertos aspectos narrativos pertenecientes a la década de los noventa que pasan por cierta formulación del universo y los escenarios pasando por cierto desparpajo en los personajes propuestos, tramas que hacen crecer ese mundo de ficción de manera sostenible, a pesar de que a veces pueda parecer improvisado pero que acababa convirtiéndose en un relato mundo más coherente que muchos tebeos nipones actuales. Los noventa grosso modo planteaban un discurso divido entre el megaéxito que fue Dragon Ball, los universos megatecnológicos de Masamune Shirow, ¡comedias tipo Oh! My Godess, hasta los mangas para adolescentes salidorros de Masakazu Katsura. Éxitos a nivel nacional que fueron los primeros en romper el mercado occidental.

Lo que viene en los primeros años del siglo XXI es una especie de mixtura, todos los géneros mantienen sus pautas narrativas, pero siguen resonando el desparpajo de la década anterior, pero consolidando universos que pueden dar para largo. Eso sin olvidar cierto sentido de lo cómico dejando de lado cierta trascendencia y sin tomarse en serio así mismas. Dorohedoro de Q-Hayashida entra perfectamente en esta categoría a través de los protagonistas principales, el más importante Hole, la ciudad donde se desarrolla la acción de este título. Se trata de una metrópolis a la que van los magos a realizar su periodo de pruebas sobre los ciudadanos que la pueblan. Uno de estos es Caimán, el protagonista principal, o mejor dicho aquel que nos introduce en las mecánicas sociales de Hole.

dorohedoro 6

 Caimán es un reptil con forma humanoide que se dedica a matar a los magos con los que se encuentra, pero previamente les atrapa la cabeza para preguntarles que les ha dicho el hombre que lleva dentro, dicho procedimiento tiene como fin saber que mago le indujo a dicha forma. El primer asesinato que cometerá dará lugar a la línea narrativa de un antagonista, mago y que nos introducirá a la pléyade de magos que forman el otro grupo de protagonistas-antagonistas. Estos están encabezados por En, especializado en hongos buscaran vengarse de Caimán y conocer su origen. A Caimán le acompaña Nikaido, una exmaga que poco a poco va descubriéndose como un gran personaje aparte de llenar la panza del reptil de Gyozas.

No son solo las narrativas que rodean a los personajes lo que hacen atractivo a este manga sino las situaciones que ayudan a redondearlos: una competición de matar zombies el día de los muertos, un partido de béisbol, las incursiones de Caimán a la ciudad de los magos. Eso y un apartado gráfico apabullante que en las páginas a color resulta sencillamente rompedor. Dorohedoro son de esos mangas que en un principio pasan desapercibidos, el tárget no está muy claro, para lectores de manga de primera hornada o para los más jóvenes? Una vez superado ese escollo se convierte en una lectura muy gratificante y divertida.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo