Varios días en la vida de un hombre

daytripperDaytripper (Fábio Moon y Gabriel Bá). ECC, 2016. Cartoné. 272 págs. Color. 27 €

Cuando estudiaba publicidad, carrera que abandoné por comunicación audiovisual, acudí a una charla impartida por un gurú de los publicitarios, nunca llames publicista a un publicista, el susodicho experto insistió en la importancia de ser el primero. No paraba de repetir que había momentos que por ser los primeros eran únicos, nadie olvidaba quien había pisado la Luna por primera vez y era imposible olvidar la primera vez que se hacía el amor. Buzz Aldrin es el segundo hombre que pisó nuestro satélite, algo que sé tan seguro como he olvidado la primera vez que hice el amor a pesar de recordar otras veces cuyo número se ha perdido en la memoria. Porque la vida, la existencia, funciona por impulsos, impactos, pero también por mareas y estaciones, por ciclos que no sabemos cuando empiezan o terminan pero podemos señalar sin el más mínimo problema en meses o años.

Fábio Moon y Gabriel Bá son dos gemelos brasileños que han intentado en su novela gráfica Daytripper aunar estas dos realidades del ser humano: la fuerza del momento decisorio y todo lo demás, porque una cosa es lo que nos sucede y otra muy diferente es vivir con ello. Para ello tenemos la vida de Brás de Oliva Domingos, un escritor de necrológicas hijo de un famoso escritor. Una vida que como es lógico los dos autores no pueden contar al dedo, así que utilizan diez capítulos, los números en los que se publicó originariamente la obra, para contarnos diez días en la vida de Brás y un sueño. Fábio Moon y Gabriel Bá intentan así en Daytripper que el lector comprenda toda la complejidad de la vida de un ser humano resumida en nueve jornadas, aunque claro está, estas diez jornadas no serán cualquiera, pues nos llevarán desde el primer beso de Brás hasta el nacimiento de su hijo o el alcance de la fama.

Los gemelos brasileños tratan así de construir una narración que funciona a dos niveles, por un lado tenemos los capítulos como entidades independientes, fogonazos en la vida de un hombre que la mayoría se ve obligado a sufrir y disfrutar. Aunque no se puede pasar por alto que la selección de los autores se centra quizás en lo dramático, creando una biografía donde la catástrofe anida con más facilidad que la esperanza. Es cierto que ambos temas se encuentran equilibrados en número, pero mientras la alegría es más universal, enamorarse en una tienda o sostener a un hijo recién nacido; la tragedia es más hercúlea, como el accidente aéreo o la extraña relación de Brás con su amigo Jorge, personaje extremo que choca con la aparente y notable tranquilidad de Brás. Es una pena esta búsqueda de lo exagerado cuando por contra Fábio Moon y Gabriel Bá consiguen llevar otros temas igual de dramáticos con más tino, como es la propia relación de Brás con su padre, donde el amor familiar entre dos hombres es tratado tanto con sus ternuras como con sus penurias.

daytripper-love-652x1024

Porque ciertamente no se puede negar que existen muchos aciertos en Daytripper, aciertos que elevan la obra por encima de la media y ocultan en parte sus carencias y deslices, los cuales tampoco son ajenos al cómic. Porque quizás nos encontraríamos con una obra más redonda si Fábio Moon y Gabriel Brás hubieran apostado más fuerte por la contención, por no tratar de hacer de Brás de Oliva Domingos un hombre extraordinario sin dejar de ser un ser de lo más corriente. Es precisamente en esa mediocridad, entendida siempre como medianía, donde brilla Daytripper, en esos momentos donde por pequeños los autores se permiten ser más descarnados y mostrar la auténtica belleza del ser humano, golpeado para bien o mal por el destino pero sobreviviendo.

Del acabado gráfico de Daytripper poco hay que criticar, Fábio Moon y Gabriel Bá, que comparten labores de guión y dibujo, utilizan un estilo personal que vira desde el cartoon hasta un intento de realismo más o menos acertado. En los momentos más luminosos, el estilo de ambos brilla y se adapta perfectamente a lo que intentan contar, siendo memorables las jornadas dedicadas al primer beso de Brás o al día en que conoce a la que será la mujer de su vida. No cabe duda  de que Daytripper es una obra que obliga a seguir muy de cerca a sus autores, unos hermanos con una voz propia y con la decidida intención de contar sus propias historias al margen de los géneros establecidos por el mercado.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Varios días en la vida de un hombre

  1. Pingback: Vida, esperanza e imposibilidad | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s