Spain is Pain #298: jefes finales.

mundo1

Mundo Extraño (Vicente Montalbá) GP Ediciones, 2017. Rústica, 228 págs. B/N, 16€

Creo que en la actualidad no existe ningún medio mejor, o que este sacándole más réditos al viaje del héroe que el videojuego. El proceso de construcción del mito a través de un personaje a través de la construcción del mismo mediante pruebas y obstáculos. Y es que la gran mayoría de títulos, incluso los simuladores deportivos, recogen la idea del mérito adquirido como un valor sólido para crear personajes con más posibilidades de superar no solo a enemigos, pruebas y jefes finales, sino que abre las puertas de mayores posibilidades de exploración del territorio. En cierta, a lo largo de la historia de los videojuegos, la narratividad de los videojuegos va ganando enteros a medida que se crean espacios más amplios de tránsito, lo cuales generan más oportunidades de narrativas propias por parte del usuario en función de los recorridos que este elija para su experiencia de juego.

Por otro lado mientras que hasta hace relativamente pocos años los videojuegos carecían de fundamento de cara a aquellos que no son jugadores habituales, a día de hoy son referencias tan válidas en el tiempo como la de cualquier arte popular. Un reflejo de la importancia de este arte/industria es la publicación de Mundo extraño  de Vicente Montalbá. En este partimos desde cero con un personaje neutro, sin rasgos distintivos que se introduce en un mundo del cual, tanto él como nosotros desconocemos todo, desde su constitución y orografía como por las reglas físicas y sociales que lo rigen. Así pues a partir de Bititor-45, nombre con el que se autobautiza el protagonista, veremos en qué consisten las dinámicas de crecimiento personal y de habilidades de este mundo.

mundo2

Cualquier aficionado a los RPG sabrá que este es un punto de partida habitual dentro de ese género videolúdico. Que lo que viene después pasa por reconocer el lugar, familiarizarse con él y empezar una andadura que consiste en ir de prueba en prueba para poder ir adquiriendo habilidades que se muestran en el árbol de experiencia. Y así será el desarrollo de la narrativa de este volumen. El autor pone el acento en narrar desde el punto de vista del personaje, no conocemos la experiencia del resto, a modo de experimento solipsista deja de lado completamente las narrativas paralelas. No sabemos nada de los personajes secundarios cuando desaparecen del lado de Bititor-45, debemos creer a ciegas en que lo que nos cuentan es completamente verdadero.

A estas alturas ya podemos adivinar, o como mínimo intuir, que el público objetivo es el de un tipo de usuarios de productos de entretenimiento electrónico muy concreto. En eso no hay ningún tipo de duda. Pero el autor se desmarca por completo de esas narrativas RPG llevadas al noveno arte en las que el dibujo es pornográficamente descriptivo y barroco en los detalles. Montalbá apuesta por un dibujo que bebe más del underground que de ese tipo de estándar estético y con eso gana puntos en la descripción de un universo que es en esencia chabacano, personajes que solo piensan en follar, comer, matar y beber. Se trata de la supervivencia pura y dura, y esta en situaciones adversas se reduce a lo básico, lo esencial. En definitiva, un cómic de aventuras clásico, divertido y muy entretenido que lleva al lector de la mano a través de un mundo del cual podemos pensar que conocemos todo, pero que en realidad no es así.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s