Nuevas mitologías en la cabaña Roanoke

leña

Leñadoras 3. Todas a una (Noelle Stevenson, Shannon Watters, Kat Leyh, Carolyn Nowak, Maarta Laiho) Sapristi, 2018. Rústica, 200 págs. Color, 19,90 €

En las dos entregas anteriores de Leñadoras ya se podía advertir un giro muy interesante sobre los textos destinados, en principio a lectoras jóvenes pero transitando en el ámbito de las narrativas mainstream. Estos, creados por mujeres, con protagonistas, en su totalidad, femeninos,son, sin embargo, trabajos creados con una mentalidad a aquellos que en el pasado destinados a este nicho de mercado intentaba marcar las pautas de lo que se esperaba de la mujer en esta sociedad. Noelle Stevenson y Shannon Watters apuestas por reconfigurar esa idea para las nuevas generaciones

Eso no pasa por poner solo protagonistas femeninas, dejar de lado a los masculinos, eso nos lleva a dejar de lado las tramas románticas dependientes clásicas y centrarse en la acción del relato pura y dura. La consecuencia es redibujar el universo mitológico clásico, puro y duro, dentro de este nuevo contexto. Aquellas y aquellos que ya hayan leído las dos entregas anteriores habrán comprobado de que no se trata de una serie de aventuras en las que llevan las riendas son todo mujeres. Tras esto existe una redefinición de los monstruos clásicos, llevarlos a otro terreno añadiendoles una serie de características alejadas del canon oficial.

leña2

Todas a una es un ejemplo de esa idea transversal que recorre esa idea; los dos arcos argumentales que componen este volumen dan un giro y pasan de la montaña al mar. Si seguimos en el mismo campamento, pero cerca hay una playa cerrada desde la que se divisa el mar. Este será el gran escenario para la introducción de dos nuevas reimaginaciones. En el primer arco son sirenas los seres fantásticos que se encuentran las chicas de la cabaña Roanoke, pero no son los seres mitológicos que nos solemos encontrar, no son bellas en un sentido canónico, aquel en el que a partir de este atributo se suponía la pureza de la persona en cuestión, ni tan solo se dedican a atraer marineros para robarles la vida. Las sirenas tienen su mundo, sus conflictos, y realmente no parecen interesadas ni lo más mínimo en los humanos. El segundo arco tiene como seres fantásticos protagonistas son una licántropa marinera, a.k.a. loba de mar, y unas selkies que tiene retenido el barco de la primera. Ambos arcos tienen en común, y ahí viene esa idea de reimaginar, la sororidad, el conflicto no se resuelve a través de la hermandad entre mujeres, lo violento se deja de lado en favor de buscar soluciones compartidas.

El tercer volumen de Leñadoras confirma el buen estado de forma de esta colección, que como ya se comentó en entradas anteriores, recupera la idea de aventura clásica pero cambiando algunos filtros. No solo el cambio de género de los protagonistas sino el cambiar el filtro de la extrañeza por el de proximidad. Eso provoca en el lector una riqueza en la mirada de aquello que nos es ajeno, aquí los monstruos, seres mitológicos y mundos paralelos. Esa proximidad junto con la sororidad como método para solucionar los diferentes conflictos hace de este cómic único, de ahí la amplitud de miras en cuanto a la audiencia deseada. En resumen, una lectura perfecta para el verano, que tendremos que esperar para leer más aventuras, la buena noticia es que ya queda menos para el cuarto volumen.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s