Spain is Pain #284: My little horse.

caballo1

Mi novio caballo (Xiomara Correa). Autoedición, 2016. Rústica, 102 págs. B/N, 15€

Afortunadamente las relaciones interpersonales han cambiado y mucho, el tan cacareado cambio de roles ha tenido lugar sin darnos cuenta, de forma natural y alejado de lo institucional, lo reglado o lo supuestamente tradicional algo que supone una especie de imposición subrepticia que tiende a lastrar cualquier tipo de progreso o evolución. Esta transformación en el terreno de lo sentimental no es ni más ni menos que una cuestión de género, o al menos está siendo así desde el último siglo. Ya no vale suponer que en la emancipación de la mujer, la forma en la que esta se enfrenta a las relaciones con los hombres se convierte en un hecho capital, también la carencia actual en supeditar las relaciones entre hombres y mujeres a la creación de entornos nucleares que giren en torno a la procreación.

Mi novio caballo refleja con un tono a medio camino entre la comedia y la alucinación de ese cambio en las relaciones personales en la que la mujer adopta y toma directamente las decisiones que repercuten directamente en su vida. Desde un primer momento el plano del relato pasa a lo coloquial y a tener lugar en círculos cercanos, se establece un pacto con el lector en el que todo, absolutamente todo, puede pasar. Al principio puede parecer que lo rompedor de esta fábula es relacionar a un caballo con una mujer humana, pero a medida que avanza la lectura podemos observar que eso forma parte de este mundo, que lo normal es que los animales, parlantes y con pocas trazas de antropormorfismo, establezcan relaciones normales con el resto de humanos. De hecho hasta los animales se comportan como humanos entre ellos. Todo apunta que ese amor interespecies, no es más que una metáfora sobre la reconstrucción social de las relaciones.

caballo2.jpg

Una vez entrado en ese pacto ficcional en el que los animales juegan en la misma división que los humanos entramos en un segundo juego mucho más interesante. Lejos de jugar al morbo del sexo entre un caballo y una mujer se establece una relación entre estos en la que ella es descrita, casi siempre, en sus peores momentos o en aquellos en los que se mueve más por instinto: consumo de drogas, sexo, y las continuas ganas que tiene ella de que le hagan un cunnilingus, de hecho esto último parece un chiste interno que se nos escapa a los lectores. Todo acompañado de un dibujo desenfadado, de esos que hace enfadar tanto aquellos guardianes de la ortodoxia comiquera, y que funciona a la perfección para la representación de este tipo de relatos.

Mi novio caballo es ante todo un cómic divertido, muy divertido, que busca a hacer reír, pero no dejo de sentir cierta fascinación sobre el que cuenta y como lo hace con un punto partida inusual, cercano a la fantasía que va tomando forma para elaborar una historia que habla más de nuestros tiempos que muchos relatos urbanos rellenos de contemporaneidad. Así que no dejarse engañar por la portada ni por el dibujo, sino que hay que entenderlo como una cuestión de forma que trata de revelar algo que hay debajo de la superficie. Pero eso se lo dejo a cada uno de los lectores.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s