Causalidad casual

ed1

Ed, el payaso feliz (Chester Brown). La Cúpula, 2017. Rústica, 268 págs. B/N, 22,50 €

Chester Brown es sin ningún tipo de dudas uno de los valores más sólidos del cómic contemporáneo y es posiblemente de los pocos a los que no se le puede echar en cara ningún pero nada ni en el aspecto narrativo ni en el estético. Aun en obras tan polémicas como Pagando por ello o María lloró sobre los pies de Jesús incluso El Playboy, que no pueden agradar a todos los lectores ambos valores sobresalen por encima del discurso. La evolución del autor pasa de manera evidente desde la transgresión visual, pornográfica, en algunos detalles a ser conceptual basada en los conceptos transversales de cada obra y en el tratamiento de las mismas.

Por eso es siempre refrescante volver a releer las primeras obras de Brown como es el caso de Ed, el payaso feliz. Más aprovechando la edición anotada que recientemente ha publicado La Cúpula; en esta podemos apreciar como el autor lleva, siempre en las esclarecedores notas, sus narrativas hacia lo personal y como estas están vinculadas de manera intrínseca a su forma de ver el mundo a pesar de no tratarse de una obra centrada en lo autobiográfico. Todo lo contrario, en esta obra primigenia encontramos como el autor canadiense va desarrollando una serie de elementos en las primeras páginas, un tanto desconectadas, pero que poco a poco va dándole una forma muy concreta: una narrativa causal construida a partir de casualidades. Construyendo un universo de mundos paralelos que se conectan a través del ojete, si, de un individuo anónimo y los genitales del protagonista.

Ed2

Utilizando las herramientas de ciertas narrativas vinculadas a la comedia el relato se construye en forma de un gag detrás de otro generando un gran gag en el cual se explica la desgraciada vida de Ed. El payaso en cuestión, del cual solo vemos los rasgos como tal al principio. En seguida se ve dentro de una trama en la que es acusado de cortarle la mano a un hombre, pero en su huida se encontrará con una chica muerta que resucita constantemente, será atacado por unos pigmeos asesinos, y su prepucio se convertirá en la cabeza de un presidente Reagan de otra dimensión. Es decir, Ed deviene una especie de vórtice de la mala fortuna en un relato en el que se pone de manifiesto lo absurdo del funcionamiento de los estamentos tanto políticos como sociales.

 Con el tiempo Ed, el payaso feliz sigue siendo un cómic que destaca principalmente por su desparpajo y su falta de complejos. Es divertido pero a la vez muy trágico, para ello Brown convierte a su protagonista en un Punching Ball al cual no se corta en arremeter contra él una y otra vez. Otro de los aspectos por los cuales merece ser releído es por el aspecto gráfico, en este volumen podemos ver la evolución estética del autor, de un estilo, por decirlo de alguna manera, más primitivo vinculado al underground más clásico a otro más depurado y definitivamente más reconocible con el que el autor posee a día de hoy. Creo que no hace falte recomendarlo por el valor mismo de la obra, pero como se suele decir en estas ocasiones: una gran oportunidad para aquellos que todavía no han empezado a deleitarse con la obra de este autor canadiense.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

 

 

Anuncios

Quiero ser


Fire!! La historia de Zora Neale Hurston (Peter Bagge). La Cúpula, 2017. Rústica. 124 págs. Color. 17,90 €

Posiblemente las biografías que más me gusten sean las de personajes que no conozco. Si el recorrido histórico se centra en una figura de la que conozco algo, el ejercicio suele consistir en aunar lo que ya sabía con las novedades, añadiendo además todo lo que ya supiera que la nueva obra omite o resume. Está claro que esto no evita que siga consumiendo biografías de personajes que ya conozco por mera curiosidad o atraído por planteamientos más novedosos o artísticos. Si no fuera así no seguiríamos devorando tantísimas obras sobre la figura de Hitler, una y otra vez, componiendo un fresco donde persona, personaje y criatura muta y se deforma hasta el infinito. Por eso es agradable a veces enfrentarse a la vida y obra de una figura desconocida, con la magia de esa primera incursión en la que no sabemos absolutamente nada y vamos avanzando con curiosidad sincera por el simple hecho de querer saber.

Así que no me queda más remedio que confesar que hacía muchísimo que no disfrutaba tanto una biografía como Fire!!: La historia de Zora Neale Hurston de Peter Bagge. Una biografía sencilla en la forma pero tremendamente poderosa en el fondo, que nos permite acercarnos a una figura quizás no demasiado conocida pero sí merecedora de estar en el batiburrillo de nombres de figuras de las letras que al menos conocemos de oídas. Yo en lo personal jamás había oído el nombre de Zora Neale Hurston, pero Fire!! tiene tanta fuerza, y es tan tremendamente entretenido, que me he visto obligado a leerme el cómic de una sentada, dedicándole otra a las interesantes y reveladoras notas del final. Una biografía digna de mención porque el personaje de Zora, como bien defiende Peter Bagge en su introducción, es una compleja unidad llena de claros y sombras que atraen en el mismo modo que repelen, algo que debería ser común a todas las personas interesantes.

Aunque no es la primera incursión de Peter Bagge en el terreno de las biografías de mujeres notables del siglo XX, me sigue llamando la atención el viraje del autor, quizás porque su trazo se me hacía demasiado atado a ciertos modos y tonos. Aunque defenderé siempre estas obra de Bagge como prueba de que un buen artista es capaz de huir de cualquier molde o etiqueta. Y si otras obras del autor nadaban en el costumbrismo más descarnado o el humor más directo, en Fire!!, así como en La mujer rebelde, tenemos una radiografía donde el talento que le presumíamos a Peter Bagge se aúna a la perfección con una cuidada documentación y una notable vena divulgativa que se empeña en enseñarnos quién era Zora Neale Hurston y por qué deberíamos conocerla.

Zora Neale Hurston es un personaje complejo de los que difícilmente hoy encontraríamos, pues el mundo actual es quizás demasiado veloz y cerrado como para permitir que alguien luchara al mismo tiempo por su propia libertad y por dar voz a su pasado. Desde el punto de vista académico tampoco hablemos, pues posiblemente aunque los trabajos de Zora se encuentren cercanos a los actuales estudios culturales, la maquinaria administrativa y burocrática bien se encargaría de acotar y organizar un corpus tan arbitrario, complejo y artístico. Pues Zora no dejó de ser una autora afroamericana de la primera mitad del siglo XX, empeñada en dar voz y reconocimiento a la cultura negra rural del sur de Estados Unidos y el Caribe, recogiendo desde sus leyendas y modos de habla hasta las prácticas del voodoo y otras creencias mágicas.

Pero Zona Neale Hurston, como nos enseña Peter Bagge, no se conformó con ser una mera cronista de su gente, también fue una mentirosa en lo personal y una embaucadora que o bien tuvo la suerte de estar en el lugar oportuno o si no se limitó a crear alguna tormenta perfecta. Sin duda una vida ejemplar que Peter Bagge nos cuenta de forma lineal y progresiva, donde los saltos temporales y las elipsis son continuas para contarnos la evolución de una mujer que no dejó de creer y cambiar para simplemente ser ella misma. Mención aparte se merecen las notas del propio autor, que nos ayudan a contextualizar cada momento y pasaje de la vida de Zora, lectura que yo recomiendo realizar tras la propia biografía, pues una vida tan intensa bien merece que se lea como se vivió, rápido y sin pedir permiso, con el corazón en el pasado y la vista en el futuro.

Ahora la pena, como ocurre tantas veces al leer biografías como Fire!! La historia de Zora Neale Hurston, es encontrar la obra del ilustre personaje, tanto las novelas como los estudios antropológicos de la misma, lo que sin duda me obligará a recurrir a la segunda mano o incluso a tener que leer en inglés, inconvenientes que su biografía me han demostrado más que soportables si el fin es conocer el corpus de tan interesante mujer.

@bartofg
@lectorbicefalo

Depuración interior

trágica1

Trágica derrota (Nozoe Nobuhisa). ECC, 2017. Rústica, 192 págs. B/N, 16,95€

El siglo XX japonés es un siglo de renuncias, tanto a su estructura social como en las formas políticas. Un ejemplo de ello es la constitución japonesa actual redactada por el general McCarthur durante el periodo de ocupación militar estadounidense (1945-1952). Dicho texto supuso una imposición política, social y económica de la que Japón, en algunos aspectos ha sabido sacar provecho.  Aunque a nivel emocional esto no facilitó durante muchas décadas depurar, no solo superar la derrota, lo que supuso a nivel individual luchar por y para una sociedad estratificada socialmente en el que los propios ciudadanos eran culpables por no enaltecer lo nipón, por muy estéril que fuese en ese momento. En el relato corto Las algas americanas de Akiyuki Nosaka un joven matrimonio japonés se prepara para recibir a un viejo matrimonio estadounidense en su casa, si bien las intenciones de los primeros son buenas los segundos hacen gala del espíritu del conquistador. Este cuento de 1967 ya refleja que el pueblo al pueblo japonés le faltó algo para poder superar la derrota y la imposición del gobierno de Estados Unidos.

Si bien Hadashi no Gen de Keiji Nakazawa opta por analizar el devenir de Japón desde las explosiones nucleares a través del devenir de un personaje. Pero ni profundiza ni reflexiona sobre la situación en la que queda el país a posteriori. En Trágica derrota de Nozoe Nobusha este opta por la idea de cierta reflexión a posteriori, utilizando a personajes que vivieron no solo la derrota sino las pésimas condiciones en las que vivieron en conflicto, la mayoría de ellos en primera línea del frente. Aunque sigue teniendo carencias en la denuncia de las tropelías cometidas por el ejército imperial a lo largo de todo el pacífico, China y la península coreana.

Sin embargo, el punto de partida del relato coral de Nobusha opta por mostrar otra vertiente, la de los propios compatriotas que tuvieron que sufrir, la salvaje, ideología ultranacionalista que impulsaba cierta idea de auto considerarse los blancos de oriente idea que venía respaldada por el régimen nazi al considerarlos arios de carácter honorario. En el caso de la Segunda Guerra Mundial los ciudadanos de a pie japoneses fueron las primeras víctimas de la conducta criminal imperialista, la cual puso por encima del valor de lo humano políticas bélicas suicidas.

tragica2

Nobusha narra lo humano por encima de lo histórico criticando de paso como en muchas ocasiones se ha dejado de lado contar una parte de la historia para acentuar otra. Cada uno de los relatos cortos que conforman este volumen está pensado para mostrarnos cada uno de los aspectos de lo crudo que fue la guerra para los soldados imperiales rasos. En “Kaiten” se explica como un hombre mayor fue adiestrado en el manejo de los torpedos suicidas manejados por soldados y como tras un accidente se genera una deuda que no es capaz de saldar nunca; una referencia a la imposibilidad de recuperar lo perdido durante el conflicto. En “Prisionero” un hombre mayor es incapaz de olvidar como fue obligado a ejecutar a un soldado chino indefenso. Este anciano intenta depurar su culpa llamando la atención de la policía una y otra vez ante la imposibilidad de olvidar dicho momento y el conflicto interior que este le genera. “Hambre” profundiza en una de las situaciones más despreciables vividas durante la guerra del Pacifico: el canibalismo. De cómo en las situaciones extremas los soldados se comían entre ellos y a algunos prisioneros. “Repatriados” es el único relato protagonizado por una mujer y de cómo a esta se le dio un veneno para que en una situación comprometida pudiera tomarlo para evitar el sufrimiento. Esta tras sufrir repetidas violaciones evita tomarlo tan solo considera hacerlo cuando existe la posibilidad se entere de lo sucedido, en este caso la mujer carga con el honor de la familia, que es lo único que le hace considerarse culpable. “Miseria” nos habla de lo cíclico en la desgracia, de como un hombre tras pasar penurias en la guerra y ya de mayor se ve en la calle mendigando una limosna. El volumen se cierra con “Morir en paz” en la que un anciano pescador espera la muerte el tsunami de 2011 tras vivir una vida de remordimiento por no haber muerto de manera honorable en el frente.

Nozoe Nobuhisa denuncia a través de diferentes frentes como el presente y la historia son una gran ola que hace que todo se olvide. Así es como vivieron los supervivientes nipones del conflicto bélico que tuvieron que volver a un país reformado por segunda vez en un periodo de tiempo relativamente corto e incapaz de asumir lo sucedido. La influencia, reconocida, de los grabados de Goya acentúa la idea de lo crudo dejando de lado lo morboso. Esto nos hace pensar en un autor capaz de repensar el sentimiento nipón con cierta idea de mostrar la crueldad como lo hacían los clásicos. Trágica derrota está a la altura de la obra cumbre de Nakazawa, si bien analiza Japón con una intención no de culpabilizar ni señalar sino de mostrar lo sucedido, sin caer en lo lacrimógeno ni en lo fácil.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Their Satanic Majesties Request

wicked1

The Wicked + The Divine. El acto faústico (Kieron Gillen, Jamie McKelvie, Wilson Cowles). Norma Editorial, 2017. Rústica, 176 págs. Color, 18 €

El mundo del pop-rock contemporáneo está muy alejado de aquello que fue hasta la década de los ochenta. Hasta aquel momento los y las que fueron estrellas de este tipo de música se forjaron como ídolos de masas a golpe de concierto, componer, crear y elaborar una imagen propia que ha llegado hasta nuestros días. Evidentemente la mercadotecnia, la explotación de producto y la creación de clones siempre ha estado ahí. En la actualidad vivimos en la época de los algoritmos no solo sirven para que Netflix haga series sin alma a medida de la audiencia suscrita al servicio, sino que en el ámbito de la música es algo que cada vez es más que evidente. Desde las Boys y Girls Bands de mediados de los noventa, los grupos “alternativos” creados por MTV (también por ese periodo) la música ha vivido un periodo de transformación más cercano a la creación de Idols del J-Pop y el K-Pop contemporáneo. No existe una escalada por parte de los artistas que están en primera plana sino que una construcción sesgada para nichos muy concretos de mercado.

The Wicked + The Divine juega en cierta manera a esa nostalgia por las grandes estrellas del pop y del rock, el magnetismo que estas generaban en torno a ellas, pero con un giro sobre la obsolescencia programada, no sobre la tecnología sino sobre la cultura de masas contemporánea de usar y tirar. El punto de partida es la relación de adoración que Laura, una adolescente británica, siente por Amaterasu una mega estrella del pop que forma parte de un evangelio de músicos y artistas que están copando la escena cultural del momento. Lo que no sabe Laura es que la fama es efímera, más en estos tiempos que corren, y las megaestrellas del pop que forman una especie de nuevo evangelio para las nuevas generaciones tan solo van a tener dos años de vida.

wicked2

Los dioses reencarnados se juegan no morir en el presente ya que sino desaparecerían para siempre. En este contexto Laura se convierte en una especie de sidekick de Luci, la reencarnación de Lucifer, la cual ha sido condenada por haber matado a unas personas con un simple chasquido de dedos. Laura intentará ayudarla y para ello deberá introducirse en el mundo de los dioses reencarnados para intentar saber quién está detrás de todo el asunto.

Estos dioses que se reencarnan cada noventa años no han encontrado una forma mejor de ser queridos y odiados que la de ser populares a nivel masivo, incluso en lo efímero de las redes sociales se convierten en unos totems para la sociedad contemporánea. Pero si hubiesen querido una adoración sin fisuras e intergeneracional seguramente se hubiesen decidido por ser estrellas (masculinas) del futbol, pero, evidentemente el mundo del deporte rey es mucho más gris, menos imaginativo y creativo que lo que supone ser una estrella de la música pop-rock. Kieron Gillen y Jamie McKelvie consiguen construir un universo solapado en el que la ficción funciona como un reloj con la inclusión de ese panteón de dioses. Otro aspecto en el que brilla es en el ritmo, en ese sentido está en su punto con un tempo muy marcado, dejando que se desarrollen las cosas con las pausas necesarias. En definitiva, un cómic interesante, divertido y que atrapa desde la primera página.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Spain is pain #303: Anarcoma Lives Again!!!

Nazario - Anarcoma - Obra gráfica completa - forro -edición es

Anarcoma – Obra Gráfica Completa (Nazario). La Cúpula, 2017. Cartoné, págs. Color, 34,90€

A lo largo de la historia del cómic español hay pocas obras que podamos calificar como iconos dentro de la cultura popular. Estas son aquellas que trasciende de los lectores asiduos de viñetas y que forman parte del imaginario social, podemos remitirnos a personajes como Mortadelo, Filemón y el Capitán Trueno para un público muy amplio o a Luca Torrelli y Makoki para un tipo de lector generacional. Pero si hay alguno que ha permanecido como hitos de un ámbito cultural, social y temporal muy concreto ese/a es Anarcoma, la creación de Nazario.

La concreción de los parámetros que define esta obra es algo que viene marcado, no solo por la voluntad de ejercer de cronista de una parte de la historia de la Ciudad Condal, sino porque dicho excepcional retrato viene dado por un autor que concentra gran parte de su obra desde mediados de la década de los setenta y los ochenta. Posteriormente su trabajo como autor de cómics ha sido anecdótica en favor de una obra pictórica. De ahí que el registro de las formas, las actitudes y las costumbres de la comunidad LGTB del momento convierten en vitales los dos álbumes de Anarcoma publicados durante la década de los ochenta.

En esta edición integral que publica La Cúpula recopila ambos volúmenes además de un grupo de historias breves relacionadas con el universo Anarcoma, también hay que sumarle una serie de portadas e ilustraciones del personaje aparecidas en diferentes publicaciones; lo que suele ser un volumen imprescindible tanto para los lectores que ya hayan leído anteriormente al personaje como aquellos nuevos lectores que busquen conocer no solo parte de la historia del cómic, sino una parte de la historia oculta de nuestro país. En las páginas de Anarcoma se entremezclan personajes ficcionales salidos de la imaginación del autor, alguna reimaginacion de los siempre bien dotados hombres dibujados por Tom of Finland, el homenaje al cine negro clásico que se respira, principalmente en el primer volumen; y la aparición de espacios y personajes reales de la Barcelona del momento, por ejemplo Ocaña, Onliyú o el mismísimo Nazario.

Nazario - Anarcoma - Obra gráfica completa - tripa (015-158).in

Si bien la primera entrega utiliza el robo de una máquina, que nadie sabe cómo es ni para que sirve, creada por el doctor Onliyú como McGuffin para mostrarnos la escena underground barcelonesa en este se destila un estilo gráfico que sigue estando de rabiosa actualidad. Anarcoma será la encargada de buscar la máquina pero de camino se encontrará a XM2 un robot-chulazo bien dotado y con una capacidad para el sexo inusual. Esta primera entrega gira en torno a lo lúdico festivo mientras que la desaparición de la máquina va pasando a un segundo plano, algo que se hace efectivo en el segundo álbum, bajo mi punto de vista mucho más interesante. En Anarcoma-2 existe un punto de denuncia contra el maltrato y las torturas que sufrió la comunidad gay en los años 80 como un remanente de la dictadura franquista. Lo más interesante de esta segunda entrega es el aspecto grafico mucho más depurado que en el anterior volumen y que siguen manteniendo la frescura del momento.

Que más decir de Anarcoma de Nazario… básicamente que es una obra fundamental por lo que supuso en aquel momento y por la necesidad real que tenemos en la actualidad de que esta obra salga otra vez a la palestra. A diferencia de muchos de sus contemporáneos Nazario le dio una impronta atemporal, tanto en lo visual como en lo narrativo, que todavía la convierte en un referente tres décadas después y que no puede faltar en ninguna de nuestras bibliotecas.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Nihilismo nipón

pantis 1

Bajo un cielo como unos pantis (Shun Umezawa). ECC, 2017. Rústica, 224 págs. B/N, 9,95 €

Shun Umezawa puede ser uno de los nuevos nombres más relevantes en 2017 en cuanto a la publicación de cómic, y más concretamente manga, en España. Bajo un cielo como unos pantis muestra los valores autorales con los que es capaz de combinar la crudeza de la crítica social hacia un Japón decadente que no es capaz de remontar del delirio occidentalista que se ha apoderado del país. Pero quizás lo más me relevante me parece es el cinismo del que Umezawa hace gala. Este no se deja llevar por metáforas huecas y de libre interpretación optando por asestar golpes directos al lector y más concretamente a una sociedad nipona.

De trasfondo a los cuatro relatos que integran esta primera entrega encontramos la caída de los estados nación como un espacio de referencia externo e interno. Estos marcos culturales proveen no solo una tradición en la cual nos podemos parapetar tanto como ciudadanos del propio país como los foráneos podemos interpretar las conductas de los habitantes de un país extranjero. Pero el discurso de la globalización hace que cada vez sean menos necesarios el reconocimiento de dichos marcos de referencia y de los códigos culturales que nos ayudan a interpretar ciertas conductas foráneas.

Umezawa aborda este discurso sobre la desintegración de la sociedad a través de unos relatos asentados no en la situación ni en la trama sino sobre unos personajes al borde de todo. La primera historia, que da título al volumen, se centra en lo que en primera instancia parece un relato típico de acoso en el instituto. Sin embargo, el autor deja de lado la idea de construir personajes débiles y fuertes para, de paso, dejar de lado el retrato maniqueo que suele reflejar este tipo de situaciones. Los tres protagonistas de este cuento son Mikami, un nihilista muy cínico; Hiroshi, un chico que apunta a tener cierta minusvalía intelectual; y Ai, un chico que desea ser mujer y está enamorado del adolescente que lo maltrata. En este caso Mikami constituye el pilar de la historia y del grupo, a través de este el autor establece un discurso anticomunidad. Mikami solo actúa por interés propio y desprecia todas aquellas actividades que tienen que ver con las supuestas bondades del beneficio comunitario. A pesar de ello acepta dentro de su espacio personal a Hiroshi, con el que piensa ir a un país tercermundista para formar un harén y a Ai, dos outsaiders en toda regla.

pantis 2

En El avance de la gran hambruna de la era Heisei Umezawa retoma a los dos personajes unos años después. Mikami no tiene trabajo fijo y se le ha acabado el subsidio de paro, Hiroshi trabaja en un sexshop y todavía no ha tenido relaciones sexuales. Mientras que el primero mantiene su visión cínica y distante del mundo, Hiroshi encuentra a una mujer con la que tener sexo, pero esta padece el Síndrome de Münchhausen por poder y daña a la hija para ser el centro de atención, aparte de eso es una adicta al sexo y no le importa practicarlo en lugares públicos. El tercero en discordia será el hermano de la mujer en cuestión, este pertenece a un grupo ultranacionalista japonés que reclama tanto la devolución de las islas que están bajo la soberanía de otros países asiáticos, el retorno de japoneses secuestrados por el gobierno de Pyongyang, o la expulsión de coreanos de Japón. Hiroshi con tal de mojar el churro seguirá hacia adelante con esos ideales y se afiliará al grupo en cuestión. Mikami será el que aportará, a su manera, cordura al asunto a través de su inquebrantable individualismo.

En Caos en las aulas presenciamos como durante la pausa para el desayuno en un instituto sucede de todo al mismo instante: una chica da a luz, una pareja tiene relaciones sexuales en la enfermería, otros se pinchan heroína, desamor, acoso escolar, etc. Una microsociedad en el que las normas han sido sustituidas por el instinto de unos adolescentes que ya no entienden la forma de comportarse japonesa como tal. El volumen se cierra con Paisaje con Watanabe en el cual navegamos a través de la memoria de Akemi, una joven prostituta universitaria, que recuerda su relación con Watanabe un chico que no tiene un cuerpo visible. La relación de este con ella es puramente material y sexual, él es violento y carece de empatía por aquellos que le rodean. Akemi creyendo que está desarrollando un sentimiento hacia este se da cuenta que en realidad no lo conoce.

pantis 3

Shun Umezawa nos da una aproximación cercana, certera y cínica no solo al Japón contemporáneo sino a la evolución social que está teniendo lugar en todo el occidente económico. En este caso la crítica va dirigida a la inutilidad de ampararse en un colectivo formado en torno a unos valores que están desapareciendo a causa de un capitalismo salvaje. Mikami representa la resistencia a través del imperio del yo; el autor reivindica a aquellos que están fuera de los estándares sociales como verdaderos revolucionarios. No existe ningún protagonista del volumen que tengan intención de ‘progresar’ para formar parte de ese Japón enmarcado en la historia ni en el espíritu que define al mismo. Las únicas referencias son aquellas del grupo de ultraderecha que dibuja una ideología antigua incapaz de asumir los nuevos retos que la humanidad requiere. A partir de ahora tendremos que seguir a Umezawa muy de cerca ya que lo que nos tiene que contar es realmente interesante.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

 

Ciudades caníbales

Ciudad-revientacráneos

Ciudad revientacráneos (Jeremy Robert Johnson). Orciny Press, 2016. Rústica, 340 págs. 16,95€

La literatura bizarra, extrema o psicotrónica, aunque sean cosas muy diferentes entre sí, no ha tenido mucho predicamento dentro de nuestras fronteras. Quizás uno de los mayores hitos de estos géneros en España es la publicación de una serie de títulos por parte de Reservoir Books a finales de los noventa. De estos guardo en mi memoria, y en las estanterías de mi biblioteca, un grato recuerdo de obras como El arte más íntimo de Poppy Z. Brite, la maravillosa e inconmesurable La fábrica de avispas de Iain Banks incluso Follame de Virginie Despentes. Son libros que hablaban en presente al lector contemporáneo, sin límites y de forma cruda, en definitiva, hablando claro y proporcionando tramas inéditas hasta el momento. Ya en el año 2000 aparecerían algunos títulos que podemos adjetivar como psicotrónicos de la mano de la editorial La Máscara dentro Attack Gore!, un sello destinado a este tipo de títulos. En realidad solo aparecieron tres títulos: Invasores psicóticos de Stanley Manley y Satán, Satán, Satán de Tony White, dos obras normalitas pero muy entretenidas, y la imprescindible Vacas de Matthew Stokoe, pendiente de una reedición en nuestro país.

Realmente hacía tiempo que ninguna editorial se dedica a un tipo de literatura que no entiende de límites, que juega a lo inesperado y a pillar al lector desprevenido. Orciny Press dentro de su colección Midian ha dedicado un hueco dentro de su catálogo editorial para sorprendernos con obras de culto en el ámbito anglosajón. Entre estas está de la que me ocupo en la entrada de hoy: Ciudad revientacráneos de Jeremy Robert Johnson. Un título que nos desborda en su lectura ya que lo que el autor nos plantea en primera instancia es tan ‘solo’ una invitación a la locura.

Lo que empieza como una aventura postcapitalista acaba como un manifiesto sobre la mutación y la fusión mental de diferentes personajes. S.P. Doyle, el protagonista, lleva trabajando toda la vida en un banco en un cubículo, como símbolo del trabajo especializado y alienado, gestionando documentación anónima hasta que decide reventar el sistema a través de la recopilación de recibos que registran el trasvase de dinero del banco hacia personajes oscuros y ocultos. Doyle crea una serie de personalidades para empezar a sacar dinero de la entidad bancaria para empezar a lucrarse de los desmanes financieros de la empresa en cuestión. Sin embargo, toda buena historia debe de tener un pero, Doyle está consumiendo grandes cantidades de hexa, vamos que se está drogando como un quinceañero en la ruta del bacalao en la década de los noventa, por lo que los límites entre realidad y alucinación empiezan a desdibujarse tanto para el lector como para el protagonista.

La primera parte del relato, está dividido en tres, empieza como una maravillosa fabula anticapitalista a ritmo de hexa que no cae en el buenismo progre de izquierdas dando a entender que el sistema solo se puede dinamitar desde dentro, con las mismas herramientas que posee la hegemonía dominante. Sin querer destripar el resto del relato la segunda parte nos lleva un mundo paralelo en el que el lado oscuro del capitalismo transforma la ciudad en un mundo en el que los valores clásicos han perdido todo el sentido. Doyle se encuentra en mitad de una guerra entre humanos conocedores de la verdad que se oculta detrás de todo y unos seres creados genéticamente por doctores que son criminales de guerra que ahora se dedican a modificar corporalmente a participantes en reality show. Sin embargo, es la conclusión la tercera parte la que nos da las claves totales del título: el sistema somos nosotros, nosotros integramos todas las partes del mundo que conocemos; por lo que la visión y la plasmación de lo que en realidad es el mundo es un reflejo de nuestro conocimiento inmediato. Así pues, Doyle, pasa de una visión del mundo solipsista a una holística.

Ciudad revientacraneos es una de las visiones distópicas más osadas de los últimos años. Es valiente, fresca y cruda. Jeremy Robert Johnson mezcla la ciencia ficción de videoclub de los años ochenta con una idea de distopía reptiliana que circula, al menos en los primeros tramos, por los mismos caminos que El club de la lucha. Si el narrador de la obra de Palahniuk concentra una comunidad de individuos a su alrededor para reconvertir el sistema, aquí la lucha de Doyle es en principio individual y egoísta para luego convertirse en una reivindicación comunitaria amalgamada en el protagonista. Lo dicho un libro recomendable al 100% y que dará que hablar durante mucho tiempo.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo