Spain is Pain #354: travestimiento

furillo-las-cloacas-de-la-cripta-00g

Las cloacas de la cripta (Furillo). Autsaider cómics, 2019. Grapa, 32 págs. B/N, 5€

En algunas de las capas de la personalidad, la mitología, la superstición, y un aspecto que distan mucho de los cánones convencionales, de los monstruos clásicos del terror nos encontramos lo grotesco como algo ridículo y grosero. Algo que ayuda tanto a horrorizarnos como para mofarnos de ellos tanto por su condición como por su aspecto. El monstruo, la bruja, la vampira o el hombre lobo tienen algo de eso, de ridículos, de estar fuera de sitio, de ahí que, posiblemente, causen ese repulsión en el resto de la sociedad algo de lo que apartarnos, catalogar y rechazar. Aquí podríamos entrar en cuestiones de análisis sobre la construcción de la sociedad y la homogenización de las comunidades.

Pero no, aquí vamos a tirar un poco más por Genette, la transformación de textos originales y reconvertirlos a contextos nuevos, en este caso el travestimiento. Furillo opta por esta técnica, aplicar su estilo gráfico para poder desvirtuar el aura del monstruo. Para ello se sirve del formato historia corta de revista de cómic de terror clásico estadounidense, historias con un final moralizante que pretendía sembrar el miedo entre los lectores más jóvenes. El autor convierte ese terror gótico en grotesco para ello hace aparecer la sexualidad de los personajes, mostrando sus más bajos instintos. Para ello se sirve de la desvirtuación de los cuerpos de los personajes: obesidades grasientas, caras embrutecidas, genitales deformados, pero siempre manteniendo los rasgos estilísticos que los definen.

furillo-las-cloacas-de-la-cripta01g

Ahí es donde se produce el travestimiento, personajes y situaciones reconocibles, sino, como se diría coloquialmente, no entenderíamos el chiste. Las cloacas de la cripta es ante todo un cómic de humor, grueso, pero humor que se mete de lleno en cuestiones escatológicas de ahí la desacralización del mito. Furillo se permite, como en todos sus cómics, a retar a al lector con un tour de forcé de heces, eyaculaciones purulentas, genitales colgones, cuerpos sudorosos y todas la imágenes truculentas del gótico reconvertidas en escenas de putrefacción. Furillo es un maestro en lo suyo en ese humor, en esa representación de los imaginarios y por eso es divertido, chabacano, pero muy divertido.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s