Promethea. Libro 2 (Alan Moore y J.H. Williams III)

promethea_vol1-2

Promethea. Libro 2 (Alan Moore y J.H. Williams III). ECC, 2016. Cartoné, 336 págs. Color, 31,50 €

En la entrada que dedicada al primer volumen de Promethea se hablaba de la maestría a la hora de crear un universo embebido basado en una estructura histórica ficticia. El trabajo de Moore consiste, en esta obra, en explorar, o más bien investigar, sobre los mundos posibles, que en el caso que nos ocupan ya existen dentro de la mitología universal. La primera entrega está orientada a un relato más o menos canónico sobre la conformación de una heroína, es, casi, discurso superheroico en estado puro pero lleno de texturas que funciona a modo de apertura en una sinfonía.

El segundo volumen, que recopila del número 13 al 23 de la colección regular, transita por otros espacios de narración. Perdemos de vista el mundo real factible desarrollado en la primera entrega para adentrarse por las diferentes realidades paralelas construidas a través de miles de años de conocimiento humano creados principalmente para explicar aquello que no puede ser contado de manera lógica. Para ello Moore se sumerge en la construcción de un texto difícil y áspero, que no da ninguna facilidad al lector y en el que este ha de concentrar toda su atención en el acto de lectura, ya que la aventura en la que se ve Barbara y Sophie es la del conocimiento. El camino que recorren es desconocido por ellas, incluso en las ocasiones en las que estas se encuentran con espacios reconocibles o personas de su pasado que han adquirido otra forma dependiendo de la dimensión en la que se encuentran.

promethea4

Promethea es de lejos la obra más compleja de Moore en la que el dibujo pasa de la mera representación para adentrarse en códigos iconográficos que juegan en favor del conjunto mucho más allá de convertirse en una mera plasmación del texto. Abre con el viaje de Sophie con el barquero Caronte llevándola al ámbito de los muertos, debe simular haber fallecido para conocer los secretos de la vida, y con estos el llegar a conocer a Dios y el origen y final del universo. En ese punto se transmite una idea inquietante: todo ha sucedido en una fracción de segundo desde el nacimiento del universo hasta su colapso, por tanto la existencia humana tal y como la conocemos, es tan solo un eco que se repite en nuestras mentes.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s