New Girl in Town

madre_panico1

Madre Pánico (Jody Houser, Shawn Crystal y Tommy Lee Edwards). ECC, 2018. Rústica, 176 págs. Color,  15,95€.

La introducción de un personaje nuevo en un universo tan consolidado como el del Caballero Oscuro de Gotham, suele ser algo complicado. Grosso modo podríamos establecer tres grandes líneas de introducción de personajes: la primera sería la de incluir un nuevo villano de turno que le complica la vida al vigilante en un arco argumental completo y que luego ira apareciendo regularmente; la segunda es darle protagonismo a un personaje que aparece en tercer plano de manera regular y se decide llevarlo a un primer plano; y la última puede ser un personaje que ha tenido una relación tangencial con un héroe o un villano, en forma de rescatado o víctima, y empieza a tomar forma cuando es recuperado.

Es poco habitual que entren personajes con una personalidad fuerte y estable que vienen de la nada o que anteriormente no tengan ningún tipo de vínculo con el universo en cuestión. El caso de Madre Pánico, publicada en el sello Young Animal de la editorial americana, es una apuesta fuerte por parte de DC para la introducción de un personaje complejo en universo conformado completamente. Tan solo falta ubicar a la nueva heroína dentro de un entorno reconocible, en este caso Gotham, y hacer aparecer unos personajes que vinculen los dos elementos anteriores, aquí son Batman y Batwoman, que tienen apariciones esporádicas.

mother 2

El resto corre a cargo de Jody Houser, la creación de un nuevo contexto dentro del Gotam de siempre, nuevos villanos y, lo que es más importante, adaptar a los personajes al siglo XXI. En cierta manera Madre Pánico es un personaje totalmente opuesto Batman. Bruce Wayne sigue siendo bastante estanco en su representación soltero de oro, aunque en su alter ego nocturno haya tenido unos cuantos giros hacia la oscuridad mucho más interesante. Los villanos que aparecen son más deudores de la tradición pulp que de los nuevos tiempos. Por su lado Violet Paige es una celebrity contemporánea, es una mujer joven, controvertida, perseguida por la prensa rosa, bisexual y no tiene miedo a enfrentarse a aquellos que la atacan en su vida social. Madre Pánico surge como una extensión del personaje, desaparece la bipolaridad Wayne/Batman la relación personaje/heroína es mucho más directa.

Lo bueno de Madre Pánico es que no es una más de esas explotaciones de universo que no tienen mucho sentido y que solo buscan saturar el mercado. El trabajo de Houser pasa por escuchar a la sociedad del momento y crear una superheroina a la medida de nuestra sociedad para un público mucho más joven. De camino replantea algunas cuestiones de género y de autocuestionamiento sobre la heroicidad en nuestros tiempos. Lo interesante va a ser ver la evolución del personaje y de los villanos a los que tiene que va a tener que combatir en el futuro. Gran parte de este volumen consiste no solo en presentarla a ella sino a ellos, y quizás ese sea el punto más flojo de este título, se centra demasiado en el relato de orígenes, explica demasiado e insinúa poco. Es decir, todo demasiado cerrado, aunque eso forma parte, también de la actualización del relato, los nuevos lectores buscan obras mucho más contenidas que expansivas. A pesar de todo, Madre Pánico es un soplo de aire fresco dentro del universo de Batman, una mirada que hasta cierto punto es necesaria para poder airear Gotham.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios