Northlanders – La trilogía islandesa (Brian Wood, Matthew Woodson, Marian Churchland, Paul Azceta, Declan Shalvey y Danijel ZeZelj)

northlanders_5Northlanders – La trilogía islandesa (Brian Wood, Matthew Woodson, Marian Churchland, Paul Azceta, Declan Shalvey y Danijel ZeZelj) ECC, 2016. Cartoné, 256 págs. Color, 25 €

Termina la epopeya nórdica que durante 50 números, recopilados en cinco tomos, Brian Wood nos ha regalado con Northlanders, haciendo con nosotros esa cosa tan clásica e infrecuente de entretenernos mientras nos instruye. Porque si algo le debemos a Brian Wood tras este quintal de páginas es un sincero agradecimiento, porque pocos ejemplos hay de una historia tan bien contada en la que asistimos al ascenso y caída de una civilización. Desde las primeras razias más allá de la pedregosa Escandinavia hasta el lamento final de los dioses nórdicos devorados por el cristianismo, desde los inicios de la Alta Edad Media hasta la consagración de la Baja Edad Media. Casi quinientos años de historia donde más que asistir a las aventuras de los beligerantes vikingos, lo que hemos hecho ha sido recibir una magistral lección de historia sobre los habitantes del norte de Europa y sus incursiones más allá.

Northlanders: La trilogía islandesa está compuesto de dos historias cortas de un número, y de una miniserie de nueve números que cierra la colección por todo lo alto. Las historias cortas están realizadas de la forma a la que Brian Wood nos ha acostumbrado, relatos breves centrados en un limitado número de acciones, la mayoría de las veces con poca presentación y puede que menos conclusión, pero haciendo que ese éter extraño se llene de poesía y sensaciones. La cacería y La hija de Thor son dos ejemplos perfectos de esto. En la primera historia un cazador, dibujado magistralmente por Matthew Woodson, sigue a su presa hasta el límite, en absolutamente todos los sentidos de lo humano. La hija de Thor nos cuenta la difícil situación de una joven vikinga, en un momento de peligro e incertidumbre, una historia dibujada por Marian Churchland, que como curiosamente todas las páginas dibujadas por mujeres en Northlanders, tiene una belleza y fuerza incuestionables, colocándose entre las mejores páginas de toda la colección.

azaceta

El tomo se cierra con La trilogía islandesa, el arco argumenta que da nombre al volumen. Esta historia está compuesta por nueve números y abarca cuatro siglos de historia, contando los avatares de tres generaciones de la misma familia islandesa. Los tres primeros números, dibujados por Paul Azaceta, nos muestra a los primeros colonos que llegan a Islandia en 871 huyendo del rey de Noruega, una familia obligada a sobrevivir en la absoluta nada por un trozo de roca estéril. A continuación, Declan Shalvey nos dibuja a los descendientes de esa familia, ya asentados como señores feudales, luchando con la llegada tranquila e imparable del cristianismo. Por último, Danijel Zezelj dibuja no sólo la caída de dicha estirpe islandesa en 1260, sino la pérdida de su independencia y su anexión al Reino de Noruega. 400 años de historia perfectamente escritos por Brian Wood, llenos de personajes humanos y complejos, donde la historia y los espacios grises nos hablan no sólo de vikingos saltando furiosos desde sus drakars, sino de la propia humanidad atemporal.

@bartofg
@lectorbicefalo

Northlanders – La cruz + el martillo (Brian Wood, Ryan Kelly, Vasilis Lolos, Danijel Zezelj y Davide Gianfelice)

northlanders_2Northlanders – La cruz + el martillo (Brian Wood, Ryan Kelly, Vasilis Lolos, Danijel Zezelj y Davide Gianfelice) ECC, 2015. Cartoné, 248 págs. Color, 24 €

Brian Wood continúa completando Northlanders, su fresco sobre la Alta Edad Media en el norte de Europa. Indagando sobre lo que supuso el trasvase cultural, la mayoría de las veces a través de la guerra, entre daneses, sajones, celtas o cualquier pueblo que tuviera la suerte de habitar el norte del continente. El guionista nos entrega en La cruz + el martillo, el segundo volumen recopilatorio de la serie, cuatro relatos que nuevamente cambian el foco entre conquistadores y conquistados para enseñarnos que no podemos hablar de bárbaros contra civilizados, si no más bien de guerras y tiempos de ocupación donde cualquiera se ve a si mismo como un héroe y a sus enemigos como bestias sedientas de sangre.

Quizás donde se vea esto más claro sea en el primer arco que da nombre al tomo, La cruz + el martillo, donde los daneses, fuerza de ocupación en Irlanda, deben hacer frente a un celta empeñado en limpiar su patria de sangre vikinga. El guión de Brian Wood y el dibujo de Ryan Kelly nos enseñan una historia al revés, donde Magnus, un irlandés vengativo, se encarga de asesinar guerreros y campesinos nórdicos mientras es perseguido por una partida de caza, más preocupada por volver a participar en la guerra de ocupación. El tomo continúa con El arte vikingo del duelo, un número único donde Brian Wood debate sobre las costumbres vikingas relativas a la política entre clanes, todo mientras el dibujante Vasilis Lolos da rienda suelta a su arte, gestándose una historia donde la belleza visual predomina pero sin dejar de lado las reflexiones del guionista.

northlander-the-cross-the-hammer

El tomo continúa con Doncellas con escudo con dibujo de Daniel Zezelj, un arco donde por primera vez Brian Wood coloca a los nórdicos como víctimas y héroes trágicos. Tres mujeres, las únicas supervivientes de una aldea arrasada por los sajones, deben refugiarse en una fortaleza romana para resistir el embate del enemigo, valiéndose más de su inteligencia que de la fuerza de sus brazos. El tomo se cierra con la vuelta del dibujante Davide Gianfelice, que vuelve a dar vida al héroe Sven en el número Sven en el inmortal, donde Brian Wood convierte a su héroe en una leyenda que debe enfrentarse sus viejos huesos al propio mito que los bardos han construido a su alrededor. La serie Northlanders avanza a buen ritmo y ya sólo queda esperar que los tres tomos restantes terminen de confeccionar este gran telar sobre unos bárbaros que no lo eran tanto.

@bartofg
@lectorbicefalo