Spain is Pain #292: Estructura abierta

fragmen0

Fragmentos seleccionados (Andrés Magán). Apa-Apa Cómics, 2017. Cartoné, 128 págs. Color, 20 €.

Los libros tienen un pequeño defecto. Solo uno entre millones de virtudes y es que obliga a leer en un orden predeterminado. Puedo asegurar que no he descubierto nada nuevo. Pero cuando tratamos con obras de vanguardia que buscan trascender de las pautas comerciales o de la narrativa y la estética más convencional me pregunto si la ordenación cronológica del libro no deja de ser el último límite que deben superar los autores, editores y sobre todo nosotros los lectores. Porque somos nosotros los destinatarios del trabajo finalizado del artista, y aquí podríamos abrir otro debate sobre si la función del arte debe ir más allá de la mera voluntad de crear del artista. Estamos acostumbrados a sentarnos a leer a pasar una página  tras otra y de vez en cuando ojear a ver qué pasa en las páginas siguientes. Algo lógico para para estructuras y relatos convencionales.

Cada vez que abro un nuevo trabajo de Andrés Magán me pregunto si lo voy a leer bien, si voy a llegar a entender lo que este autor pretende no-explicarnos y en ocasiones me cuestiono a mí mismo si es necesario, en ese juego planteado por el autor gallego, seguir el orden planteado por él. En obras anteriores como Griza Zono, Optimización del proceso y  Los dos amigos podemos observar que el punto de partida de cada una de ellas es diferente, tanto en lo que quiere no-contar como en el concepto inicial de cada una de estas. En la primera, mi favorita, existía una no-narración un punto cero de una historia que no se narra si no que se interpreta, la segunda estaba presidida por dos ideas: espacio y contexto, y a partir de ahí desarrollaba un escenario enigmático, pero más accesible que en el primer trabajo citado; y en el tercer caso existe una apertura a cierta narratividad en la que plantea un macguffin para seguir desarrollando su discurso formal.

fragmen2

Fragmentos seleccionados es por el momento su obra más extensa y también en la que pone de manifiesto sus dinámicas creativas más conocidas; buscando, desde la extrañeza a la creación de un espació desarrollado a través del contexto, impuesto a través de unos microrrelatos en los que se tratan temas varios en el que el punto de partida es una sinopsis tan enigmática como, en principio, sin relación con el relato principal. Esta reza así: “El fuego se inició sobre las 11:45 de la mañana. En cuestión de minutos todo el bosque estaba lleno de humo. Aunque las llamas eran cada vez más intensas, nada parecía estar ardiendo. Cuando al fin se disipó el humo, todo estaba intacto. Sin embargo, el olor a quemado tardó en desaparecer”.

Esa sinopsis acompañada del contenido hace que me cuestione lo planteado al principio de esta entrada ¿Magán crea un relato lineal o no-lineal?. ¿Las diferentes microhistorias tiene lugar en ese espacio que empezamos a imaginar tras la lectura de la sinópsis? A la primera pregunta no tengo respuesta aunque quiero creer que es lineal, también me gustaría pensar que el ingenio de este autor llega hasta tal punto que la apertura de cada uno de esos relatos y la interconexión de los mismos es tan abierta que permite una lectura no lineal impuesta por el orden cronológico del libro. A la segunda pregunta creo que tiene una respuesta afirmativa. La extrañeza del relato iniciático que es la sinopsis, se conjuga a la perfección con esa forma de no narrar que tiene este autor y por su manera de evitar la estructura clásica de presentación nudo y desenlace.

fragmen3

En Fragmentos seleccionados Andrés Magán da un gran paso a la hora de crear no-historias más complejas valiéndose de las herramientas que ha utilizado hasta el momento, creando un suspense no vinculado al género narrativo sino que apunta directamente a las expectativas de un lector que tiene ante sí una obra que se despliega como abierta. La apertura nos ayuda a imaginar un nexo entre relatos que construye un espacio imaginario inexistente, que no podemos reelaborar como un topo geográfico que aunque imaginario sea reconocible de alguna manera. Y por otro lado está la estructura que se dibuja en nuestra mente como un elemento artificial que debemos desentrañar y reescribir con las pistas que nos da un autor que nos reta en cada obra a descifrarlo como meros contempladores de su trabajo.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

 

Spain is Pain #282: Lo mejor de 2016.

El año nuevo se viene el año viejo se va, y por estas fechas, como siempre empiezan a aparecer las listas de lo más reseñable del año en diferentes ámbitos de la cultura. Como siempre en Spain is Pain nos ocupamos de aquellos tebeos que a nivel nacional podemos considerar como más interesantes por un aspecto u otro. Este año en cuestión podemos encontrar dos grandes bloques: uno en el que la experimentación está en primer plano y otro en el que las narrativas más clásicas explotan al máximo sus recursos. Como me ha sido imposible cerrar una lista de 10 obras he cerrado una de 15 imprescindibles, es decir, un buen año para la viñeta (y en lo personal también).

P.D.- Y recuerden, las listas son siempre subjetivas.

  1. Sirio (Fulgencio Pimentel) / Gialla (Ediciones Valientes) de Martín López Lam

Este es el díptico imprescindible de 2016, Martín López Lam explora la relación entre el autor y el lector, convirtiéndola en íntima y optando por un punto de vista subjetivo para convertir a la audiencia en protagonista. Imprescindibles.

  1. Vip (Penguin Random House) de Felipe Almendros

vip-portada

Felipe almendros sigue con la exploración de su yo artístico y su yo ficcional en un volumen monumental, directo y retórico. Un trabajo en el que el énfasis de la lectura se sitúa en espacios que exploran la relación y la influencia de la obra de ficción tanto para el autor como para el lector. El CD que lo acompaña es maravilloso.

  1. Gran bola de helado (Apa-Apa) de Conxita Herrero

bola1

Un trabajo diferente, aquí la autora vuelve a ser protagonista, pero en un entramado de formas y colores que aspira a trascender al mero relato narrativo. Gran bola de helado es ante todo una obra sinestésica que se debe leer, degustar y sobre todo respirar al ritmo que esta te marque.

  1. Hopper (Autopublicado en TumblR) de Felipe H. Navarro

hopper1

Felipe H. Navarro es un autor que evoluciona rápido y en Hopper parece cristalizan todos aquellos elementos que hacen grande a este creador. Este work in progress nos habla de una idea un concepto, el que da título a la obra, que muta en función del relato que se nos narra en ese momento. El formato vinculado a la plataforma nos regala una idea de viñeta-lienzo impagable. Amigos editores ¿para cuándo una edición en formato físico?

  1. Materia (Astiberri) de Antonio Hitos

materia

Antonio Hitos en su último trabajo hace una aproximación holística y conceptual a nuestro mundo poniendo de relieve y cuestionando algunos de los pilares básicos de la sociedad contemporánea a través del relativismo. Mucho menos críptico que en su obra interior pero más perverso en la forma de elaborar el discurso. Un trabajo imprescindible para comprender la evolución de un autor que aspira a la simplicidad estética.

  1. Hoodo Voodo (Fosfatina) de VVAA

hoodo

En una obra colectiva de este calibre es difícil hablar de un creador en concreto, y más en este caso. La gente de Fosfatina se saca de la manga una serie de autores que trabajan al margen de la estética mainstream del cómic. Título fundamental para entender los desarrollos del cómic de vanguardia.

  1. Los dientes de la eternidad (Norma Editorial) de Jorge García y Gustavo Rico

dientes2

Jorge García y Gustavo Rico se sacan de la manga una obra sobre la épica vikinga clásica en un contexto visual innovador y rompedor. La magia consiste en no hacer que esas dos ideas choquen, y lo consiguen. El resultado una de las representaciones más preclaras de del Valhalla.

  1. El ala rota (Norma Editorial) de Antonio Altarriba y Kim

ala1

Un relato que cuenta cómo ningún otro la soledad y ostracismo en el que han vivido las mujeres en España durante más de medio siglo. La paracuela de El arte de volar constituye una obra más depurada que su predecesora, más crítica con el sistema de valores del catolicismo español, pero sobre todo por ser una obra que no se basa en la lastima sino en la reivindicación de un personaje femenino lastrado por las circunstancias.

  1. Gran Hotel Abismo (Astiberri) de Marcos Prior y David Rubín

granhotelabismo

El mejor escritor de ficción política y el autor que mejor representa la rabia contra el sistema ponen en escena sin ningún tipo de doblez moral la paupérrima situación política y social a la que nos somete el capitalismo feroz. El pueblo frente a la clase dominante, la violencia de clase vs. la violencia del estado y la caída del estado-nación son algunas de las cuestiones que se ponen en juego en esta obra.

  1. Lamia (Astiberri) de Rayco Pulido

lamia1

El autor canario vuelve con un trabajo de precisión tanto en el aspecto estético como en lo narrativo. Una thriller con asesino de por medio que pone de manifiesto las visicitudes de aquellas mujeres que buscan independencia en un periodo en el que todo les era negado. Intrigante y visualmente brillante.

  1. Insecto (Norma Editorial) de María Llovet

insecto1

Nunca me cansaré de reivindicar a María Llovet, su trabajo en la narración es complejo y lleno de capas. En su último trabajo hace una pequeña tesis sobre el amor y sus circunstancias, sobre lo inadecuado cuando no tiene que aparecer y de lo importante que siempre esté ahí aunque no se pueda satisfacer C. Tal como lo plantea la autora las cosas son como deben ser aunque no sean adecuadas.

  1. Palos de ciego (Astiberri) de El Irra

palosdeciego

La opera prima del autor sevillano es un manifiesto sobre la vida en los barrios del sur y de cómo el devenir de las personas esta en las manos del destino y de algunos cuantos cabrones que les gusta jugar con nosotros. La vida es dura y el Irra nos lo muestra sin ningún tipo de concesiones.

  1. La muerte y Román Tesoro (DeHavilland) de Lorenzo Montatore

Roman1

Lorenzo Montatore desmonta por completo la idea de la forma vinculada al relato. Bajo una apariencia banal nos desgrana un relato complejo sobre la muerte repleto de referencias literarias y de la cultura popular de la calle. Un libro para leer rápido, pero que se queda en la mente del lector durante mucho tiempo.

  1. La reina orquídea (El Verano del Cohete) de Borja González

reina 1

Una pequeña joya que ha pasado desapercibida, Borja juega con el lector a través de un trampantojo  visual en el que el lector se convierte en un espectador que tiene que estar muy atento para no caer en el agujero de conejo para no quedar atrapado en el relato. Deseando leer lo próximo de Borja.

Pues hasta aquí todo, a ver que nos depara 2017. Chau.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Spain is Pain #268: frustración.

picnic1

Picnic Saturnal (Peter Jojaio). Apa-Apa Cómics, 2016. Grapa, 32 págs. Color, 6 €.

Dos son los roles principales a través de los cuales se construyen las jerarquías (reduciendo mucho y atribuyéndome un conocimiento de sociología de chichinabo): los que deciden y aquellos sobre los que se toman dichas decisiones. Esto lleva a una situación de frustración tanto los que están arriba como para los de abajo. Pero ¿Quién hace las elecciones? y ¿Cómo son esas personas seleccionadas? En un principio cuestiones de sangre, clase social y el enchufismo suelen ser los motivos por los cuales se escoge a las persones que eligen, algo que esconde cierta idea clasista por la que se cree que las clases pudientes están más preparadas para gobernar, en realidad nada más alejado de la realidad.

La clave está en los puestos intermedios a veces obtenidos por meritocracia, raras veces, y en el resto de casos por más de los mismo. El encargado, o el “encargaucho”, según se mire, tiene una gran semejanza al negro de la casa de las antiguas plantaciones sudistas, este quería más la mansión del esclavista que el mismo. Casi siempre todo deviene en incompetencia, decepción y caos.

De esto último trata el último trabajo de Peter Jojaio de una patética lucha por el poder de decidir, pero con cierta indiferencia por parte de los que han de recibir las ordenes. El relatos centra en un reducidísimo grupo de scouts compuesto por cinco miembros que se han perdido en mitad de la montaña, dos de ellos, los más adultos llevan la voz de mando pero uno de ellos, el más inepto parece ser el encargado. El segundo de abordo pasa por completo de sus indicaciones, y los niños no tienen ni la menor intención de seguirle la comba.

picnic2

Se plantean en este pequeño cuento cuestiones de forma bastante interesantes, principalmente el planteamiento de los actos. El autor decide pegar un corte al principio y otro al final para asentar en el lector cierto desconcierto. No sabemos de donde proviene el conflicto entre los dos monitores, el de estos con los niños ni como han llegado a una zona tan inhóspita de la montaña. Tampoco existe una resolución clara, las dos tramas quedan por completo en el aire.

Jojaio se centra en el nudo de la acción donde la frustración se hace presente dese del minuto uno, desde limpiarse el culo con una piedra a ser incapaces de alimentar a los niños de los cuales son responsables. El “líder” del grupo vive obsesionado con su estatus no ve más allá de dicho parapeto, como el protagonista de El último (F.W. Murnau, 1924) que vivía por y para su uniforme de portero de hotel. En ambos casos despojarse del artefacto en forma de vestimenta supone una pérdida completa de papeles. Picnic Saturnal se centra en la ineptitud de un mundo que cada vez es menos capaz de centrarse en los problemas reales y si en los accesorios.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

 

Spain is Pain #263: el color y la forma.

bola1

Gran bola de helado (Conxita Herrero) Apa Apa Cómics, 2016. Cartoné, 144 págs. Color, 19€

En muchas ocasiones no sé si definir la obra de muchos de los nuevos autores como slice of life por el alto componente de experiencias personales volcadas en el texto. En algunos casos se puede entrever cierta vinculación entre el personaje, que a veces intuyo como un alter ego del creador, y el mismo autor. Dicha percepción viene dada por la cadencia del relato, normalmente lineal, en un intento de representar la cotidianidad, el día a día y por una rotura con los grandes puntos de giro. Dando como resultado una narración que fluye, que empieza y acaba de manera aleatoria.

Gran bola de helado de Conxita Herrero, se desarrolla con esos parámetros al que debemos añadir el concepto de viaje, o más bien de recorrido. Se desprende del personaje cierta ansiedad por vivir pero desde la no-acción, no hay premura por nada de lo que sucede alrededor de la protagonista, simplemente el mundo transcurre alrededor de esta y ella deja que todo fluya. Esta idea se refleja en la carencia de rasgos faciales expresivos en los personajes de este título. Tan solo unas características generales que los definan. Tampoco podemos hablar de hieratismo ya que el escaso lenguaje corporal de los mismos apunta a la emoción en determinados momentos.

bola2

Lo más interesante del planteamiento de Herrero es tanto dicha definición de personajes así como la composición de página y el uso de los colores. Las páginas rompen unas con otras, y entre las diferentes historias. Un estilo, más bien la forma o formas del relato que ahondan más en el carácter de los personajes que la descripción de los mismos. Y ahí juega un gran papel el color desbordante por el que apuesta la autora viñetas monocromas, líneas de color que definen a los personajes y colores vivos que reivindican su protagonismo dentro de la narrativa. Dando un trasfondo, tanto el color como la forma, a los seres que pueblan este relato.

bola3

El libro de Conxita Herrero es una gratísima sorpresa, se lee rápido, pero con una sola lectura no vale, hay que detenerse en cada página releer, entender la función de cada uno de los elementos, ver el conjunto y como todos juegan para apoyar una historia sencilla. Gran parte de la fuerza del discurso de esta autora consiste en hacer que todo parezca simple, sin mucha importancia, pero página tras página se revela un segundo perfil en el que la forma nos da muchas más pistas del relato de lo que hace la historia en sí misma. Un trabajo arriesgado pero brillante como pocos.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Spain is Pain #201: Lo mejor de 2014.

Se acaba el año, empieza uno nuevo y para no perder la costumbre, ya por tercer año consecutivo, publico la lista de lo mejor del año a nivel estatal. Se trata de una lista subjetiva,  quizás más de sensaciones y de valores. Creo que he escogido los títulos listados a continuación por los valores narrativos, estéticos y discursivos en los que los autores se han apoyado para elaborar su relato; y en las sensaciones que me han provocado cada título. Esta lista como cualquier otra es puramente subjetiva. Como por lo general no me gustan las listas de 10 este año he escogido 12, porque 12 son las campanadas y las uvas que nos separan un año de otro. Pues eso, ahí va la lista:

Culto1

  1. Culto Charles de José Ja Ja Ja (Fulgencio Pimentel)

La primera posición es para el trabajo de José Ja Ja Ja. Su obra nos habla de un descubrimiento que empieza por la edición en intonso (quiero pensar que no soy el único tonto que escribí a Berni para decirle que mi volumen estaba defectuoso 😉 ) que nos remite a aquellos textos inéditos que han estado ocultos durante mucho tiempo y aparecen ante nosotros vírgenes, por abrir, en un lenguaje visual críptico que nos obliga a repasar las páginas una y otra vez. Una obra difícil pero gratificante que va en contra las visiones ultracanónicas y preconcebidas del cómic. 2014 no hubiese sido lo mismo sin Culto Charles.

lasmeninas1

  1. Las meninas de Santiago García y Javier Olivares (Astiberri)

Frente al primer título que compone esta lista podríamos  considerar la obra de Santiago García y Javier Olivares como clásica. Pero no nos engañemos, Las meninas es uno de esos títulos que seguiremos releyendo una y otra vez por la cantidad de capas discursivas que los autores han aplicado y  que no hace más que revalorizar, más si cabe, la figura de Velázquez y poner un granito de arena más en el valor del cómic como medio para explicar la historia de un país. Firme candidato para el Premio Nacional del Cómic.

ikea3

  1. Ikea Dream Makers de Cristian Robles (DeHavilland)

Una de las sorpresas de la temporada, Ikea Dream Makers es el cómic que nadie esperaba encontrarse este año y el autor se ha plantado ahí con una gran solvencia narrativa y estética. Pero sobre todo por la capacidad de elaborar un discurso que nos habla del lado más cruel del capitalismo sin recurrir a lo más patético del relato social. Imprescindible.

scary

  1. Trabajo de clase/Nuevos Románticos de Ana Galvañ y Marc Torices (Apa-Apa Cómics)

Dos relatos centrados en la extrañeza de la adolescencia, y lo difícil que es crecer en una sociedad completamente alienada. Ana Galvañ y Marc Torices nos proponen un viaje alucinógeno al centro de la adolescencia, al terror que producen esos años de llenos de dudas y miedo. Así son las dos historias que componen el Miedo Issue, dos joyitas que no han de pasar desapercibidas.

versus-700x392

  1. VERSUS de Luis Bustos ( Entrecomics Comics)

El último combate de Tom King no es un combate normal, contra un adversario; no es un simple intercambio de golpes; sino que  es contra el tiempo y su vida. Esta cuenta atrás es narrada brillantemente por Luis Bustos, en un relato del que todos sabemos el final, pero nadie conoce el transcurso. Versus es una apología de la estética aplicada al deporte, una obra intensa que explica la fuerza de este deporte a través de unos lápices que no tiemblan a la hora de utilizar cualquier recurso y mostrar el sufrimiento del protagonista. Soberbia, dura e intensa, una obra para devorar que va directamente a la retina.

dltlps_cover

  1. DLTLPS de Gabriel Corbera (Space Face Books)

La vida como un bucle, hacer del momento clave algo infinito del que no se sale. EL punto fuerte de DLTLPS es la creación de unos personajes muy icónicos que no evolucionan en un escenario que no para de plantearle una serie de obstáculos, que en realidad les debería hacer crecer como personajes. El relato es un reto constante al lector por plantear una aventura infinita de la que solo vemos un fragmento, de la que solo podemos percibir la esencia de lo ahí narrado.

fsp_por

  1. F$P #1 de Irra y Dabi (Autoedición)

Estos dos tipos son los autores sevillanos, que si todo va como tiene que ir, van a dar mucho que hablar. El pasado noviembre se autoeditaron dos obras F $ P y A. Las dos me encantaron, pero si me tengo que quedar con una escojo la primera. Se trata de un texto adrenalítico que se desarrolla en una Sevilla sumergida en el Iberpunk con fuerzas demoniacas de por medio. El conjunto me recuerda a la primera vez que leí Akira de Katsuhiro Otomo, no digo más. Siganles la pista por las redes sociales.

Kiosco 1

  1. Kiosco de Juan Berrio (Dibbuks)

Otro canto a la vida en la ciudad del autor vallisoletano. Este trabajo planteado con sencillez nos planta la historia de una persona, un ser humano desde que se levanta hasta que se acuesta. Su puesto de trabajo es una atalaya desde la que puede vislumbrar todo lo que sucede en la ciudad. Lejos de ser una obra voyeur, como fue su anterior Cuaderno de frases encontradas, se trata de una obra que fabricada, creada desde cero pero que guarda ese aspecto de crónica social que tiene los últimos trabajos del autor. Juan Berrio es uno de los imprescindibles del cómic español.

putokrio1

  1. PutoKrío de Jorge Riera y VVAA (Edicions de Ponent)

Los que conocen a Jorge Riera dicen que es un tipo peculiar: genial, borrachuzo, pesado, encantador, bipolar, etc. No sé si es cierto pero en PutoKrío nos lo deja muy clara en su muy verdadera, aunque quizás no tanto, biografía. Esta obra es un gran juego metabiográfico en el que el personaje de ficción se apodera de la falsa vida real del guionista. Todo empieza como una broma pero el juego de Riera se encuentra a medio camino entre el found footage y el mockumentary se salda con resultados más que satisfactorios.

Inercia 1

  1. Inercia de Antonio Hitos (Salamandra Graphic)

Posiblemente el trabajo más anunciado y esperado del año. Antonio Hitos debuta con una obra sobre lo humano y lo divino, con una crítica brutal a esto último. Para matar ese ápice de la trascendencia de la vida y lo humano utiliza el puñal de la ciencia. Todo en un entorno urbanita, deshumanizado con unos edificios y contextos que prescinden de las personas. Un título impecable en el aspecto gráfico que sorprenderá a muchos por su solvencia narrativa. Un cómic que necesita releerse unas cuantas veces para captar las metáforas y el uso narrativo del color.

polo_sur

  1. El Polo Sur de Alexis Nolla (Apa-Apa Cómics)

En este trabajo Alexis Nolla dota al fracaso con una estética casi naif a unos seres voluntariosos que saben que no van a conseguir lo que se han propuesto, y a pesar de ello siguen para adelante. El autor nos plantea una obra sobre el viaje, el trayecto supone lo más importante de la narración, el fin no existe, sino una continua secuencia de idas y venidas que retratan el carácter de unos personajes cuyo mayor logro ha sido pervivir a pesar de no lograr sus metas.

futbol1

  1. Fútbol. La novela gráfica de Santiago García y Pablo Ríos (Astiberri)

Vamos a ser sinceros, pensaba que Futbol iba a ser el comic que menos me iba a gustar este año. Me encanta el estilo de Pablo pero no lo acababa de ver. Pero tonto de mí, Futbol es un texto que ha sido capaz de alejarse de todos los tópicos del deporte rey (topicazo por excelencia) sin perder la esencia de lo que hace que este deporte sea socialmente tan aceptado. Gusta a los más forofos y enganchará a aquellos que descubran la faceta humana del deporte. Porque de eso va esta obra de la dimensión que adquieren cuando se pone por medio una pelota. Eso y que el trabajo de Pablo, y el de Santiago, es la p*ll* (perdonen)

 

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

 

Spain is pain #178: Fracaso.

polo_sur

El Polo Sur (Alexis Nolla). Apa apa, 2014. Cuadernillo grapado. 18 x 24 cm. 40 págs. Color. 10 €

Fracasar y decepcionar es uno de los grandes terrores humanos; sin embargo, hay pocas cosas más atractivas que la historia de una derrota. El polo sur de Alexis Nolla nos narra las peripecias del Capitán Scott y su tripulación en su afán por ser los primeros en llegar al polo sur geográfico. Una expedición destinada no a triunfar ni a ser recordada por realizar dicha hazaña sino por ser los segundos en llegar, y a pesar de eso continuar con el proyecto hasta el final.

La fuerza del trabajo de Nolla se pone de manifiesto en dos aspectos. El primero es la mostración de la rutina los exploradores, el día a día del fracaso llena la narración de resignación en cada una de sus viñetas, hasta la certeza de una muerte inevitable que se convierte parte de esa recta final del trayecto. En este punto se revela la efectividad de la narrativa viñeta a viñeta para mostrarnos este fragmento de la vida de estos personajes como una cuenta atrás hacia la muerte de estos.

La segunda característica en el trabajo de este autor es lo neutro en la narración de los hechos, no se involucra, ni tan solo se muestra como narrador. Quizás tan solo lo hace en la elección de un hecho duro en el que el abismo está presente en todo momento. El autor despoja a los personajes de la heroicidad con la que se ha adjetivado la (no) hazaña de Scott y los suyos, poniendo el foco en los personajes sin poner uno por delante de otros. El capitán lo es dentro del texto, pero no deja de ser un personaje más en la narración. Y es solo a través de este que somos conscientes de la gravedad de la situación a través de las anotaciones de su diario.

POLO SUR IMPRENTA-1

El polo sur es un relato sobre lo que el mundo consideró que era una hazaña heroica que en su momento, al menos en el ámbito anglosajón, eclipsó la exploración de Amundsen que fue el primero en llegar al polo sur geográfico. Pero también es una texto sobre la decadencia de un periodo en el que las formas sociales vinculadas a los topos nacionales se ponía de manifiesto por encima de cualquier otra necesidad. Nolla describe así a unos personajes que son por encima de todo británicos con cierta flema que imponen cierto carácter caballeroso por el que el grupo y el orgullo está por encima de lo individual.

Este título lejos de estar de un relato sobre lo anecdótico, algo que podría parecer en un primer momento, que busca alejarse de lo heroico en favor de una historia sobre lo sucedido alejado de todo artificio, en el que la rutina se convierte en un elemento vehicular de la narración, en un título en la que no se nos muestra ni el principio ni el final de la aventura de estos exploradores.

@MrMiquelpg

@lectorbicefalo