Universos embebidos

promethea1

Promethea. Libro 1 (Alan Moore y J.H. Williams III). ECC, 2016. Cartoné, 336 págs. Color, 31,50 €

Uno de los aspectos más complejos a la hora de desarrollar un nuevo universo a partir del “real” es intentar armar un relato canónico previo al relato a desarrollar. Se trata de un reto poder estructurar el universo antes de la lectura y darlo a conocer para que la audiencia pueda participar de pleno en la experiencia holística que el autor les tiene reservada. Alan Moore, al cual no le hacen falta presentaciones, es un especialista en la construcción de antecedentes, ya se a modo de pseudoanexos al relato principal, prólogo o epílogos. En el caso de Promethea se sirve de un prólogo a modo de breve estudio literario en el que nos pone a mano los antecedentes previos, supuestamente verídicos por los cuales debemos orientar la lectura.

Ese primer supuesto nos pone ante una obra que bebe de una herencia real previa. Ese breve texto se asemeja a aquel que Eco plantea en su obra El nombre de la rosa, en el que nos incitaba, y excitaba la imaginación, a que íbamos a sumergirnos en un libro sobre un pasado histórico real. El giro planteado en Promethea es algo diferente, la protagonista es una doctoranda que investiga sobre los orígenes del personaje de ficción llevando el pequeño texto introductorio a la obra al canon de la misma convirtiéndola en una línea argumental más. Es una manera de convertir algo que muchos lectores se saltan en una cuestión fundamental para comprender lo que va acontecer a continuación.

PROMETHEA-12A

Pero esa falsa articulación de la historia ficticia del personaje no es más que un peldaño para convertirnos en cómplices de Sophie Bangs, una chica que en ese proceso de investigación de la ficción se encuentra y respalda ese texto previo a la vez que empieza a revelarlo como una falsedad una estructura que sustentará todas las aventuras de Promethea/Sophie Bangs. La protagonista al convertirse en la heredera de poderes místicos a través de la palabra escrita constituye un punto de referencia para desvelar la vinculación entre el plano místico y el material. Sophie rompe la fantasía de realidad creada en el prólogo para trasladarla en la ucronía de finales del siglo XX en la que habita.

Este mundo de fantasía se construye de manera paralela a un doble universo, aquel en el que habitan las anteriores Prometheas y lo místico; y el material en que las fuerzas del otro universo pululan a través de la porosidad del mismo. En el segundo se concentran no solo las fuerzas que habitan en el otro mundo sino que también podemos encontrar superhéroes científicos, hombres poderosos que juegan con lo místico y de trasfondo un alcalde con personalidad múltiple que no es más que el reflejo de lo esquizofrénico del mundo representado. Promethea sigue siendo uno de los mejores trabajos de Moore, al que el paso del tiempo no le ha sentado nada mal. Para ello han jugado a su favor el evitar las modas del momento y centrarse en diatribas filosóficas inherentes al ser humano y un dibujo, a manos de J.H. Williams III, atemporal y cargado de simbolismo.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Universos embebidos

  1. Pingback: Promethea. Libro 2 (Alan Moore y J.H. Williams III) | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s