D4veocracia (Valentin Ramon y Ryan Ferrier)

4358

D4veocracia (Valentin Ramon y Ryan Ferrier). Sapristi, 2019. Rústica, 128 págs. Color, 16,90 €

En la primera entrega de D4VE no solo se nos muestra como este personaje salva la Tierra, sino que nos plantea una sociedad terráquea en la que los humanos ya han sido substituidos. Este nos aniquila como especie y pasado un tiempo salva a su sociedad de una invasión alienígena. Ante los paradigmas actuales que giran en torno a las narrativas de purga como una forma de mejorar como especie sin sufrimiento, al menos para los de siempre; Valentin Ramon y Ryan Ferrier nos plantean que la nueva sociedad compuesta por droides que han asumido las derivas más destructivas del sistema social capitalista contemporáneo.

Tal como se pudo apreciar en la primera entrega, el relato trata temas de actualidad, sobre todo en la relación entre humanos y las nuevas tecnologías. Pero siempre desde un filtro cómico para reflejar la idiotez del hombre. No es difícil encontrar un vínculo entre Transmetropolitan de Warren Ellis y Darick Robertson, por ser una obra crítica sobre el sistema electoral, la función del periodismo en la civilización occidental y el comportamiento sumiso y seudorebelde de las clases medias. Si bien, Spider Jerusalem era un personaje definido por su cinismo y nihilismo, D4ve es todo lo contrario, vive en un contexto tan corrupto y estúpido como la de la obra citada, pero él, como héroe olvidado dos veces, se presenta como candidato a la presidencia.

Si bien la cita de la obra de Ellis es evidente, casi directa se diría, encontramos otra un poco más remota, Entre pillos anda el juego (John Landis, 1983). Los dos seres que regentan la mayor empresa de la nueva T13rr4, 3n3rg14 T13rr4. Que utilizan al protagonista y a un nuevo gurú de las tecnologías de la comunicación en redes para extraer todo el beneficio posible de los ciudadanos, en este caso energía pura y dura., En ese enfrentamiento se dirime el estado actual del ser humano ante las nuevas tecnologías.

El resultado temático del relato es bastante crudo: una sociedad estúpida, un poder que no disimula en empatizar con las clases más precarias, una tecnología absorbente que es un fin en sí mismo y que no responde a las necesidades humanas, y una crítica al sistema democrático que empieza a ser muy cuestionado. D4veocracia es ante todo un trabajo entretenido y divertido, el vehículo perfecto para un texto destinado a un amplio público lector de cómics, pero que no ceja en darle un trasfondo crudo sobre nosotros y sobre hoy.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo