La lucha eterna

brian-y-mary-talbot-la-virgen-roja-cubierta-corregida

La virgen roja (Mary M. Talbot y Bryan Talbot). La cúpula, 2016. Rústica, 148 págs. Color, 18,90 €

Las biografías de alguien con cuyos valores coincidimos corren un gran peligro, el de convertirse en hagiografías que ensalzan al personaje hasta puntos realmente peligrosos. Santificar a un personaje implica dejar convertir en simples marionetas al servicio del protagonista y reducir a los oponentes ideológicos a meros punching balls. El único antídoto contra este tipo de vicios es documentarse, investigar, indagar en la vida del personaje en cuestión, el contexto social e histórico, aparte de investigaciones aborden todo desde diferentes perspectivas.

Mary M. Talbot y Bryan Talbot de los que ya pudimos leer Sufragista nos traen esta vez La virgen roja una biografía de Louise Michel una de las cabezas visibles de la comuna de París de finales del s. XIX. En este caso nos encontramos con un contexto poderoso en el que los dirigentes van contra el pueblo. La protagonista solo busca la igualdad y la emancipación de la mujer como única forma de conseguir la liberación del pueblo de los estamentos estatales que basan en la pautas de comportamiento tiránicas pertenecientes a l’ancien regime. Louise Michel es un personaje histórico muy atractivo fue educadora, poetisa y oradora, cayó sobre ella todo el peso de la ley pero también todo el reconocimiento del pueblo francés. Pero su ideología lejos de ser localista fuer internacionalista, allí por donde fue sentó las pautas de la emancipación de la mujer de la mano de la igualdad social alejada de la estratificación social impuesta por el sistema.

bryan-y-mary-talbot-la-virgen-roja-tripa-15

Lo interesante de La virgen roja no es sólo el que sino el cómo los autores nos explican la vida de Louise. Estos utilizan un segundo narrador, a Monique, que conoce de primer mano a la protagonista y que le narra los hechos que marcaron su vida a otra reconocida feminista Charlotte Perkins Gilman. Se trata tan solo de una focalización estilística ya que lejos de la subjetividad que puede sugerirnos esta técnica el relato está narrado desde cierta objetividad, la que da la investigación realizada para abordar este cómic. Cada vez nos encontramos más y más cómics que apoyan la narración con notas al final del libro para darle consistencia. Lo cual me lleva a pensar en la validez de la biografía escrita sobre la filmada/grabada, si bien la primera puede ser considerada como documento mientras que la segunda no. Esto nos plantea una gran duda ¿en qué posición quedan las biografías escritas entre y con viñetas? ¿Qué estatus tienen?

La virgen roja es un ejemplo de como una novela gráfica puede ser considerada documento biográfico, hay un proceso de investigación presente en el cual se apoyan los hechos narrados. Por otro lado hablar de lo atractivo del personaje y como Mary M. Talbot y Bryan Talbot no han caído en la admiración banal, lo cual hubiese sido contraproducente por lo interesante del personaje. En tiempos como estos en el que empiezan a asomar de manera peligrosa ciertos tics conservadores no es baladí dejar de lado a mujeres de la importancia de Louise Michel y de su lucha por la mujer y por el pueblo.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “La lucha eterna

  1. Pingback: Dos mujeres | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s