El jefe es una Onee (Nagabe)

sobrecubierta_el_jefe_es_una_onee.indd

El jefe es una Onee (Nagabe). ECC, 2018. Rústica, 232 págs. B/N, 9,95

En Japón el termino onee hace referencia a aquellos hombres que se visten, comportan o hablan como mujeres; algo que podemos asemejar al travestismo occidental, pero alejado de la idea de Drag Queen. Por otro lado, onee se utiliza para nombrar a una ide a de hermana mayor, con mayor experiencia, guapa, simpática y agradable. Con esas dos definiciones parte la descripción del personaje protagonista de El jefe es una Onee. Vincent Falnail es un empleado de alto nivel de una gran empresa japonesa, es admirado por sus subordinados tanto por su eficiencia como por su belleza; sin embargo, para estos hay algo que no cuadra en su comportamiento. La amabilidad de Falnail hace que sus trabajadores le pregunten sobre temas personales y se acerquen a él en exceso, diríamos que demasiado teniendo en cuenta las distancias personales dentro de la cultura japonesa.

Pero Falnail tiene una doble vida por las noches hace de onee en un bar nocturno donde se encuentra con otros hombres de su condición. En esa doble vertiente del personaje navega el leitmotiv de este volumen ocultar su faceta nocturna para no perder el respeto de sus compañeros de trabajo y la posibilidad de perder el mismo. Nagabe se adentra en los terrenos del yaoi a través de animales antropomórficos pero de manera muy ligera. No es el típico manga de este género, que es más o menos explícito, aquí la sutilidad manda hasta deslizarse hasta la comedia romántica. Falnail es cortejado por otros dos hombres Dant, un empleado de Falnail, y George, un colaborador de la empresa proveniente de Reino Unido. Así pues, gran parte del relato consiste en la resolución de esta diatriba. Todo en medio de esa necesidad imperante, socialmente, de tener pareja y escoger aquella que más se ajuste a su lista de necesidades; amor bajo el síndrome de la lista de la compra.

Pero lo importante es el tema y el contexto, no debemos olvidar que el protagonista es un travesti, y la normalidad con el que es tratado por su entorno más próximo. Eso y lo naïf del tratamiento, de comedia ligera, hace que sea un relato agradable, pero que seguramente lastra el potencial narrativo. Aunque esa forma de enfocar la historia no tiene por qué ser un punto débil sino también una forma de normalizar el contexto y la orientación sexual de los personajes. Aun así una lectura agradable, y divertida, con un gran diseño de personajes.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s