Estoicismo gráfico

chiisakobee11

Chiisakobee Vol. 1. (Minetarô Mochizuki). ECC, 2016. Rústica, 208 págs. B/N, 9,95 €

Uno de los grandes motores sociales de Japón es la cultura comunitaria. La idea del mura como uno de los aspectos más destacables que hace que las comunidades sean capaces de prosperar cuidando uno de otros. De ahí que uno de los aspectos que más suelen destacar de la cultura popular japonesa, sobre todo en él manga: el principio de rebeldía. Este pasa por crear personajes que se desmarcan por completo de las pautas grupales y de las estructuras sociales predominantes. Esto no deja de ser una fantasía en un país en el cual las interrelaciones personales están medidas al milímetro, algo que se traspasa al lenguaje y a las formas pragmáticas del mismo.

La adaptación que Mochizuki hace del relato de Shûgorô Yamamoto trasportándolo del Edo a nuestros días juega con ambas ideas: el de la comunidad y el del rebelde social. Reconstruyendo una especie de equilibrio entre diferentes formas de entender las relaciones entre el individuo y la sociedad en la que vive. Shigeji, el protagonista, es el encargado de reflotar una empresa de construcción de casas de madera tras la muerte de sus padres en un incendio. Ese tipo de construcción supone un claro antagonismo con la modernidad continua en la que vive el país del sol naciente desde finales de los setenta. Shigeji es un tipo estoico, con una gran capacidad para controlar sus sentimientos y ocultarlos tras unas gafas de sol, una larga melena y una tupida barba. Es en esencia un tipo asocial que se plantea reconstruir la empresa por una cuestión de honor pero que en un segundo grado por una especie de cortesía hacia la sociedad.

chiisakobee2

Las otras dos protagonistas, Ritsu y Yuko, están hechas por el mismo corte que Shigeji. La primera es una chica que vuelve al barrio tras la muerte de sus padres y no tener la necesidad imperiosa de ganar dinero. Ella se ocupará de la gestión de la mansión principal, del cuidado de un par de trabajadores que se han quedado sin casa, de Shigeji y de cinco niños de un orfanato. El protagonista empieza a articular a través de la relación con Ritsu un principio de acción social para trabajar en pos de la comunidad a través de los niños. Sin embargo, esto funciona, principalmente a través de Yuko, en un segundo plano, hija del presidente de la asociación vecinal y que actúa principalmente por el bien común.

Estos tres personajes nos presentan una historia que apunta a un pequeño triángulo amoroso a través que tiene como misión principal la apertura social de Shigeji y que a nivel narrativo tiene como función mostrar las diferentes estructuras sociales y la actitud ante estas por parte de cada uno de los personajes: Ritsu, perteneciente a la clase trabajadora; Shigeji, autodesplazado de su propio contexto y Yuko, que pertenece a la clase dirigente aunque no lo utiliza de una manera consciente. Chiisakobee opera en varios sentidos pero destaca principalmente por ser en lo estético totalmente opuesto a Dragon Head con un estilo mucho más recargado. Aquí se decide por un trazo mucho más limpio en consonancia con la idea de estoicismo que transmiten todos los personajes de la obra. Este título es una de las obras más interesantes del año tanto por la forma como por el fondo y por como ambos aspectos se funden en un solo discurso.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Estoicismo gráfico

  1. Pingback: Estoicismo gráfico (y 2) | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s