Héléna (Jim y Lounis Chabane)

helena1

Héléna (Jim y Lounis Chabane). ECC, 2017. Cartoné, 160 págs. Color, 16,95 €

El amor como obsesión o el amor hiperromántico parece ser uno de los próximos mitos a redefinir por la sociedad contemporánea. Este, a pesar de la idealización a través de la ficción y la cultura popular, quizás tenga más de obsesión que de enamoramiento. Héléna parte de un planteamiento que cuestiona las vías a través de las cuales una persona se enamora o siente cierta vinculación por otra persona. Pero aquí el punto de partida no es de un sentimiento compartido sino de uno solitario hacia otra persona. El protagonista, Simón, es un hombre entorno a la treintena que ha vivido toda la vida con un sentimiento de enamoramiento obsesivo por Héléna, la cual no recuerda ni su nombre. La compulsión enamoradiza que el protagonista siente por esta mujer le lleva a dejar a la madre de su hijo plantada en el altar.

Pero ¿quién es Simón? un tipo que parece que no ha conseguido nada en la vida, vive desconectado de los padres, incapaz de tener amigos, parece que solo le queda uno, y sin apenas personalidad. En un alarde, casi de reconocimiento de esos aspectos propios decide proponerle a Héléna pagarle a 1.000 € por pasar tres horas por las tardes todos lo jueves, pero sin sexo de por medio. La idea de Simón es que va a convencerla para que ella se enamore de él. Evidentemente el plan falla, ella esta por echar el rato y por el dinero, sin más sentimientos de por medio no accede a enamorarse como el pretende que sea dicho intercambio. La idea transversal de este volumen es bastante clara, el amor es en cierta manera una obligación social y no solo eso, la pareja ha de cumplir una serie de requisitos como si se tratase de una lista de la compra.

 

helena 2

Los autores de Héléne parece que quieren construir una oda al amor platónico con vertientes psicopáticas. El lector tiene siempre claro que al final Simón no va a conseguir su objetivo, pero el relato como viaje ficcional esta elaborado como un tour de force para saber hasta donde es capaz de llegar este tipo por conseguir el cariño de una mujer. Bien podría decirse que con el dinero de por medio ella esta jugando con él, pero es el mismo el que se engaña. Jim y Lounis Chabane apuestan por retratar un panorama contemporáneo de las relaciones humanas en las que las personas parecen tener que apagar necesidades propias sin importar las ajenas. Simón es un personaje paradigmático a medio camino entre las antiguas másculinidades y las nuevas, pero que parece dejarse atrapar por las primeras.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

 

 

Anuncios

Paper Dolls Recortables (Sandra Losada)/ Little Monster Zine

Paper Dolls Recortables (Sandra Losada). Little Monster, 2017. Edición bilingüe Español-Inglés. 26 págs. Color, 16,95 €

Little Monster Zine. Little Monster, 2016. Edición bilingüe Español-Inglés. Grapa, 24 págs. B/N, 3 €

Hoy voy a dedicar la entrada a un público que no suele ser el habitual, quizás sea mejor decir productos para un público, quizás infantil, pero perfectamente disfrutable por adultos. Empecemos un poco por la editorial, Little Monster; esta se dedica a publicar, por lo general libros de actividades, para colorear, cromos, etc. de temas que hace unos cuantos años podrían estar destinados a un público algo, más mayor que al que ellos destinan sus títulos. Monstruos, rockeros, seres del averno protagonizan algunas de sus publicaciones, que quizás estén pensados para niñas y niños, pero que como “adulto” me resultan muy atractivas. Pero lo más interesante es la transversalidad de género no son productos sesgados, ni marcados, ni orientados por géneros lo puede disfrutar tanto las unas como por los otros.

paper_dolls_metal_1482596736

El primer título es muy, pero que muy interesante, se trata de Paper Dolls Recortables emulando en forma, pero no en fondo, a las antiguas muñecas recortables, pero alejándolos de los prototipos de  mujer que estos incentivaban. Para empezar se trata de mujeres adolescentes, cada una con su propia historia, sus hobbies, pero el rasgo principal que las define es su total independencia con respecto a los hombres y la carencia de una orientación sexual. Esto nos lleva a nuevos modelos de mujer que crecen de manera independiente al mainstream social a partir de un contexto social y cultural propio. Donna, Shenna, Michelle, Lily, Elise y Cherry Bomb son las protagonistas de una narrativa moldeable por aquella persona que quiera jugar con estas.

Por su lado Little Monster Zine algo que me hubiese gustado tener para leer cuando tenía 8-10 años. Aborda el tema de la monstruosidad con cierto toque naif y camp, pero ciertamente divertido. Pero, repito, no hace falta tener esas edades para poder disfrutarlo, a pesar de la inocencia que desprende es divertido y, como mínimo, no trata al público al que originalmente va destinado como tontos sino que pretende que aprendan a divertirse mucho más allá del Disney Channel. Este ‘zine está compuesto por una serie de entrevistas a personajes y autores que han trabajado con el  público infantil pero alejado del estereotipo de obra dulce e inofensiva: Johnny Ryan y Jorge Monlongo; también se mete en el ámbito de la música con Chumi Chuma o con Mike Park  el responsable de la discográfica Fun Fun Records!, dedicada al punk rock para niños, o reseñas de las películas de Kiss. Vamos, una gozada, decir divertido es poco.

En resumen, la puerta abierta por Little Monster, va mucho más allá del público infantil sino que los adultos podemos gozar perfectamente de este tipo de obras solo o acompañado de los pequeños de la casa sin tener ningún tipo de complejo. Vamos, una maravilla para disfrutar seas de la edad que seas.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

La guerra Civil en Francia (Gustave Doré)

gustave1

La guerra Civil en Francia (Gustave Doré). El Nadir, 2017. Rústica, 112 págs. B/N, 16€

El nacimiento del cómic está íntimamente ligado al de la prensa satírica y al retrato caricaturesco, y más cuando estos empiezan a ocupar un espacio preminente dentro de la prensa. Este tipo de ilustración que ya empieza a tener unos elementos narrativos, ya sea por el pie de imagen asociado que ancla el significado de los dibujos al contexto social. El dibujo como crónica constituye un elemento narrativo de primer orden pero sesgado por el tiempo y el conocimiento que el lector tenga de la historia. Muchas veces entender los chistes y los giros de un periodo histórico concreto hacen que tomemos mucha distancia con lo narrado. A parte de los personajes, más o menos populares, el motivo de la caricatura o, incluso, las formas en la que la comedia es entendida puede lastrar una obra de cierto periodo.

En La guerra Civil en Francia de Gustave Doré no limita lo cómico a lo temporal sino que hace adoptar a los personajes unas poses reconocibles en el tiempo por la cual podemos adivinar cierta psicología en el trazo del dibujante. Podemos adivinar quién es quien, no a nivel nominativo ya que debajo de cada personaje no aparece ningún nombre, por la pose adoptada, la fisonomía de la cara, la relación entre el pie de página y la posición del cuerpo, las manos o los rasgos más personales que se dibuja en sus faces. Los retratos son de un periodo muy concreto; 1871, año en el que se produce una revolución social en París y más concretamente cuando es proclamada La Comuna.

dore_guerra_civil

El relato a base de retratos gira a mitad de camino de las dos posiciones políticas, por un lado los políticos “legítimos” que intentarán aplastar cualquier tipo de levantamiento ciudadano y por otro aquellos que han decidido gobernarse a ellos mismos. El punto de vista de Doré es, o al menos lo parece, partidista: los políticos de Versalles son mostrados con sus defectos y sus inflexiones, pero siempre utilizando la palabra como medio para hacer llegar su mensaje sin embargo los comuneros son dibujados en su malformación física y hablando de una manera mucho más cerrada, sesgada por el contexto en el que viven.

Aun así Gustave Doré aporta un discurso distante hacia los contenidos lo cual le permite hacer un texto atemporal en el que podemos ver reflejados a muchos políticos contemporáneos. A pesar de ello el contexto sigue sesgando muchos significados. Pero este libro debe de leerse mucho más allá de lo que pudiera ser un conocimiento político pleno de aquel periodo, sino como una obra que en su forma más superficial apunta hacia la importancia de la política en las sociedades occidentales y que de manera más profunda señala las desigualdades sobre la que se cimientan estas. La guerra civil francesa es un libro sobre todo para curiosos que nos permite indagar en un periodo muy interesante de la historia de nuestros vecinos, pero que principalmente nos permite descubrir otras facetas del que luego seria uno de los ilustradores más importantes de nuestra historia.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

El árabe del futuro 3 (Riad Sattouf)

arabe10

El árabe del futuro 3 (Riad Sattouf). Salamandra Graphic, 2017. Rústica, 152 págs. Color, 19 €

En las entregas anteriores de El árabe del futuro se van sembrando algunas semillas que empiezan a germinar en esta entrega ubicada temporalmente entre 1985 y 1987. La primera de ellas es cierta imposibilidad por parte de los personajes a integrarse por completo. Empezando por la madre de Riad, una mujer francesa acostumbrada a una forma de vida occidental que no acaba de entender su posición como mujer y ciudadana en Siria. Esta carece de autonomía estando muy condicionada por la situación de la mujer en ese país. Ella, al igual que el resto de mujeres de la familia siria que de vez en cuando la acompañan, está apartada de todo desde el poder de decisión a poder emprender acciones a nivel personal, cumpliendo tan solo una función social y reproductiva. Ese choque cultural es leitmotiv de este volumen. Por su lado el marido, nacido en Siria pero formado en Francia se autoimpone, a él y a su familia, el vivir en un país que ni siquiera el entiende.

Otra semilla es la de la frustración de unos niños que ven con extrañeza los giros culturales de cada civilización: tanto la siria como la francesa. A través del cine los niños crean una fantasía de un occidente atractivo que quizás por su lejanía se convierte en un lugar deseado. De ahí que las tiendas del mercado negro supongan a los ojos de la mujer y, sobre todo, de sus hijos una fruta prohibida, tanto por la sociedad, como por los precios de las cosas, que les permite degustar un poquito de aquello que otorgan las tierras lejanas: esperanza. Aunque todo se desmiente en el capítulo 15  cuando para que la madre dé a luz a su tercer hijo se muda a su país natal allí, el niño protagonista, puede comprobar que las miserias sociales de cada nación quizás no sean iguales pero comparten una especie de decadencia paralela.

arabe11

La última semilla es la de la multiculturalidad en un entorno no occidental. Sattouf apuesta por mostrar un microcosmos de lo árabe en un pequeño pueblo sirio en el que la relación entre niños supone un motor de intercambio cultural y de costumbres que trasciende a las diferencias de cada habitus. El cine occidental, la navidad, el islam como forma de vida en Arabia Saudí e incluso el aspecto de los infantes trazan el camino de normalización en el que todo se equilibra en favor de la convivencia. Pero el autor rechaza mostrar una uniformidad en el relato de Siria mostrándonos otras realidades, ciudades, formas de vida, incluso de otras religiones. Eso abre las puertas a la imaginación de un niño que no acaba de entender las diferencias entre el mundo de una madre aferrada a sus costumbres occidentales y un padre que cuestiona constantemente lo francés pero que no acaba de encontrar su espacio en Siria.

En realidad todo confluye en este tercer volumen en el que Riad Sattouf hila más fino que en los anteriores. Ya conocemos a los personajes, su entorno y los condicionantes que suponen vivir en un cronotopo que no es el tuyo o en el que has cambiado tanto que cuesta reconocerte como del lugar. En esta entrega el padre se perfila como el personaje más interesante de todos por vivir en una contradicción continua que fluctúa entre el querer a su tierra y la incapacidad de esta para evolucionar hacia unos estándares de calidad de vida mínimos. Sin embargo, el relato principal es el de una especie de libre aproximación a la bildungsroman mezclado con el slice of life más canónico, en la que Riad aprende un funcionamiento polar de la sociedad, por un lado el paternal vinculado al mundo rural sirio y por otro la maternal construida por el discurso del progreso en occidente. Así el autor sitúa al lector a medio camino de ambas formas de pensamiento demostrando las carencias de ambos sistema y los beneficios de los mismos. En definitiva, una historia que crece entrega a entrega y que va concretando unos personajes en formación dentro de un contexto estanco.

Otras obras de Riad Sattouf en el blog:

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

La historia secreta de Twin Peaks (Mark Frost)

twin1

La historia secreta de Twin Peaks (Mark Frost). Planeta, 2016. Cartoné, 368 págs. 19,50 €

Twin Peaks se estrenó allá por la primavera de 1990 y dejo de emitirse poco más de un año después de su estreno. Realmente no lo hizo falta extenderse mucho en el tiempo para convertirse en una de las series de culto más importantes de la historia de la televisión, y para ello David Lynch, la mente creativa detrás del proyecto, tenía muy claro que para hacer una serie con ese estatus debía de trabajarse desde el primer momento. Para ello no solo se hizo el producto televisivo sino que se desarrollaron dos libros que funcionaban a modo de expansión diegética: Diario secreto de Laura Palmer escrito por Jennifer Lynch, y Mi vida, mis cintas una a ‘autobiografía’ del agente Cooper escrita por Mark Frost. Y posteriormente, tan solo un año después de la finalización de la serie, se estrenó el film Twin Peaks: Fire Walk with me, centrado en los últimos días de vida de la difunta Laura Palmer.

La Twin Peaks de David Lynch tiene mucho que ver con la Derry de Stephen King, son poblaciones que no son meros escenarios, esconden un mal interior que hace que los ciudadanos se comporten con una aparente normalidad. En la serie de televisión Lynch aposto por el relato negro envuelto de una realización muy cercana al canon de las soap operas. Todo ello con una dinámica que buscaba mostrar un lugar idílico para el neófito pero que poco a poco se va convirtiendo en un topo laberíntico en el que los matices de los personajes dibujan una ciudad compleja y áspera. La geografía de la ciudad se convierte en un elemento central en ese esquema que bordea el espacio emocional: el doble R, la serrería, la comisaria, el Gran Hotel del Norte, el lugar donde encuentran a Laura Palmer, las casas de algunos de los personajes, etc., todos con una historia propia. Juegan con la idea del espacio deseado que como un envoltorio cubre la podredumbre que esconde la ciudad.

Los que visitamos esa ciudad en su momento y la revisitamos posteriormente a través de diferentes visionados podíamos adivinar que la historia de la ciudad era un tanto particular. La historia secreta de Twin Peaks trata de esbozar la historia de esta ciudad ficticia, pero alejándose del retrato historicista. Mark Frost opta por mantener una línea cronológica pero no una linealidad en los eventos que considera vitales para entender el background de la ciudad. Para ello construye el relato a modo de juego en el que debemos de adivinar quien redacta el documento que estamos leyendo. El metarelato se construye como un archivo de documentos, recortes de prensa, informes del gobierno, etc. que Gordon Cole nos envía para que sepamos quien se ha ocupado de redactar y compilar todos esos datos y que nosotros conoceremos como el archivero.

Este personaje del que tendremos que intuir su identidad compila documentos que datan desde 1805 cuando los primeros exploradores blancos llegan al territorio que a día de hoy se conoce como Twin Peaks. Pero quizás la maniobra literaria más interesante de este artefacto de geografía ficcional es que inserta la historia de la ciudad dentro de eventos reales e importantes personajes de la historia de Estados Unidos. Entre estos destacan William Clark, Meriwether Lewis, Jeremiah Johnson, Kenneth Arnold, L. R. Hubbard, Nixon o Jack Parsons entre otros. De esa manera Frost crea un continuo que refuerza el frágil puente que existe entre ficción y realidad, elaborando un universo casi anidado.

El libro en cuestión funciona a modo de background de la tercera temporada de la serie, pero para los fans de la serie original se convierte en un libro que nos ayuda a comprender el pasado de todos los personajes, los lazos de unión que existen entre ellos y los motivos por los cuales actúan de dicha manera. Este texto le otorga mayor corporeidad a la ficción, al espacio y a los personajes. Sobre todo a estos últimos, el texto va mucho más allá de las meras fichas de personajes, dando matices sobre la personalidad de los mismos. En definitiva, un regalo para fans y seguidores del universo Twin Peaks, o dicho de otra manera una lectura obligada para todos aquellos que algún día aspiren a comprender parte de lo que sucede en ese territorio de la imaginación que va mucho más allá del concepto de canon que conocemos hoy día.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Spain is Pain #301: Medievo (VVAA)

medievo 1

Medievo (VVAA). Termita Press, 2017. Rústica, 104 págs. B/N, 10 €

Los volúmenes colectivos suelen tener como principal inconveniente la falta de definición temática, la variedad de estilos de dibujo y gran disparidad en la forma de narrar. Por otro lado se suele pensar que este tipo de títulos suelen funcionar a nivel comercial ya que el atractivo del autor principal se disipa con autores que o no son tan conocidos o no predican con los estilemas del volumen. Evidentemente no estamos hablando ni de revistas ni fanzines que son, sobre todo estos últimos, la base del comic colectivo por esencia y cuya misión consiste en mostrar diferentes vertientes de la historieta de una manera más o menos seriada.

En cierta manera la solución pasa por una unidad temática, estilística y de concepto, pero no por homogeneizar ni forma ni fondo, porque en estos casos el tono es necesario para que cada uno de los autores puedan mostrar los valores de su trabajo. Eso es lo que sucede con Medievo un volumen colectivo que gira en torno a ese periodo histórico desde diferentes vertientes, desde ficcionalizaciones que juegan con el concepto que todos tenemos sobre ese momento tan oscuro de la historia de la humanidad se juega con el desapego hacia la vida y con el poco valor de la misma.

Entre los diferentes capítulo también podemos encontrar algunos relatos que buscan indagar sobre algunos personajes reales como Trótula de Salermo, una de las primeras doctoras de las historia, a cargo de Marina Vidal; Juana García de Arintero, escrito en castellano antiguo de la mano de Javi de Castro o Simeón por Miquel Muerto. O jugar con algunos de los topos habituales relacionados con la Edad Media, como la alquimia, la brujería o las disputas entre diferentes señores medievales.

Este volumen escrito  y dibujado por Anabel Colazo, Cristina Serrat, Fran Collado, Ferro, Javi de Castro, Manel Vílchez, Marina Vidal y Miquel Muerto, con Borja González como dibujante del ex libris, es un ejemplo de un buen volumen colectivo en el que no hay ningún autor puesto por rellenar y el que todos aportan una visión de ese periodo. Aun es más difícil encontrar cierta unidad visual en la que cada uno de los creadores con su propio estilo no desentona con el resto. Resumiendo, Medievo  es un título que se aleja de los inconvenientes mencionados al principio del post y que además es entretenido y divertido.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

El cuarto mundo Vol. 1 (Jack Kirby).

 

Cuarto_Mundo 1

El cuarto mundo Vol. 1 (Jack Kirby). Ecc, 2017. Cartoné, 400 págs. Color, 35 €

Kirby es posiblemente, y sin el posiblemente, el autor más relevante que ha dado la industria mainstream del cómic. Es una afirmación que nadie o casi nadie podrá rebatir, por algo recibe el apelativo de El Rey. Este autor ha tocado todos los géneros narrativos desde el romántico al de aventuras pasando, por supuesto, por el de superhéroes. Siendo en este último en el que el nivel de experimentación dentro del canon narrativo ha sido mayor. Un ejemplo de esto es El cuarto mundo, un universo narrativo que Kirby recrea dentro del universo de DC sentando las bases para un nuevo evangelio superheroico basado en la eterna lucha entre bien y mal en este caso encarnada en los personajes de Highfather y Darkseid.

Esta apuesta necesitaba de una extensión mayor de lo que estaban acostumbrados tanto editores, autores y lectores. Aunque quizás sean estos últimos los que más agradecieran un relato concatenado a través de diferentes colecciones. La apuesta de DC y Kirby apuntaba a unos desarrollos de personajes y tramas, tanto horizontales como verticales, mucho más amplias, que diesen lugar a la creación de un universo coherente en el que existiese cierta organización espacial de lo explicado. Para ello se crea una trama transversal que recorre colecciones como Jimmy Olsen, el amigo de Superman, Los Nuevos Dioses, Los Jóvenes Eternos y Mr. Milagro lo cual marca cierto paradigma a la hora de presentar nuevos personajes, casi uno por entrega del relato.

jack-kirby-mister-miracle-splash-panels-5

El vínculo con el resto del universo DC parte de una colección que evidentemente no fue un éxito de ventas, era hija de la explotación de productos relacionados con Superman: Jimmy Olsen, el amigo de Superman. Aquí se plantea un punto de partida, Kirby siembra  de existentes esta colección para utilizarla en favor de la historia que nos va a explicar a posteriori, tales como: Morgan Edge, la Zona salvaje, la Zoompista o el Boom tubo entre otros. Es decir, utiliza esta colección para proporcionar un marco que abra la gran narrativa que es El cuarto mundo. Se trata de una maniobra impecable, incluso a nivel mercadotécnico, en la que tres números de dicha colección suponen una apertura que parece que nos va a contar lo mismo de siempre, pero que guarda una sorpresa en su interior. Para ello se sirve de un Superman con cierto protagonismo, pero con cierto carácter instrumental. En este caso interpretando el papel de ayudante, tanto de Jimmy Olsen como de la Legión de repartidores.

Todo eso nos lleva al planteamiento que Kirby hace del universo  que desarrollará a partir de unas narrativas más bien convencionales. La idea es generar un nuevo mundo sin olvidar el viejo, o más bien solaparlo sobre uno ficcional en vías de consolidación. Kirby tenía muy claro que lo principal era contar una historia que no fuese precisamente esclava de una cronología del relato, sino que este diese de si todo lo que pudiese en función de un mitoarco argumental en el que los nuevos personajes fuesen moldeando el global del planteamiento narrativo. Para ello la introducción de nuevos personajes, casi en cada número, hace incrementar el impacto que recibe el lector ante una propuesta cambiante en cada número.

Solo cabe recordar que estamos ante un universo planteado a principios de la década de los 70 cuando DC pretendía dar un golpe en la mesa con el fichaje de Jack Kirby. Si bien en un principio esta nueva forma de plantear la estructura narrativa del ámbito de los superhéroes no caló mucho hemos podido ver como en la actualidad es una de las pautas a seguir y El cuarto mundo un referente imprescindible. La diferencia es que ahora este tipo de relatos compartido en diferentes colecciones son más esclavos de una cronología que generada en función de intereses mercadotécnicos. Pero Kirby es más que eso, no podemos olvidar las soluciones gráficas que proporcionas las splash pages la composición de viñeta y de página, a veces con solo pasar las páginas y ver las soluciones adoptadas por el Rey ya nos vale.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo