Relatos Terroríficos 3 (Junji Ito)

Relatos Terroríficos 3 (Junji Ito). ECC, 2016. Rústica. 160 págs. ByN. 5,95 €

Sigue el repaso a la producción en corto de Junji Ito recopilada en la colección Relatos terroríficos, llegándole el turno al tercer volumen. Este tomo está trufado de historias cortas, es decir, no nos encontramos con una o dos narraciones de duración media junto a unas cuantas más de menor duración. El tercer volumen de Relatos terroríficos funciona como una macedonia de horror, o si preferimos como un mix de frutos secos. Y como en todas las mezclas pues tenemos lo de siempre, bocados que gustan más y otros que más bien están de relleno.

No podemos negar la lógica de que Junji Ito tiene ideas más o menos geniales, sin olvidar que pocos autores alcanzan una media tan notable en su producción. La teoría del demonio o La melena larga del ático son típicas historias de terror con su planteamiento más o menos original y su final en climax, casi interrumpido para dejar más dudas que respuestas. Historias que bien podrían adaptarse como películas de terror contemporáneo japonés. Un amor de guión es quizás la historia más original del volumen, no necesitando Junji Ito de lo sobrenatural para darnos una historia que aúna tanto el horror como la tristeza, con un par de giros de guión bastante interesantes.

La antepenúltima y última historia del tomo son La espada del reanimador y Un laberinto insoportable, ambas imbuidas por un toque de épica y aventura de terror que no es ajena a Junji Ito. En estas historias la escala es un poco mayor e incluso se crea un poco de mitología alrededor de lo que se cuenta. Aunque siendo sinceros las dos historias varían en su final, siendo bastante flojo el de la primera y considerablemente potente el de la segunda, que sin innovar en el género se resuelve de una forma brillante. Por último, el tercer volumen lo cierra la historia La abusa, que deja un buen sabor de boca con una historia de redención imposible que no necesita en ningún momento de lo sobrenatural para asustar y dejarnos con un final totalmente desalentador.

@bartofg
@lectorbicefalo

El camino del sirviente (2)

Hanzô: El camino del asesino Vols. 7-9. (Kazuo Koike y Goseki Kojima). ECC, 2015-2016. Rústica, 450 pags aprox. c/u. B/N, 14,95€.

En la primera entrada dedicada a esta colección ya pudimos apreciar como algunas de las constantes arquetípicas de estos dos autores se plasman a la perfección. Pero sobre todo una que se convierte en vital para poder entender el bloque central del relato: las relaciones entre personajes y las estructuras jerárquicas de la sociedad japonesa de ese periodo. Estos factores pasan por una lucha por el poder constante e inacabable. Ieyasu pasa de ser en la primera trama un personaje dependiente de sus superiores, pero sobre todo de Hanzo a ser un personaje que forma parte importante de la trama con poder de decisión y de ser tenido en cuenta por todo el mundo.

Ese cambio de carácter pasa por la intervención constante de Hanzo, no solo como consejero estratégico sino como el protector que siempre va a estar encima de este para convertirle en un ser invulnerable y en gran parte responsable de los avances militares de este. Estos tres volúmenes se centran en las luchas entre los diferentes clanes, dando la sensación de que Hanzo pasa a un segundo plano se convierte en un elemento secundario que parapeta a su señor y se convierte en la avanzadilla de este. Esto sucede en el tomo 7 y la mitad del octavo. Las tramas giran en torno a los pactos entre clanes.

hanzo4

Lo curioso es que Hanzo se sigue describiendo como un personaje que se describe a través de la relación con las mujeres, lo vimos en los volúmenes anteriores y lo podemos seguir comprobando en estas tres entregas. Esto sucede principalmente en el tomo octavo y el noveno que giran en torno a las relación de este con otras féminas tan peligrosas y astutas como el mismo. Así pues utiliza el sexo al igual que ellas como una herramienta básica para llevar a cabo su misión. La mente de esta retorcida y lucida le hace hacer pasarse por un anciano para no ser detectado cuando va a asesinar a Shingen Takeda. La ninja que se ocupa de guardarle las espaldas se ve obligada a acostarse con este como medida de protección. Por el camino Hanzo se enamorará de esta y la incorporará a su harén de mujeres ninja.

Es evidente que Koike y Koijima explotan a la perfección la mostración del cuerpo femenino desnudo, pero esta artimaña guarda la esencia de dichos personajes. Por lo general independientes, fuertes y decididos. Ninguno de ellos tiene nada que envidiar a su contraparte masculina, es más son dibujadas como supervivientes natas. En el noveno volumen se pone de manifiesto ese aspecto la importancia de la mujer no solo en sus facetas más clásicas sino en aquellas de una mujer renovada y resuelta, tanto que al final quedan dudas si son estas que están al servicio de Hanzo o a inversa. Como cualquiera de las obras de estos autores Hanzô: El camino del asesino representa lo mejor del manga que tiene como protagonistas a los samuráis. Es decir un título imprescindible para los amantes de los dramas históricos nipones.

Otras obras de Koike y Kojima en el blog:

Son Goku, el héroe de la ruta de la seda 1 2

Kasajiro, el clava tatamis

El hombre sediento 1 2

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Astro City – Héroes locales (Kurt Busiek y Brent Anderson)

astrocity_heroeslocalesAstro City: Héroes locales (Kurt Busiek y Brent Anderson). ECC, 2016. Cartoné. 256 págs. Color. 25 €

Continúan las aventuras de la ciudad de los superhéroes ideada por Kurt Busiek, ayudado en el dibujo por Brent Anderson y en las portadas por Alex Ross. El volumen reseñado Héroes locales, recoge los dos últimos números del segundo volumen de la colección, así como los cinco de la miniserie que da nombre al tomo, un número especial dedicado al héroe Supersónico, y una historia corta que se realizó dentro de un recopilatorio dedicado a las víctimas y las fuerzas del orden que actuaron durante el 11 de septiembre del 2001, en el atentado contra las torres gemelas.

Lo cierto es que poco importa que las historias contenidas en Héroes locales pertenezcan al segundo volumen, a la miniserie o sean algunos de los números especiales, pues Kurt Busiek mantiene la misma dinámica en todas ellas, y en lugar de optar por centrarse en unos pocos personajes para desarrollar una narrativa larga, se empeña en expandir la coralidad de su fantástica ciudad de superhéroes. Evidentemente esto ahonda en que cada vez Astro City se convierta más en una serie dedicada a los conocedores del cómic de superhéroes en lugar de abrirse a nuevos lectores. Pues nadie puede negar que unos de los mayores placeres de Astro City es encontrar esos paralelismos con historias clásicas que ahora son remontadas, revisadas o alteradas, haciendo siempre de la nostalgia por un pasado mejor el motor de toda la colección.

astro-city-local-heroes-2003-2004-002-001

Esto no es necesariamente malo, pero no cabe duda que vuelve Astro City un producto para muy iniciados, algo que toma mayor peso en Héroes locales. Aunque para los lectores que sigan las aventuras ideadas por Kurt Busiek, Héroes locales tiene alguna sorpresa, por ejemplo, el guionista se centra en estas aventuras más en los viandantes de a pie y en terrenos quizás más grises o menos románticos de las aventureras y aventureros con capa. Decisión que sin duda marcaría lo que después sería conocida como La edad oscura, miniseries dentro de Astro City donde lo cruel exige su foco de atención por encima de los rayos de sol y el humor blanco.

Así que todo lector de superhéroes no debería dejar de lado Héroes locales en el sentido de que es una revisión tierna y colorida del pasado pero sin dejar de lado el precio de la ignorancia y la vista selectiva. Quizás números como Grandes esperanzas o Los viejos tiempos demuestren que incluso a las fantasías melancólicas les llega su momento crepuscular, muchas veces para volver a renacer, algo que hace de forma necesaria y exitosa Astro City en Héroes locales.

@bartofg
@lectorbicefalo

​Son Goku, el héroe de la ruta de la seda nº 4 (Kazuo Koike y Goseki Kojima

Son Goku, el héroe de la ruta de la seda nº 4 (Kazuo Koike y Goseki Kojima). ECC, 2016. Rústica con sobrecubierta, 384 págs. B/N, 13,95.

En entradas anteriores dedicadas a este título ya se comentó la influencia del texto original  a lo largo de la cultura asiática. Se trata de un relato fundacional en el cual se basa miles de relatos, sin tener en cuenta los cientos de adaptaciones como la archiconocida de Akira Toriyama o el mismo sobre la que estamos escribiendo aquí.  En este volumen asistimos a como el Mariscal de los Juncales Celestes se convierte en el cerdo  salido que conocemos de los primeros volúmenes. En volúmenes anteriores vimos como sucede lo mismo con Son Goku. En su travesía tras la transformaciones vemos las penurias que este sufre y como el especismo se ceba con el de mala manera.

Sin embargo, me interesa mucho más atacar un tema en esta breve reseña, y es de la cosificación de los animales como algo que uno de manera transversal todas las culturas de la tierra. El cerdo sufre mil perrerías solo por el hecho de serlo pero nuestro protagonista tiene un elemento que lo convierte en un ser preciado para ser maltratado como forma de entretenimiento. Tras haber ingerido melocotones de un jardín celestial este vuela. Los humanos tras descubrirlo intentan hacerlo volar a su antojo y para ello lo queman, lo ahorcan, lo entierran, y lo que haga falta. El cerdo empieza a dejar el estigma una vez recupera una estima, por decirlo de alguna manera: humana. Se viste como tal y empuña un arma para poder defenderse.

Quizás por todo lo mencionado anteriormente Son Goku, el héroe de la ruta de la seda es una obra interesante tanto por cómo se ejecuta la adaptación, sino también por la manera en que habla de la relación de los seres humanos con los animales y con todo aquello que difiere de la maldita normalidad.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Relatos Terrorificos 1 (Junji Ito)

junji_ito_relatos_terrorificos_1Relatos Terroríficos 1 (Junji Ito). ECC, 2016. Rústica. 160 págs. ByN. 5,95 €

Con el éxito que está teniendo el re descubrimiento de Junji Ito en nuestras fronteras era lógico que nos terminara llegando el grueso de su producción de historias cortas. Esto puede entenderse como un inteligente movimiento editorial, el autor vende y es comprensible que se quiere poner al alcance de los compradores todo lo editable. Pero por fortuna, en el caso de Junji Ito creo que nos encontramos con una gran oportunidad, pues si en algo reluce su genio es en la creación de pequeñas historias, por su duración, no por su calidad o escala.

Así que no podemos más que alegrarnos de tener entre manos la colección Relatos Terrorificos, que aúna toda la producción corta del mangaka, la cual ha desarrollado en diversas publicaciones. El primer volumen es un ejemplo práctico de lo que encontramos en cualquier obra de Junji Ito, ideas potentes que explotan en el rostro. Con el añadido de que podemos observar la evolución artística del autor, tanto en sus guiones como en su trazo. Siendo sinceros hay que señalar que donde más notable se percibe la mejora de Junji Ito es en su dibujo, que con el tiempo se ha vuelto más conciso para el detalle y exceso para lo grotesco, siendo capaz de fundir el realismo más trivial con la fantasía más abyecta. Unión donde reside su genialidad.

111

En Relatos Terroríficos 1 encontramos el relato en dos partes Los escalofriantes hermanos Hikizuri, que bien podría ser un resumen de toda la obra de Junji Ito, una historia gótica con gran influencia del grand guignol y con estructura de chiste, con esos grandes finales a los que nos tiene tan bien acostumbraos. Estructura que se repite en las dos historias que acompañan, La mansión del dolor fantasma y La mujer de las costillas sueltas. Si en la primera historia tenemos una familia de inadaptados clásica del genero, las otras dos rondan más otro tema también muy querido por Junji Ito, la salud, tanto en su vertiente de la enfermedad como de la belleza. En fin, que más Junji Ito siempre es bien recibido y Relatos Terroríficos nos garantiza un suministro continuo de su obra.

@bartofg
@lectorbicefalo

Sunny 6 (Taiyô Matsumoto)

sunny_num6Sunny 6 (Taiyô Matsumoto). ECC, 2016. Rústica. 264 págs. ByN. 12,95 €

La odisea humanista de Sunny termina en su sexto volumen cuando quizás Taiyô Matsumoto no ha contado todo lo que se podría contar, pero sin duda si ha desarrollado todo lo que tenía pendiente. Así que más nos vale alegrarnos, con las consiguientes lágrimas que nos dejan las últimas páginas de Sunny, por ese maravilloso sentimiento de querer mucho más pero sabiendo que hemos asistido a algo hermoso. Sentimiento del todo lógico, pues era imposible cerrar todas las historias que se iban desarrollando en el manga, debido principalmente a su naturaleza casi aleatoria heredada de la propia experiencia humana. Crear un único final para todos los personajes hubiera sido tan irreal que toda la historia hubiera perdido la fuerza que tan tenazmente se ha ido construyendo a lo largo de la misma.

Aunque siendo sinceros, si hay cierta experiencia de cierre en las últimas páginas de Sunny, no tanto en un sentido de conclusión como si de mutación, adaptación y cambio. Se podría defender que las aventuras de los infantes de la casa de los niños de las estrellas se transforman para que sus vidas fluyan por otros derroteros. Es complicado soltarles la mano, mucho, porque sabemos que vivirán tantos momentos tristes como alegres, pero no cabe duda de que Taiyô Matsumoto nos ha aleccionado lo suficiente para saber que siempre hay un hueco para la esperanza y que incluso en la mayor de las penumbras puede florecer la más bella de las plantas. Esto dicho así puede quedar un poco cursi, pero por fortuna Sunny es cualquier cosa menos un manga cursi, como las buenas historias humanistas sabe hacer de la crueldad el elemento necesario para añadir realismo y poner la bondad en valor.

5451369514df1a6688b7307c5561db2c

El sexto y último tomo de Sunny es parecido a lo que ya hemos leído, con retazos de la vida de niños huérfanos o abandonados, que adoptan una tortuga, visitan un parque de atracciones o se fugan en busca de sus padres. Esos frescos que por sedimentación han construido uno de los universos más ricos jamás explorados en un cómic, algo menos de una veintena de personajes que con miradas y acciones cotidianas son capaces de poner el corazón de cualquiera a mil, humedecer cualquier ojo y conseguir que la vida sea menos agresiva. Como es lógico me gustaría poder seguir leyendo las vivencias de estos niños durante incontables páginas, pero con una muestra de sabiduría, una que se suma a las incontables ya llevadas a cabo, Taiyô Matsumoto termina su historia porque sabe que no la puede terminar, que Sei y Haruo y el resto de los niños de las estrellas no son más que proyecciones generales llenas de detalles de cualquier ser humano. Sunny es sin duda una obra de arte a la que todo lector debería enfrentarse, porque tendrá que volver una y otra vez a lo largo de su vida.

@bartofg
@lectorbicefalo

Northlanders – La trilogía islandesa (Brian Wood, Matthew Woodson, Marian Churchland, Paul Azceta, Declan Shalvey y Danijel ZeZelj)

northlanders_5Northlanders – La trilogía islandesa (Brian Wood, Matthew Woodson, Marian Churchland, Paul Azceta, Declan Shalvey y Danijel ZeZelj) ECC, 2016. Cartoné, 256 págs. Color, 25 €

Termina la epopeya nórdica que durante 50 números, recopilados en cinco tomos, Brian Wood nos ha regalado con Northlanders, haciendo con nosotros esa cosa tan clásica e infrecuente de entretenernos mientras nos instruye. Porque si algo le debemos a Brian Wood tras este quintal de páginas es un sincero agradecimiento, porque pocos ejemplos hay de una historia tan bien contada en la que asistimos al ascenso y caída de una civilización. Desde las primeras razias más allá de la pedregosa Escandinavia hasta el lamento final de los dioses nórdicos devorados por el cristianismo, desde los inicios de la Alta Edad Media hasta la consagración de la Baja Edad Media. Casi quinientos años de historia donde más que asistir a las aventuras de los beligerantes vikingos, lo que hemos hecho ha sido recibir una magistral lección de historia sobre los habitantes del norte de Europa y sus incursiones más allá.

Northlanders: La trilogía islandesa está compuesto de dos historias cortas de un número, y de una miniserie de nueve números que cierra la colección por todo lo alto. Las historias cortas están realizadas de la forma a la que Brian Wood nos ha acostumbrado, relatos breves centrados en un limitado número de acciones, la mayoría de las veces con poca presentación y puede que menos conclusión, pero haciendo que ese éter extraño se llene de poesía y sensaciones. La cacería y La hija de Thor son dos ejemplos perfectos de esto. En la primera historia un cazador, dibujado magistralmente por Matthew Woodson, sigue a su presa hasta el límite, en absolutamente todos los sentidos de lo humano. La hija de Thor nos cuenta la difícil situación de una joven vikinga, en un momento de peligro e incertidumbre, una historia dibujada por Marian Churchland, que como curiosamente todas las páginas dibujadas por mujeres en Northlanders, tiene una belleza y fuerza incuestionables, colocándose entre las mejores páginas de toda la colección.

azaceta

El tomo se cierra con La trilogía islandesa, el arco argumenta que da nombre al volumen. Esta historia está compuesta por nueve números y abarca cuatro siglos de historia, contando los avatares de tres generaciones de la misma familia islandesa. Los tres primeros números, dibujados por Paul Azaceta, nos muestra a los primeros colonos que llegan a Islandia en 871 huyendo del rey de Noruega, una familia obligada a sobrevivir en la absoluta nada por un trozo de roca estéril. A continuación, Declan Shalvey nos dibuja a los descendientes de esa familia, ya asentados como señores feudales, luchando con la llegada tranquila e imparable del cristianismo. Por último, Danijel Zezelj dibuja no sólo la caída de dicha estirpe islandesa en 1260, sino la pérdida de su independencia y su anexión al Reino de Noruega. 400 años de historia perfectamente escritos por Brian Wood, llenos de personajes humanos y complejos, donde la historia y los espacios grises nos hablan no sólo de vikingos saltando furiosos desde sus drakars, sino de la propia humanidad atemporal.

@bartofg
@lectorbicefalo