Espadas vs. Lasers

araña1

El Rey Araña ( Josh Vann y Simone D’Armini). Grafito Editorial, 2017. Rústica, 112 pags. Color, 16€

Alguna vez se ha hablado en el blog de la importancia de los géneros narrativos, su vuelta y su consolidación en la actualidad como una de las bases más importantes de la ficción contemporánea. Con la vuelta de esas formas literarias, en su gran mayoría, recubiertas de una pureza en torno a los rasgos que definen a cada uno de estos géneros surgen las variantes, casi tan antiguas como los géneros principales. Los subgéneros buscan, sobre todo, ahondar e investigar en los detalles más pequeños de las narrativas principales. De toda esa focalización surgen subgéneros temáticos  centrados en estereotipos históricos, gran parte de ellos centrados en la aventura pero con vertientes que se desvían hacia otros géneros; de manera que el western, los relatos de piratas, de exploradores o vikingos quedan expuestos a nuevas/viejas narrativas.

Los vikingos, el tema que nos ocupa en esta entrada, han sido uno de los grandes resucitados en esta revisión de los antiguos estereotipos, desde series de televisión, documentales, novelas que se entremezclan con otros géneros o reescrituras de antiguas leyendas los han puesto en una posición más que interesante. En El Rey Araña de Josh Vann y Simone D’Armini nos encontramos en una transposición de géneros que mezcla la épica y el honor vikingo con el relato de seres de otros planetas. Es decir, tecnologías primigenias de guerra, de formas de vida social y de economía basada en el saqueo con seres de otros planetas que intentan por un lado invadirlo y por otro salvarlo.

araña2

La venganza conforma el estrato base del relato, el hijo de un rey muerto ha de vengar su asesinato intentando matar a la mano ejecutora de su padre. Esta vendetta que dura años se convierte en una miniodisea en la que estos vikingos que basan, quizás, su estrategia más en la fuerza que en el pensamiento estratégico se ve interrumpida por la caída de dos naves alienígenas en la tierra; en una va un ser malvado que trata de destruir el planeta asimilando a cualquier ser humano que se le aparezca, en la otra va un tripulante de un planeta invadido por el primero. Pero dicha asimilación se lleva a la inversa con la avanzada tecnología bélica de los extraterrestres por parte de los vikingos, convirtiendo el relato en toda una experiencia.

El Rey Araña es ante todo un libro pensado para un tipo de lector clásico que conoce los referentes culturales vinculados a las dos narrativas presentadas en este volumen. Los autores no se entretienen en explicar y replicar ideas sobre las sagas nórdicas o los lugares comunes de las historias de invasión alienígena. El espacio de esta obra se dispone como un tablero de juego para ver hasta qué punto puede llegar esa situación explosiva, la de dos sociedades muy distantes en lo tecnológico. Por supuesto podemos pensar en otros tipos de público, aquel que se haya enganchado recientemente a los textos que se inspiran en la cultura vikinga, que no son pocos. Pero el rasgo principal, y en eso la obra no pierde pulso, es que se trata de un trabajo que busca aplicar las claves del relato de crecimiento personajes personal en el entorno de la aventura clásica.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s