Le surréalisme est ici (2)

philemon_2

Philémon. Integral 2 (Fred). ECC, 2016. Cartoné, 288 págs. Color, 35 €.

En el texto dedicado al primer volumen integral de Philémon ya se delimitaron algunas de las pautas determinantes de este texto, que respetando los márgenes estilísticos y narrativos de la BD más convencional trascendía a esta por la definición de unos códigos de lectura un tanto más complejos. Entre esto nos encontrábamos con uno definitivo y que ayudaba a cerrar el pacto entre creador y lector: el background cultural. La potencia de la obra de Fred necesita de un lector avido de lecturas y que entienda como el mismo explica un relato que en ocasiones necesita de otras referencias. Otro parámetro seria aquel que define el espacio de la creación libre dentro de la industria de la ficción donde encontramos autores como: Lewis Carroll, Jonathan Swift, Winsor McCay o George Herriman, de los que Fred da muy buena cuenta en su trabajo. En esas lides no me meteré por no ser redundante con el excelente epilogo que Toni Guiral firma para este volumen.

En este caso me gustaría poner el acento en dos aspectos principales de las que Fred se sirve para crear sus narraciones en torno a este personaje. Se trata del tiempo y el espacio. Dos elementos fundamentales para entender la creación de relatos pero que el creador francés maneja a su antojo y desdobla a su manera. Cuando me refiero al tiempo me refiero al de al de la narración, el tiempo del relato vs. el tiempo de lo contado, no al tempo con el que el autor define el ritmo, o intenta, de lectura. El tiempo es un artefacto que sirve para medir una creación de los hombres algo que realmente no existe, en países como Islandia da la impresión de ser medido más a nivel geológico que cronológico. Pero ¿Cómo podemos apreciar este aspecto en la obra de Fred? Por un lado está el tiempo del padre del protagonista, este es el nuestro: mañana, tarde, noche, madrugada…, es un tiempo regulado establecido que define no solo la realidad sino las posibilidades de la misma. En este tiempo todo está estipulado, el trabajo y el ocio, y todo lo que hay en torno a este. En El arca de la “A” aparece la muerte como un ser lujurioso en un sentido capitalista que tiene una serie de funcionarias que se dedican a gestionar la vida en estos universos y hablan en unos términos absurdos “23 millones de siglos” mostrando la irrelevancia del mismo. El tiempo como una creación del hombre sin más sentido que el de regular el devenir de lo humano. Mientras que el tiempo de los espacios surreales es inexistente y en el caso de que existan trazas de su presencia, no es ni lineal.

fred_0001

En esa ordenación entra la descripción del espacio, este pasa por ser medible y cuantificable como identificación de la realidad. En el mundo “real”, en el que un burro habla todas las distancias y edificaciones son posibles de la manera en que el padre de Philémon siempre sabe dónde están el resto de protagonistas en este plano. Aunque de vez en cuando Fred utiliza formulas por las cuales introduce la fantasía dentro de esa realidad, por ejemplo el interludio en el que una bruja se ve atrapada en una viñeta que haría las delicias de Shintaro Kago. En el universo de las letras todo es mutable y los cambios transcurren a una velocidad irremediable, los personajes que lo habitan crean las mareas enrollando el mar como si fuese un papel. Otra vez se enfrenta lo medible y lo ficcional. Dos mundo enfrentados por esos dos conceptos.

En este segundo volumen integral el hilo argumental siguen siendo los intentos de Barthelemy, ese Robinson Crusoe de lo surreal, por volver a su letra A, a la cual no  consigue regresar nunca por no encontrar la entrada adecuada a ese mundo. Solo un demiurgo como Félicien capaz de comprender las reglas de existencia de ambos mundos será capaz de retornarlos al mundo real. Una de los aspectos que se descubren en este volumen es que la evolución de este universo crece y crece en coherencia, a nivel de construcción, a través de unas reglas marcadas por el autor. Philémon es el mejor ejemplo de obra imprescindible que como lector vas a releer una y otra vez. Ya estas tardando en leerla.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s