Wonder Woman. El feminismo como poder (Elisa McCausland)

ww

Wonder Woman. El feminismo como poder (Elisa McCausland, con ilustraciones de Natacha Bustos y Carla Berrocal). Errata Naturae, 2017. Rústica, 256 págs. 19 €.

Wonder Woman es la superheroína, incluyendo sus compañeros de profesión hombre, más compleja que existe en la actualidad. Casi se podría decir, también, de cualquiera de sus compañeras. No solo por el personaje en sí mismo, su origen, la mitología que la rodea en la ficción sino por los orígenes a nivel creativo. Esta nace como un elemento disruptivo que a pesar de las similitudes con los superhéroes de la época tiene un trasfondo que va mucho más allá del mero entretenimiento de masas. William Moulton Marston, creador de la amazona introduce una serie de variantes no solo en la ficticio sino en la publicación en sí misma. Pero sin perder nunca el tipo de producto cultural y a quien va destinado. Wonder Woman es desde sus inicios una mujer que se mueve por valores personales que van mucho más allá de la vendetta personal en la que se ven sumergidos otro tipo de héroes con o sin superpoderes.

En Wonder Woman. El feminismo como poder Elisa McCausland nos muestra como este personaje tiene un carácter excepcional que va mucho más allá del icono que empieza con unos valores asociados al feminismo, para convertirse en un personaje que en su periodo de recisión pierde esos valores políticos, para pasar a convertirse en una representante del feminismo de celebrities para recientemente recuperar esa ideología como parte constituyente de ella misma. La pregunta es cómo compatibilizar eso tanto para las masas como para las supuestas élites culturales o para el feminismo más canónico a través de un personaje para el cual de un físico notablemente atractivo.

El discurso de los cuerpos se ha convertido en una batalla sobre la representación de la mujer en el ámbito del cómic. Wonder Woman se encuentra en ese sentido en medio del debato, casi por definición las amazonas son mujeres con un cuerpo rotundo mantener ese equilibrio, entre ese físico y la validez del discurso feminista y la validación del personaje. En eso entra cierta tradición del BDSM ligado al personaje, las transformaciones del traje y poner la personalidad de Diana Prince por encima de cualquier atributo físico.

Esos son algunos de los elementos de trasfondo del volumen escrito por McCausland, un trabajo que elude por completo el relato anecdótico en torno al personaje centrándose en las sinergias creativas y autorales en torno a este, la vinculación del personaje de Marston con lo social ha hecho que este mutase mucho más que los superhéroes tradicionales. A Wonder Woman le ha afectado mucho más que a otros como Batman o Superman. Wonder Woman. El feminismo como poder es un recorrido a la evolución del personaje, pero no centrado en la cronología sino en la idea de una Wonder Woman transgeneracional. Siendo, sin ningún tipo de duda, el mejor estudio en castellano publicado sobre la mujer maravilla.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s