El camino del sirviente (2)

Hanzô: El camino del asesino Vols. 7-9. (Kazuo Koike y Goseki Kojima). ECC, 2015-2016. Rústica, 450 pags aprox. c/u. B/N, 14,95€.

En la primera entrada dedicada a esta colección ya pudimos apreciar como algunas de las constantes arquetípicas de estos dos autores se plasman a la perfección. Pero sobre todo una que se convierte en vital para poder entender el bloque central del relato: las relaciones entre personajes y las estructuras jerárquicas de la sociedad japonesa de ese periodo. Estos factores pasan por una lucha por el poder constante e inacabable. Ieyasu pasa de ser en la primera trama un personaje dependiente de sus superiores, pero sobre todo de Hanzo a ser un personaje que forma parte importante de la trama con poder de decisión y de ser tenido en cuenta por todo el mundo.

Ese cambio de carácter pasa por la intervención constante de Hanzo, no solo como consejero estratégico sino como el protector que siempre va a estar encima de este para convertirle en un ser invulnerable y en gran parte responsable de los avances militares de este. Estos tres volúmenes se centran en las luchas entre los diferentes clanes, dando la sensación de que Hanzo pasa a un segundo plano se convierte en un elemento secundario que parapeta a su señor y se convierte en la avanzadilla de este. Esto sucede en el tomo 7 y la mitad del octavo. Las tramas giran en torno a los pactos entre clanes.

hanzo4

Lo curioso es que Hanzo se sigue describiendo como un personaje que se describe a través de la relación con las mujeres, lo vimos en los volúmenes anteriores y lo podemos seguir comprobando en estas tres entregas. Esto sucede principalmente en el tomo octavo y el noveno que giran en torno a las relación de este con otras féminas tan peligrosas y astutas como el mismo. Así pues utiliza el sexo al igual que ellas como una herramienta básica para llevar a cabo su misión. La mente de esta retorcida y lucida le hace hacer pasarse por un anciano para no ser detectado cuando va a asesinar a Shingen Takeda. La ninja que se ocupa de guardarle las espaldas se ve obligada a acostarse con este como medida de protección. Por el camino Hanzo se enamorará de esta y la incorporará a su harén de mujeres ninja.

Es evidente que Koike y Koijima explotan a la perfección la mostración del cuerpo femenino desnudo, pero esta artimaña guarda la esencia de dichos personajes. Por lo general independientes, fuertes y decididos. Ninguno de ellos tiene nada que envidiar a su contraparte masculina, es más son dibujadas como supervivientes natas. En el noveno volumen se pone de manifiesto ese aspecto la importancia de la mujer no solo en sus facetas más clásicas sino en aquellas de una mujer renovada y resuelta, tanto que al final quedan dudas si son estas que están al servicio de Hanzo o a inversa. Como cualquiera de las obras de estos autores Hanzô: El camino del asesino representa lo mejor del manga que tiene como protagonistas a los samuráis. Es decir un título imprescindible para los amantes de los dramas históricos nipones.

Otras obras de Koike y Kojima en el blog:

Son Goku, el héroe de la ruta de la seda 1 2

Kasajiro, el clava tatamis

El hombre sediento 1 2

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

​Son Goku, el héroe de la ruta de la seda nº 4 (Kazuo Koike y Goseki Kojima

Son Goku, el héroe de la ruta de la seda nº 4 (Kazuo Koike y Goseki Kojima). ECC, 2016. Rústica con sobrecubierta, 384 págs. B/N, 13,95.

En entradas anteriores dedicadas a este título ya se comentó la influencia del texto original  a lo largo de la cultura asiática. Se trata de un relato fundacional en el cual se basa miles de relatos, sin tener en cuenta los cientos de adaptaciones como la archiconocida de Akira Toriyama o el mismo sobre la que estamos escribiendo aquí.  En este volumen asistimos a como el Mariscal de los Juncales Celestes se convierte en el cerdo  salido que conocemos de los primeros volúmenes. En volúmenes anteriores vimos como sucede lo mismo con Son Goku. En su travesía tras la transformaciones vemos las penurias que este sufre y como el especismo se ceba con el de mala manera.

Sin embargo, me interesa mucho más atacar un tema en esta breve reseña, y es de la cosificación de los animales como algo que uno de manera transversal todas las culturas de la tierra. El cerdo sufre mil perrerías solo por el hecho de serlo pero nuestro protagonista tiene un elemento que lo convierte en un ser preciado para ser maltratado como forma de entretenimiento. Tras haber ingerido melocotones de un jardín celestial este vuela. Los humanos tras descubrirlo intentan hacerlo volar a su antojo y para ello lo queman, lo ahorcan, lo entierran, y lo que haga falta. El cerdo empieza a dejar el estigma una vez recupera una estima, por decirlo de alguna manera: humana. Se viste como tal y empuña un arma para poder defenderse.

Quizás por todo lo mencionado anteriormente Son Goku, el héroe de la ruta de la seda es una obra interesante tanto por cómo se ejecuta la adaptación, sino también por la manera en que habla de la relación de los seres humanos con los animales y con todo aquello que difiere de la maldita normalidad.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

The protectors

Kasajiro, el clava-tatamis Vols. 1 y 2 (Kazuo Koike y Goseki Kojima). ECC, 2016. Rústica, 464 – 448 págs, B/N, 14,95€

En este blog ya hemos visto anteriormente algunas de las características principales de las obras publicadas en España de Kazuo Koike y Goseki Kojima, estás pasan por una narración ambientada en un periodo histórico del país del sol naciente perfectamente ubicable a eso hay que añadirle los topos de las narrativas relacionadas con el sistema feudal japonés. Sin embargo, el caso de Kasajiro es un tanto paradigmático ya que se trata de un spin off de Asa el ejecutor, pero que pone el foco en algunos temas un tanto diferentes a los que suelen tratar este dueto de autores.

Kasajiro es un tipo que aspira a ser un policía ejemplar en Edo, para ello deberá moverse en los bajos fondos como pez en el agua. Al principio del relato el protagonista requiere la ayuda de Saizo, un hombre apreciado por las prostitutas de la ciudad por la ayuda que este les presta, un hombre que ayudará al policía en casos relacionados con la violencia de género. Por otro lado esta Shinko, la esposa del funcionario, la cual tiene un pasado turbio que nunca llega a esclarecerse de manera cristalina. Pero Shinko es un caso atípico dentro de la obra de Koike, a pesar de estar casada es independiente, no está subordinada a su marido, de hecho este le pide consejo como a una igual, algo raro en este tipo de narrativas. Esta actúa como un hombre en sus formas de expresión no verbal: sentarse con las piernas cruzadas y fumar.

kasajiro3

La descripción de Shinko es fundamental para aproximarse al núcleo del cómic, posiblemente el que hace menos sangre en la relación hombre-mujer del periodo feudal japonés. Tanto Saizo como Kasajiro hacen una aproximación personal e íntima hacia las mujeres las prostitutas son tratadas como individuos y no como seres anónimos. La sensibilidad del dueto investigador hace que se tomen en serio aquellos que les hacen daño, las matan o las obligan a prostituirse. Es decir, podemos intuir en este trabajo un giro diferente al de otros de estos autores. Se explota menos el factor violencia hacia la mujer centrándose este en los culpables. En si parte del encanto de la obra es la relación de complicidad entre Kasajiro y Shinko, y la de Saizo con las prostitutas a las que cuida, no se trata del proxeneta, y a las que protege no de un modo paternalista, sino tratando de empoderarlas.

Kasajiro nos ofrece un aspecto muy interesante por el tipo de lectura que nos proporciona. Al no ser un tipo de narrativa central nos permite realizar una aproximación panorámica al texto, a pesar de que parte de las obras publicadas anteriormente de estos autores tienen lugar en diferentes momentos de la historia cada vez está más claro de que en su momento trataron de elaborar un gran lienzo sobre el Japón medieval a través de un dialogo con la historia. Eso si en Kasajiro los temas y el tratamiento de los personajes difieren por completo al de otras obras.

Otras obras de Kazuo Koike y Goseki Kojima:

Hanzo, el camino del asesino.

Son Goku, el héroe de la ruta de la seda

El hombre sediento

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Dioses y la carne

Son Goku, el héroe de la ruta de la seda (Kazuo Koike y Goseki Kojima) ECC, 2016. Rústica, 360 págs. B/N, 13,95 € c/u

Dragon Ball, de Akira Toriyama, no solo fue el título con el que el manga se convirtió en un fenómeno dentro de nuestras fronteras, sino que también fue el primer contacto que muchos espectadores, primero, y, luego, muchos lectores conocieron, de segunda mano, Viaje al Oeste uno de los clásicos inevitables de la literatura China. En esta se narran las aventuras del monje Chen Hsüan-Tsang peregrinaje a la India en busca de unos sutras budistas. Sin embargo, a medida que avanza el relato el interés se desplaza hacia sus tres compañeros, tres seres con características animales que buscan volver a su forma humana. Uno de estos es Son Goku, de los tres, el que tiene conceptos morales más altos.

Posiblemente de las mejores adaptaciones que podamos leer de este relato sea la desarrollada por Kazuo Koike y Goseki Kojima, la de Tezuka camina por otros derroteros. Estos dos autores tienen una cualidad especial a la hora de crear relatos de carácter histórico, por aquí ya hemos escrito previamente sobre El hombre sediento y Hanzo, en los cuales se acotan no solo a periodos históricos concretos sino que respetan los contextos sociales y económicos de los mismos para imbricar un relato ficcional. Pero el caso de Son Goku tiene algo diferente a las obras citadas anteriormente: el tema. Dioses, demonios, seres fantásticos, maldiciones, etc. eso le da la oportunidad a los autores a desarrollar escenarios más etéreos y que funcionan en un sentido fantástico omitiendo el contexto y ubicando el relato en el interior de los personajes más que en espacios reconocibles.

En los dos volúmenes publicados por el momento por ECC se desarrollan las primeras aventuras en las que el protagonismo pasa del monje al Rey mono. En cuanto a construcción supone un relato de fórmula en la que los protagonistas se encuentran con un problema a resolver y dependiendo de la situación tardan más o menos. Pero el problema consiste en que los contrincantes son dioses, sus guardianes o seres del bosque con poderes por lo que la resolución del conflicto pasa por otro lado, buscar la vertiente humana de los mismos. Antes hay que remontarse un poco en la historia, el monje en cuestión, rebautizado en la tradición japonesa como Genjo Sanzo va en busca de los sutras a la India por encargo de los dioses Shaka y Kannon. El monje en cuestión lejos de ser un prohombre se acuesta/viola a todas las mujeres que se encuentra por el camino, ya sea humana o diosa. Las artes amatorias del mismo hace que los seres celestiales bajen a la tierra hasta convertirse en carnales, reconociendo la dependencia del acto sexual como forma de sometimiento.

soku3

El principal giro de la historia consiste en descubrir que el monje es Shaka transmutado en un cuerpo humano. Al descubrirse se establece una diatriba sobre la necesidad del mal para que el bien sea reconocido como tal, sin embargo Son Goku decide seguir el camino recto y no aceptar las enseñanzas de Shaka por lo que Kannon toma el lugar que antes había tomado su marido. Pero ella busca ante todo ser humana, no abusar de su condición de diosa, y para ella pasa por acostarse con sus compañeros de viaje: Son Gokuu, Hakkai y Gojo.

Uno de los mayores hallazgos de este título pasa por la propia representación de un texto que supone uno de los valores recurrentes de la cultura asiática. Kojima opta por momentos a jugar esbozar, más que dibujar, unas viñetas que recuerdan a pinturas y grabados chinos dándole a la obra un perfil diferente al de la simple traslación/adaptación. Tratándose de Koike y su socio no podemos dejar de lado la vertiente sexual de todos esto, evidente y explicita, quizás por ser seres mitológicos los autores no dejan pasar la oportunidad de mostrar los desmanes del monje. En definitiva un clásico de estos maestros del manga más clásico.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

El camino del catador (y 2)

El hombre sediento  vols. 5-8 (Kazuo Koike y Goseki Kojima) ECC, 2015.Rústica, 253-259 págs c/u. B/N, 9.95 c/u

En un post anterior dedicado a este fantástico manga, de lo mejor que se esta editando en estos momento por estos lares, me remitía a las pautas y las regularidades en las que se sitúa la narrativa de Koike y el preciosismo volátil del dibujo de Kojima. Y sobre todo los parámetros históricos y el cuidado a la hora de situar el relato en un momento muy determinado de la historia de Japón. Eso ayuda a crear un flujo ficcional que bebe directamente de la historia y que le permite tomar situaciones, personajes secundarios y figurantes de un pasado real. Por no hablar de los existentes que permiten construir un mundo amueblado y habitable.

En estos cuatros volúmenes continua el periplo de este catador/samurái al servicio de su padre el shogun, una persona inestable y carente de todo sentido de la responsabilidad, que está desaparecido en esta recta final de la serie. Mondo Kainage no solo es el que dirige, orienta y asienta el pensamiento estratégico y político de su padre si no que lo protege con su propia vida. Sin embargo, en estos últimos cuatro volúmenes la personalidad de Mondo se va disolviendo poco a poco y va cediendo protagonismo a unas secundarias de lujo: Fukiko, Arare y Kan. Sus esposas, mondo es un ser extraordinario no solo por su visión preclara del mundo, su dominio en el combate cuerpo a cuerpo y el manejo de la katana, sino también por sus excelentes artes amatorias.

No se trata de un aspecto baladí ya que en esta segunda parte de la historia de Mondo las protagonistas son las mujeres. En un principio Fukiko y Arare y más adelante Kan. En los tomos 5 y 6 los enemigos consideran que ellas son el punto débil de Mondo, empiezan a sembrar la semilla de la discordia, ahí entra en juego la sexualidad del protagonista, retratado de forma tan bella, y entendido por los personajes que pueblan el cómic como un tanto andrógino que es percibido con un halo sobrenatural. El tomo 6 Mondo se ve atrapado en una trampa de mujeres que lo encuentran tan bello que intentan asesinarlo como parte de la sexualidad de ellas.

En el séptimo tomo se cierra el trio de esposas con la llegada de Kan, hermana del protagonista pero de distinta madre, con la que mantiene una relación amorosa desde la adolescencia. Kan esta adiestrada en las mismas artes que Mondo por lo que se convierte no solo en una esposa complaciente sino en una valiosa aliada en los lances en los que se ven envueltos. La recta final del volumen nos habla del origen de mondo y el cruel entrenamiento con venenos al que se vio sometido cuando era niño. Pero es en el octavo cuando Mondo Kainage percibe su misión en el mundo: “que si era capaz de emitir  un solo rayo de luz en las tinieblas de Edo ese sería su trabajo y su objetivo en la vida a partir de entonces” Es en ese momento en el que su sed se sacia, cuando busca con su aspecto puro y sus rectos modales encontrar el porqué de su existencia en la Tierra sin las obligaciones impuestas desde la infancia.

El hombre sediento es uno de los mejores mangas editados en este país, una historia de género que recorre los recovecos de los seres humanos desde las mentes más míseras hasta aquellas que buscan prevalecer sobre otras. Mondo Kainage es la esperanza de una especie que tiende a la corrupción a escoger los caminos fáciles y evitar los esfuerzo para conseguir sus metas. No me queda más que recomendar esta magna obra de Koike y Kojima, aquellos que se adentren en este trabajo se verán gratamente recompensados por un relato rico en todos sus aspectos y que hará las delicias de los amantes de las artes gráficas niponas más clásicas.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

El camino del sirviente.

Hanzo1a

Hanzô: El camino del asesino Vols. 1-6. (Kazuo Koike y Goseki Kojima). ECC, 2014-2015. Rústica, 450 pags aprox. c/u. B/N, 14,95€.

De Goseki y Kojima poco se puede decir a estas alturas, pero gracias a que se están publicando actualmente obras inéditas por estos lares podemos ir descubriendo más y más de su trabajo. Hanzô: El camino del asesino, es una historia de ninjas, pero no de acción, aunque no le falta. El peso del relato recae completamente en lo político, incluso las escenas de sexo juegan un papel importante en ese aspecto, así como en la construcción de los personajes. En Hanzô no hay nada accesorio ni una sola viñeta ni un dialogo, ni una palabra, ninguna relación es banal, y ni la violencia ni el sexo están ahí por el morbo. Y sobre todo es un reflejo del periodo Eiroku (1558-1570) caracterizado por los conflictos entre los diferentes señores feudales.

La historia de Hanzô se ordena a través de uno bloques temáticos centrados en los estados del ánimo y filosoficos de los personajes en diferentes contextos que muestran la evolución de estos, tanto primarios como secundarios. El primero es  Capítulos de la noble verdad del sufrimiento, en este se sientan las bases del relato y la relación entre sirviente y amo. Se inicia con un Hanzô muy joven, de tan solo 15 años que debe demostrar primero a su padre y luego a Ieyasu su valia como suppa. La vida de Hanzô está completamente supeditada a la de su señor al que ha de enseñarle a comportarse como un hombre, a pesar de ser menor que este, tanto en ámbitos políticos como sexuales. Se trata de un periodo de placidez entre ambos que empieza a truncarse en el momento en que Ieyasu empieza a entrar en el juego político por el poder a pesar de ser un mero peón.

En  Capítulos de la noble verdad del origen del sufrimiento no solo el señor entra en el juego de la política, sino que Hanzô intentando evitar el asesinato de este de la mano de otro ninja, con el que establece amistad, se convierte en una herramienta de las estrategias de su señor como un servidor de la patria que va ascendiendo poco a poco en el escalafón social del shogunato. Aquí entran en juego, Ujizane, el examante de la esposa de Ieyasu, Tsukumo, una ninja atrapada por este. El primero desarrollará un papel fundamental en la futura relación de Hanzô con su señor y Tsukumo se convertirá en la pareja inseparable del ninja, entre ambos conseguirán establecer una relación entre el servilismo y la amistad con Ieyasu que los convierte en la clave de su estrategia para ir adquiriendo poder.

En  Capítulos de la noble verdad de la cesación del sufrimiento constituye un interludio bélico en el que las políticas llevadas a cabo hasta el momento llevan al conflicto. Ieyasu se enfrenta cara a cara con Morishigue Sakuma en un combate entre generales que demuestra la valía del primero poniendo en práctica las enseñanzas de Hanzô y derrotando a Sakuma con la ayuda de este. También Tsukumo y Hanzô reciben el visto bueno como pareja por parte del padre de ella, un maestro suppa de una escuela diferente del protagonista.

Hanzo2

Si la historia sigue hasta el momento cierta linealidad en Capítulos de la noble verdad del camino de la cesación del sufrimiento dos hechos cambian el destino de Hanzô. El primero el rescate de Tsukiyama y Takechiyo, mujer e hijo de Ieyasu, que están secuestrados por Ujizane, y en mitad del rescate contemplar como Tsukiyama mantiene relaciones sexuales con su examante. La esposa del señor intenta de manera fallida asesinarle pero llegan a un pacto por el que ella no tendrá relaciones sexuales con su marido durante 10 meses, para evitar que la sangre de Ujizane se cuele en la casa de Ieyasu. Hanzô se retira pero se enfrentará a uno de los momentos más interesantes de los leídos hasta el momento, el enfrentamiento contra Kato, el Milano, un ninja conocido como el Espectro que está en los últimos momentos de su vida. Este es perseguido por Hanzô y su esposa que no dudan tener relaciones sexuales mientras esperan el ataque de este. Kato no entiende el amor entre personas, para él la mujer es algo utilitario tras una conversación con el protagonista comprende que ha vivido, y va a morir, como un miserable. En la que vemos como Kato se va perdiendo corporeidad humana a medida que avanza el combate.

Capítulos de todo cambia, nada permanece es un punto y aparte en la historia Hanzô y Tsukumo son conscientes de haber trascendido la idea del puro servilismo al señor. Estos se reencuentran cuando Ieyasu necesita sofocar la sublevación de la secta jodo shinshu. Para ello Hanzô tendrá como misión hacer que Ujizane ataque a Ieyasu, o al menos hacer entender a los rebeldes que va a suceder eso. Entre tanto conflicto de intereses un soldado anónimo le pide a Ieyasu que se encuentre con el antes de morir. El combatiente le explicara a través de máscaras del teatro noh las fases por las que pasa un soldado desde que es reclutado hasta su muerte. Tras este episodio en el que se revela la verdad del soldado raso Ieyasu se enamorara de la hija de este.

En los capítulos de Incluso el triunfo es efímero Ieyasu ha prometido a su hijo con la hija de Nobunaga, otro señor, pero Tsukiyama no está de acuerdo y enloquece, esta situación va en paralelo con la decisión de Hanzô de tener un hijo para dar continuidad a su servicio a la familia de Ieyasu a través de la descendencia. Dicha decisión la toma tras tener una conversación con Chikayoshi, otro sirviente que se dedica al cuidado de Takechiyo, sobre el valor del servilismo en la estructura social de ese periodo. En la recta final de este bloque se inicia el siguiente movimiento de Ieyasu a través de Hideyoshi que se despide de Hanzô, también supone un pequeño cambio de estrategia en la “honorabilidad” de los suppas al servicio del señor con la introducción de armas entre su armamento.

Hanzo3

Capítulos de nos encontramos solo para despedirnos se resume en dos tramas. Por un lado Kikko una ninja de un clan en el que casi todos son personas mayores llega hasta Hanzô para que este la deje embarazada, a pesar de los encuentros sexuales sigue queriendo a su esposa, y por otro se inicia el ataque a Mino en dos frentes, por un lado un ataque militar generalizado en el que las armas de fuego juegan un papel fundamental y por otro Hanzô debe intentar asesinar a Hanbei, un señor de Mino, que al final renuncia a su posición pero no se une a las políticas de Ieyasu.

Capítulos de refutar el mal y revelar la verdad  refuta cierta idea de que incluso las relaciones personales son utilizadas por los señores feudales, ya sea de manera directa o indirecta,  a sus intereses. El clan de Kikko tras aprobar que el hijo que espera es de Hanzô, y tras demostrar su valía, le siguen en la conquista definitiva de Mino. En ese momento entra en juego un samurái, en principio errante, que parece buscar tener influencia en los señores que se oponen a la ascensión de Ieyasu. El cual recibe el visto bueno para cambiar su apellido por Tokugawa lo cual le convierte en un señor que tienen una línea genealógica directa con la casa del Shogun. Esto cambia el sentido de la relación con su esposa. La primera entrega de Capítulos de Tenka Fubu son un preludio en el aparece un nuevo personaje, un ninja casi invisible llamado Sekiun que parece que va a desequilibrar el orden de fuerzas.

A falta de cuatro tomos para acabar la colección Hanzô: El camino del asesino es simplemente una obra maestra en la que intervienen un gran número de personaje en otras tantas tramas, de las que aquí solo se ha hecho un esbozo. La maestría de estos dos autores reside en la capacidad de incluir estructuras ficcionales en la historia de Japón utilizando todos los topos coyunturales para hacer que encajen a la perfección. Dicho conocimiento de la historia pone de manifiesto los extremos del servilismo feudal nipón en el que los detalles más escabrosos sirven para mostrar la crueldad social del momento. Hanzô es sin ningún tipo de dudas uno de los mejores mangas que se han editado en nuestro país, porque no siempre hace falta publicar lo último que se está editando en Japón.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

El camino del catador

sed1

El hombre sediento  vols. 1-4 (Kazuo Koike y Goseki Kojima) ECC 2014-2015.Rústica, 253-259 págs c/u. B/N, 9.95 c/u

Lone Wolf and Cub the Kazuo Koike y Kojima es la obra cumbre del jidaimono en manga, y posiblemente una de las mejores independientemente del medio empleado. La historia de Ogami Ittō y su hijo marca un estilo de entender la narrativa heroica nipona pero principalmente la forma que esta adopta ante el espectador. Este dueto utiliza lo histórico para situar historias ficticias dotándolas de un halito de realidad como pocos autores son capaces de hacer, sobre todo en el ámbito japonés.

El espíritu que Koike y Kojima imprimen a sus obras viene revestido por dos matices: uno el carácter sibilino de la narrativa de Koike, va dando pistas por donde puede ir la cosa pero siempre encuentra giros para rehuir de nuestras expectativas. El punto fuerte de este guionista es la creación de unos personajes solido que se van construyendo capítulo a capítulo, este título es un ejemplo de ello. Y dos, el dibujo de Kojima se mueve en dos sentidos diferentes que conjuga a la maravilla. Por un lado están las coreografías estilizadas de los combates, casi cada capítulo se abre con una de estas escenas y, por otro, la capacidad para mostrar los sentimientos de los personajes a través de la anatomía de estos, y una descripción de espacios que recuerda en esencia a Hiroshigue.

Pero vamos por partes, estos cuatro primeros volúmenes, aparte de ser la mitad de la historia marca las pautas del relato, a pesar de que cada volumen tiene un giro diferente. En el primero, la presentación del personaje hace gala de una narrativa pausada no carente de escenas de acción y de desarrollo evolutivo de los personajes. Mondo Kainaga llega como un desconocido a un hostal, en el cual seduce a todas las mujeres, en el que espera un ataque del que saldrá airoso. Ese primer capítulo marca las pautas estéticas del resto de volúmenes: estilización, un diseño de personajes estilizado y elaborado, también para los secundarios y episódicos; una ambientación histórica sólida y la construcción de un protagonista principal solido desde las primeras páginas.

En este primer volumen no solo se llega a ver al personaje, sino que descubrimos el motivo de su viaje: es el catador oficial e hijo del shogun Yoshimune, personaje de real de la era Kyoho. Mondo ha sido reclamado por su padre, un ser pusilánime hambriento de poder, un ser que no es capaz de hacer nada por conseguirlo y se encierra para que su hijo lo haga por él. Mondo es el hombre sediento, nunca está satisfecho eso lo convierte en partes en un hombre egoísta pero en relación con las personas cercanas es un dechado de virtudes: su belleza conquista a todas las mujeres, cocina perfectamente, es un guerrero perfecto y conoce los entramados de la política  a la perfección. En este primer volumen Mondo consigue llegar a su padre donde se revela su verdadera identidad.

En el segundo tomo Yoshimune deja que Mondo haga las cosas necesarias para preservar el poder. Para ello Mondo se valdrá de sus encantos de las mujeres; esa es otra de las pautas de este relato. El sexo aparece en primer plano al igual que las escenas de combate, Koike y Kojima lo ponen al mismo nivel, para Mondo forma parte de la misma estrategia que le hace blandir la katana. En este volumen consigue acabar con Owari, el principal rival del padre.

sed2

Los hechos del tomo anterior precipitan el rumbo que Mondo debe tomar, la casa de Owari tras la muerte de su señor envía ninjas para que acaben con el catador. La última enviada es Fukiko una ninja de 13 años de la que se acaba enamorando. Consciente de que va a suponer un peligro para su padre el hombre sediento parte con su pareja para alejar a los enemigos del shogun y atraer los peligros hacia él.

La relación entre Fukiko y Mondo que en un principio parece inesperada se convierte en fundamental en el cuarto volumen, cuando se convierte  en el objetivo de ronins y ninjas. Este tomo se inicia con un primer capítulo que marca la pauta de lo que parece serán las siguientes entregas, les tienden una trampa que sirve no solo para ver las habilidades de ambos sino la compenetración entre ambos personajes, esta llega a través del conocimiento del cuerpo de ambos como pareja. Este tomo se cierra con un cliffhanger en el que les han preparado una trampa en la que se van a quedar aislados en un pueblo plagado de ninjas y de ronins.

Los giros que tiene la historia de Mondo son fundamentales, desde conocer su procedencia a su modo de actuar. La aparición de Fukiko y lo elemental del conocimiento carnal para actuar como dos asesinos letales. La descripción de espacios, mostrar al shogun en el palacio como un recluso que tiene miedo hasta de comer, los ryokanes y los espacios abiertos.

Resulta difícil de creer que esta obra haya permanecido inédita en nuestro país hasta nuestros días, parece que los mangas anteriores a los noventa son difícilmente publicables en España. El hombre sediento es una obra que demuestra que lo popular no tiene que ser necesariamente de masas Koike y Kojima consiguen conectar con el acervo cultural de sus lectores naturales, los japoneses, y a nosotros como foráneos nos resulta fascinante adentrarnos en un mundo que ha desaparecido pero que nos parece realmente tangible por el contexto histórico en el que se ve envuelto. Uno de los mejores mangas editados por estos lares. Imprescindible.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo