Spain is pain #246: costumbrismo a secas.

sombras1

Sombras en el tiempo (Javi Roa) Edicions De Ponent, 2016. Rústica. 116 págs. B/N  20€

Poco a poco el costumbrismo se va a abriendo un hueco en las páginas de nuestro cómic, reimaginando el pasado a través de historias de ficción que tienen lugar en un momento histórico determinado. En estos relatos se recogen topos de carácter social que apuntan a reflejar los usos y costumbres de una comunidad. A pesar de que la comedia siempre ha sido un gran vehículo para el costumbrismo el drama puede ser utilizado para dotar de fuerza a estas narrativas, y a veces el costumbrismo en sí mismo deja de ser parte de un género híbrido para convertirse en uno de pleno derecho.

Esto último es lo que sucede con Sombras en el tiempo de Javi Roa, en el que ninguno de los géneros canónicos toma protagonista en favor de una representación de un tiempo y un lugar. Concretamente en el País Vasco en un pueblo en el que una fábrica siderometalúrgica preside la economía de una región. El año es 1968, durante la dictadura de Franco, periodo en el cual, al menos en un principio, parece que la vida de los protagonistas está presidida por una Pax Romana, impuesta a la fuerza por los brazos armados del régimen. A medida que la historia avanza la historia de los protagonistas no es tan tranquila como parece: surgen problemas entre empresarios y trabajadores, entre trabajadores, entre las fuerzas del orden y la ciudadanía, etc.

sombras2

La ruptura de esa paz impuesta viene de la mano de las fuerzas del orden que tortura a un sindicalista acusándolo de un asesinato  y se reabre con un atentado de ETA. La violencia en cualquiera de sus formas siempre aparece como método de alterar la realidad, aunque sea una edulcorada, impuesta y prefabricada. Sombras en el tiempo asienta un contexto histórico a través de unos relatos breves que deambulan entre el pasado-presente, a través de las enseñanzas que un abuelo tiene con su nieto; y el presente-presente, en el que los problemas laborales, la dictadura, la violencia institucional y terrorista ponen el acento en la dualidad de valores imperante en ese periodo.

Javi Roa apuesta por un relato tranquilo, sin grandes aspavientos para hablar de las libertades individuales y de las consecuencias de las elecciones personales. Con un dibujo que en ocasiones parece de género negro pero que refleja a la perfección los ambientes que están a medio camino entre lo rural y lo industrial.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Spain is Pain #220: Boomerang.

llavaneres1

Llavaneres (Arnau Sanz) Edicions de Ponent, 2015. Rústica, 108 págs. Color 19€

Los recuerdos de la infancia suelen estar ligados a momentos muy concretos, espacios físicos, fiestas, objetos y sobre todo el verano. En mi caso en torno al verano y una pelota de futbol despellejada que teníamos en casa y que utilizábamos para jugar enfrente de casa, y también por el cromo nº 84 de la colección de Willy Fog de Danone, con el que acabé mi primer álbum de cromos. Los objetos hacen que circulen en torno a estos los espacios, las personas y las relaciones que se crean entre estas. En Boomerang, canción de Manel, todo el recuerdo se articula a través de un boomerang que trae el tío del protagonista, que es el narrador de la historia, a través de ahí empieza a rememorar una serie de recuerdos inarticulados sobre el paso de la infancia a la adolescencia: comidas familiares, regalos, primeros amores, el tour, etc.

Muy lejos de esa tendencia actual de vincular el pasado como algo glorioso y fetichista que encarnan algunas obras sobre la infancia de los 80 y parte de los 90, y quizás más cercano a la canción del grupo catalán, Llavaneres de Arnau Sanz, que no se si le gustará esta última comparación, nos habla de los recuerdos vinculados a un pueblo y aun periodo de tiempo: Llavaneres y el verano. Arnau Sanz esboza la narración como un gran flashback cerrado por dos grandes corchetes que son un presente evocador del pasado un viaje para encontrarse con la familia hace explotar una serie de recuerdos del momento en que pasa de la infancia a la adolescencia.

llavaneres2

En un momento de la obra dice “No sé cuánto hay de realidad y cuanto de imaginación en este libro” la evocación de recuerdos esta entrecortada, muchos no tienen una resolución o un planteamiento previo, simplemente suceden, de hecho el libro no está ni paginado, lo cual ayuda a esa idea de recuerdos fragmentados sin vinculación cronológica. Es decir, todo lo contrario a lo que sucede ahora: fotografiarse, twittear, hacer check-in, etc. el recuerdo encerrado en hechos es menos recuerdo y más hecho. Porque la memoria debe ser subjetivo y no del todo cierto sino tiene que tener en parte algo de reconstrucción vinculado a la imaginación.

En 2013 Arnau Sanz nos regaló una de las obras que considero más importantes de los últimos años Albert contra Albert, trabajo que siempre recomiendo a mis amigos, en 2014 Nacatamal dentro del Sexo Issue editado por Apa-Apa, un derroche de sensibilidad. Este año nos toca una obra mucho más sencilla en apariencia pero que esconde cierta reformulación con respecto a sus obras anteriores. Si bien el apartado del dibujo me sigue pareciendo absolutamente delicioso, cascadas de colores en apariencia indefinidas son utilizadas para crear formas consistentes dentro de esos recuerdos esbozados sin más ligazón, en apariencia, entre ellos. Pero lo que empieza como una evocación, como un recuerdo inarticulado va tomando forma, no todo es diversión y los problemas subyacen del fondo de las relaciones de los personajes, estos van creciendo y van descubriendo que el mundo no es solo diversión y que crecer implica desarrollar tensiones contra el mundo. Llavaneres nos habla de la verdad que se esconde tras cada uno de nosotros, de como crecemos y de cómo cambiando a medida que vamos creciendo.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo