Rebelión en la granja

mirror

Mirror 1. El reflejo de la montaña (Emma Ríos y Hwei Lim) Astiberri, 2017. Cartoné, 176 págs. Color, 19 €

La sociedad humana, en cualquiera de sus vertientes, parece que sufre una irrefrenable voluntad por analizar, estructurar, crear y personalizar todo aquello que le rodea. Se trata de un mecanismo que conduce a la compartimentación y posteriormente a la jerarquización. Cuando el ser humano acaba de hacerlo con los de su propia especie inicia el proceso con otras especies, y tratándose del planeta Tierra nos estamos refiriendo a los animales. Estos aparte de cuestiones alimenticias y culturales (salvajes) son objeto de investigación tanto para su preservación como su explotación, aplicándose la jerarquía del ser superior sobre el inferior. Otra vertiente es la personalización de los animales u otorgarle valores correspondientes a la idiosincrasia humana, estos derivan en gran parte de las mitologías primigenias.

La relación entre humanos y animales es inevitable, en algunos sentidos más allá de los evidentes. El hombre como animal necesita establecer una narrativa condescendiente hacia los que están por debajo de la pirámide alimenticia, ya sea como forma de redimirse o por una necesidad interior que le impide deshacerse de dicha relación. En La rebelión de los simios (J. Lee Thompson, 1972) tras una plaga que extermina a gatos y perros los humanos utilizan a los simios tanto como animales de compañía como de esclavos. La lógica capitalista marca la supervivencia de aquellos seres que son útiles al sistema desestimando al resto.

En la primera entrega de Mirror dicha utilidad viene determinada por la necesidad que los humanos tienen de estos pero llevado a un estadio más elevado. Los humanos llegan a al asteroide de Irzah con la intención de poblarlo, pero antes introducen en el ecosistema a cinco animales que establecen comunicación con el asteroide. Estos adquieren la capacidad de habla y razonamiento constituyendo la única posibilidad de los humanos de establecer un nexo con el territorio que va más allá del entendimiento. Estos son denominados como los guardianes por la capacidad de salvaguardar una relación instintiva con aquello que lo rodea. Desde la llegada efectiva de los humanos estos han utilizado a los guardianes para entender Irzah sin ningún éxito, para ello han experimentado con animales y los han convertido en híbridos.

mirror_3

La clase dominante ejerce su poder a través de la ciencia, la magia, la alquimia y una violencia basada en una supremacía especista. En este juego de poder impuesto entra en juego Iván, un joven y notable alquimista; Sena, el primer híbrido creado y líder de la rebelión y Kazbek, un capitán alquimista. Iván a pesar de prestar un gran servicio al régimen está en contra de las fórmulas de este por lo que manda a dos híbridos, Zun, nacido como rata pero con forma antropomórfica, y Phinx, una especie de gato salvaje con sangre de los guardianes  en busca de la loba, una de las guardianes originales. A partir de ese punto empiezan a desvelarse las verdaderas intenciones de los humanos hacia el planeta y el papel de mediadores que ejercen los híbridos en este sistema de poder.

Considero Mirror una intrincada fabula compuesta como si fuera parte de la mitología de una cultura perdida de la que no se sabe desde hace siglos. En ese sentido el guion de Emma Ríos es elaborado hasta el punto de funcionar a todos los niveles de universo deseado, desde aquellos más superficiales como es la invención de especies o nombres, o aquellos que tienen que ver con la física del territorio o la prehistoria del relato. En cuanto al dibujo de Hwei Lim apunta también a eso tiene un gusto por relatar visualmente dentro de la tradición oriental de los grabados y la influencia estética de cierta tendencia del manga. Esta primera entrega juega narrativamente a jugar con lo evidente, el discurso que hay en primer plano es de carácter animalista y sobre el poder, pero página a página vemos como los personajes humanos tienen intenciones ocultas, y es que el humano a diferencia de los animales es capaz de mentir, ya sea por un bien mayor o por el peor de los egoísmos.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s