Los clásicos

mortcinder1

Mort Cinder (Héctor G. Oesterheld y Alberto Breccia). Astiberri, 2017. Cartoné, 256 págs. B/N, 24€

Hablar de una obra clásica, respaldada por la crítica, aplaudida por el público y que encima es una obra atemporal en la que tanto los temas tratados como la forma en los que lo son parecen a los de una obra contemporánea, es algo fácil y difícil a la vez. Fácil porque está todo hecho es una obra no hay nada que impida analizar la obra desde el presente ya que la validez de la misma se basa en ese aspecto, y difícil porque ya se ha dicho de todo sobre esta y hay poco que aportar. Con ese dilema me encuentro ante la enésima relectura que hago de Mort Cinder, una de las obras inevitables para entender el cómic como un arte pleno y autónomo.

La obra de Oesterheld y Breccia cuenta la historia de dos viajeros en el tiempo, matizo, dos viajeros en el tiempo lineales su vida como la de cualquiera de nosotros. La cuestión es que Mort Cinder es un personaje eterno, inmortal que ha vivido los momentos más importantes de la historia de la humanidad. Sin embargo, Ezra Winston no es inmortal, ni eterno, es un mortal normal y corriente pero su forma de viajar en el tiempo es completamente diferente, A diferencia de Cinder Winston se desplaza a través de objetos con historia, es un anticuario la clave de su navegación temporal se basa en la documentación y en la apreciación personal. Esta percepción se complementa con la aparición del inmortal, los viajes son mentales para el anticuario mientras que para Cinder es su vida.

 

mortcinder_2

El segundo punto de inflexión de esta obra es quitarle el aura de un dios a Mort Cinder, él en el pasado no ha sido ni rey, ni general, ni nada por el estilo, es un hombre que ha pasado por la historia siendo un hombre normal. La perspectiva que ofrece Oesterheld es única la gran historia contada por los que realmente la hicieron si llevarse ningún tipo de mérito. Cinder es uno de los espartanos de la batalla de las Termópilas, soldado de trinchera, uno de los esclavos que participo en la construcción de las pirámides y la Torre de Babel, un preso convicto en Estados Unidos o marino en un barco esclavista. En resumen, es carne de cañon. Cinder no está libre de pena tampoco es que intente arreglar las cosas, pero al menos parece saber que es mejor dejar suceder lo que tenga que suceder.

El trabajo del guionista se complementa con el dibujo de Breccia, cada viñeta es una una obra de arte de la que es imposible salir. Ambos autores llevaron a cabo una de las obras fundamentales del noveno arte no solo por la expresividad del trazo del dibujante, siempre jugando con la oscuridad en todos sus aspectos, o por la capacidad de Oesterheld de crear un relato de género en el que la ciencia ficción se plantea como un medio panorámico para establecer un discurso social; sino por la capacidad de crear una obra plena y compleja que habla de una manera sencilla para llegar a todos los públicos. Creo que sobra decir que es imprescindible porque lo es, que es de obligatoria lectura o que debe estar en toda biblioteca de cualquier amante de la lectura. Mort Cinder sigue siendo una obra contemporánea y lo seguirá siendo durante mucho tiempo.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s