Spain is  Pain #359: contar desde dentro

ladivinacomedia

La Divina Comedia de Oscar Wilde (Javier de Isusi). Astiberri, 2019. Cartoné, 376 págs. Color, 29€

La biografía en el noveno arte se está asentando como uno de los géneros más recurrentes para algunos autores y que más interesa a los lectores. Estos últimos quizás sean de carácter más transversal que el lector medio de cómics. A ello le ayuda el formato novela gráfica que presenta la obra cerrada sin necesidad de estar al tanto de una periodicidad reglada. Me gusta cada vez más como los autores deciden desprenderse de la canonicidad narrativa de la tradición del biógrafo. Cada vez es más importante desprenderse de la contemporaneidad narrada, ya sea porque tanto el autor como el lector son conscientes de que todo es una fabulación del primero elaborada tras recopilar y estudiar la vida del sujeto del que va a explicar su historia. En esa subjetividad está el buen narrador; aquel que te sumerge en la biografía a través de un relato hasta que el lector forma parte de este.

Javier de Isusi es de estos últimos, en La Divina Comedia de Oscar Wilde nos muestra lo mejor de su arte como narrador, es con diferencia su trabajo más notable hasta el momento. Para ello recurre a un recurso fantástico en mitad de la biografía del propio Wilde. Entrevista desde el presente a todos aquellos hombres que fueron próximos a él para intentar saber la verdad sobre lo que le sucedió en sus últimos años de vida. El recurso, dentro de esa idea de contar el cuento, se resuelve con solvencia. Los entrevistados hablan al autor, no ha nosotros, es de Isusi el que nos lo cuenta a nosotros a modo de discurso montado y fraccionado. Otro punto a favor es la de explicarnos ese Paris decadente de Oscar Wilde como si hubiese estado allí, de ahí que se ayude de las situaciones en las que hay bastantes personas y él hubiese formado parte de esa multitud. Mostrado en la sobriedad de los detalles generales para focalizar en lo realmente importante.

ladivinacomedia_4

El rol que se le otorga a Wilde es el de un exiliado de sí mismo. A nivel nominativo, se cambia el nombre; su orientación sexualidad, arrastra su homosexualidad de manera lastimera; como autor, reniega de su don y no quiere escribir más; y tras el paso por la cárcel su relación con la realidad ha cambiado radicalmente. Antes de pasar por prisión su filtro con el mundo real era la belleza, ahora es la cruda verdad como certeza. Esos momentos se encuentran siempre presentes en el relato, a veces en off con el uso que de Isusi da al uso de los claroscuros, y otras a través de referencias directas, o como hace brillantemente a través de las 45 páginas que componen una pesadilla onírica que al final lo reconcilia consigo mismo.

A pesar de todo lo dicho anteriormente, La Divina Comedia de Oscar Wilde brilla por la forma de estructurar el discurso y la manera de narrar. Y de esto último la forma de representar los espacios desde puntos de vista casi subjetivos, aumentando la sensación de haber participado en los eventos. No me queda nada más que recomendar este título de de Isusi, tiene pinta de ser una de las sorpresas del año a nivel nacional.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Spain is pain #176: Pasado y perdón.

ballenas1

He visto ballenas (Javier de Isusi). Astiberri, 2014. Cartoné. 17 x 24 cm. 168 págs. Color. 18 €

He visto ballenas (Astiberri, 2014) de Javier de Isusi es la segunda novela gráfica en lo que va de año que trata el tema de ETA desde el presente, mirando al pasado pero sobre todo planteando preguntas para un futuro próximo. Es inevitable ponerla en paralelo con Las oscuras manos del olvido de Cava y Bartolomé Seguí por el planteamiento diametralmente opuesto en el que se sitúa la obra de Isusi. Si bien el guion de Cava se acercaba más a un ajuste de cuentas que no daba respiro ni opción moral a los personajes, todo desde una óptica del no perdón muy acentuada. He visto ballenas opta por abordar el conflicto vasco, tanto el pasado como el presente, desde el perdón y el arrepentimiento.

Dos conceptos que parece que son difíciles de emparejar hasta lo que hasta ahora ha sido un camino plagado de violencia y reproches mutuos, en ese espacio futuro que se plantea dentro de la sociedad vasca es el que el encaje de las diferentes visiones de lo que el País Vasco va a ser en el futuro; lo cual, en gran medida va a depender no tanto de las situaciones pasadas sino las actitudes tomadas en este presente y en un futuro a corto plazo. Esa es quizás la mayor apuesta de Isusi, ya que centra gran parte de su discurso no en los colectivos sino en las personas, o como se diría en el fútbol,  en el uno a uno.

El grupo tal y como se plantea en este libro supone un lastre, un obstáculo a superar para que las personas como individuos morales completos se enfrenten a sus culpas, sus miedos y sus incertidumbres. El principal temor de los tres personajes principales es ponerse cara a cara con cualquiera de sus “enemigos” resolver ciertas partes de su pasado para ello el autor establece una trama a tres bandas en la cual pone en entredicho el valor del individuo frente al del colectivo, sea el que sea.

ballenas2

Aunque en ese enfrentamiento la descripción de los grupos sociales ha sido un tanto arquetípica; sino el relato no habría funcionado de la misma manera, y tampoco se ha profundizado lo suficiente en sus estructuras internas, de ahí el juego en la densidad de la lucha del individuo frente a la masa. Si por un lado esta Antón, por parte de las víctimas; Josu, para representar a los etarras; y en el tercer vértice de este conflicto está Emmanuel, un exmercenario del GAL. Este personaje resulta clave para entender la idea de un ente solitario, sin apoyo grupal, pero que es capaz de asumir su culpa en todo lo rodea su pasado y que muestra gran voluntad a la hora de tender la mano para perdonar, así como para ser perdonado. Cierto es que Emmanuel no tiene ningún apoyo del colectivo porque realmente no existe como tal pero ello le facilita su labor de la reflexión individual.

Por otro lado están Antón y Josu, estos tienen que ir abandonando la ideología predominante dentro de sus comunidades para conquistar la libertad de acción y un pensamiento propio sobre sus acciones pasadas, pero sin abandonar sus principios personales. Porque el arrepentimiento y el perdón no supone dejar de lado los ideales personales sino que es una confirmación de los mismos. Antón, como miembro de la iglesia, condiciona su vida personal y familiar por la jerarquía eclesiástica  hasta que decide que lo que predomina es su percepción personal de la religión. Lo mismo sucede con Josu, que no abandona sus ideales y su percepción del País Vasco pero si reacciona a su comunidad para posicionarse como individuo.

He visto ballenas es una cruda y dura, pero bella (y necesaria) reflexión que plantea un postconflicto basado en las posiciones personales de las personas involucradas a lo largo de las últimas décadas, en la que no cabe el rencor, y si el perdón y las ganas de formar una comunidad que mire hacia adelante y que camine sin divisiones personales, pero para ello deberá pasar tiempo, mucho tiempo, quizás más del deseable.

@MrMiquelpg

@lectorbicefalo