Bahía Acuicornio (Katie O’Neill)

Aquicorn Cove - maqueta forro para edición española.indd

Bahía Acuicornio (Katie O’Neill). La Cúpula/Brúfalo, 2019. Cartoné, 104 págs. Color, 17,50 €

En La Sociedad de los Dragones de Té, Katie O’Neill, nos mostraba una de esas reescrituras contemporáneas sobre cuestiones mitológicas. Algo que también podemos apreciar en el tercer volumen de Leñadoras. Las bestias y seres fantásticos de las diferentes leyendas y mitologías siempre se han explicado en masculino, tanto los personajes que deben derrotar a los monstruos, como estos últimos. Pero no solo en el sentido de transformar a esta tipología de personajes populares a personajes femeninos o LGTBIQ+, sino reconvertir estos espacios imaginarios mucho más allá de esos elementos, buscando una integración total. Es lo que Genette denominaría como transposición, no tanto de un texto, pero sí de género, basada en la diversidad que reclama hoy gran parte del público.

Bahía de Acuicornio es ante todo un texto melancólico en el que la nostalgia ayuda a construir un presente sólido y un pasado trágico para los protagonistas, que ayuda a sustentar las relaciones entre ellas. Este trabajo me produce cierto déjà vu con Regreso al mar de Satoshi Kon, no solo por la ambientación de pueblo costero o las relaciones entre personajes, sino por esa manera de entender la lectura utilizando el mar como un gran recurso, no solo estético, también temático.

Katie O'neill - Bahía acuicornio - tripa.indd

Si bien el trabajo de Kon es sobre una despedida, el libro de O’Neill es sobre un reencuentro y un reinicio. Lana vuelve a su pueblo con su padre para ayudar a limpiar la casa familiar, pero allí se encuentra con los recuerdos de su madre fallecida y la fuerza de su tía Mae y el mar como un gran escenario en el que puede pasar cualquier cosa. Lana se encuentra un acuicornio pequeño al que cuida, lo que no sabe la niña es que esos seres están muy ligados al pasado de su familia, concretamente de carácter sentimental con su tía. Esta le cuenta la historia de su romance con Aure, una mujer de las profundidades. Este personaje será vehicular para introducir el tema de fondo que es la conservación de los fondos marinos. Cumplimentando con contenido extra de carácter divulgativo sobre los corales.

Ya en la obra de Katie O’Neill publicada anteriormente por La Cúpula ya aparecían estos temas y en esta la autora le saca un poquito más de punta. Es posiblemente más intenso, los personajes están mejor definidos y los escenarios manteniendo su estética naïf adquieren una vinculación más estrecha con los personajes. Eso sí O’Neill sigue manteniendo ese toque de algodón de azúcar, pero siendo fiel al género fantástico.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

El nuevo género de la fantasía

Katie O'Neill - La sociedad de los Dragones de te-forro.indd

La Sociedad de los Dragones de Té (Katie O’Neill). La Cúpula, 2018. Cartoné, 80 págs. Color, 16,90€

En la última entrada hable de la importancia de saber trabajar los límites y fronteras en las publicaciones destinadas a un público infantil y juvenil para que estas no sean tales. El caso de GenPet es el de una obra que opera dentro de los márgenes canónicos del género de aventuras. Sin embargo, hoy tenemos otra que transita dentro de la fantasía a través de la apertura. Es decir, en vez de encontrarnos un mundo basado en el prisma de la constante lucha entre el hombre y la naturaleza, ya sea en forma de monstruos, batallas épicas o el conflicto eterno de poderes de en reinos fantásticos; la idea es explorar ese tipo de narrativas no desde el conflicto sino desde la fraternidad y el amor.

La Sociedad de los Dragones de Té de Katie O’Neill experimenta en sentido contrario este tipo de universos. Siguen apareciendo personajes de otras especies aparte de la humana, profesiones vinculadas al funcionamiento de estos mundos imaginarios, e incluso usos y costumbres relacionadas con el género y que reconocemos. Pero en la obra de Katie O’Neill se denotan ciertos aspectos que rompen con las normas asociadas a la fantasía, al menos a nivel comercial y que si encontramos de manera más habitual en fan fics, en cuestiones de identidad de género. Empezando por la descripción física de los personajes, los padres de Greta, la protagonista, son intuidos de manera menos marcada por el sexo que en otras obras de este tipo: la madre es alta y fuerte, sin perder los rasgos femeninos, pero el padre es más bien andrógino. La naturalidad con la que desarrolla esta ausencia del género marcada a través del sexo trasciende al resto del relato. Otro tópico que se rompe es el de lo mitológico en el dragón, aquí son pequeños como bonsáis, animales que se han de cuidar durante toda una vida para que den las mejores hojas de té. Unas hojas que procuran una bebida que recoge la memoria de la persona que ha criado al dragón.

Katie O'Neill - La sociedad de los Dragones de te - tripa - con

En resumen, La Sociedad de los Dragones de Té es un relato bello como pocos que mira al género narrativo con un nivel de apertura como pocas obras han hecho hasta el momento. De poco importa el pasado y las grandes batallas, aquí juega un papel más importante el amor, no solo hacia otras personas sino por las tradiciones. No solo por el hecho de sentir un afecto hacia estas sino por dotarlas del valor del cariño. Desde la herrería de los padres de Greta al cuidado de los dragones, pasando por las relaciones personales. El amor a las tradiciones como un elemento transformador de la sociedad y de estas mismas. A pocos cómics se le puede aplicar el adjetivo de bonito, en todos los sentidos, La Sociedad de los Dragones de Té de Katie O’Neill es uno de ellos, sin ningún tipo de dudas, y un regalo perfecto para los más jóvenes de la casa, y por supuesto para los padres.

 @Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo