Monstruos imposibles

bestiario portadaBestiario (H. P. Lovecraft y Enrique Alcatena). Libros del zorro rojo, 2016. Cartoné. 68 págs. Color. 18,90 €

Si hay algo bonito dentro del pulp es que hablamos de poesía realizada por autores que vivían al límite, no por su vida alocada, sino por la conjunción de una mala economía particular y unas características personales únicas. Robert E. Howard, el autor detrás de iconos viriles como Conan o Solomon Kane, terminó sus días pegándose un tiro en su coche después de que su madre entrara en coma, incapaz de lidiar con una existencia sin su progenitora. Howard Phillips Lovecraft, la mente pensante tras el horror cósmico, vivió una vida azotado por el miedo al otro, el otro en su mayor concepción, pues era un reconocido racista y misógino, sin dejar en ningún momento de ser un clasista en el sentido más rancio del término. Autores atormentados, en el caso del primero consigo mismo y en el del segundo con el mundo, que nos regalaron herramientas, impresas en el papel más barato, con el que expandir la imaginación más allá de los límites clásicos.

En el caso de Lovecraft nos encontramos con la curiosidad de un universo que no escapó sólo de las manos de su creador, sino de la propia literatura. Es complicado encontrar a alguien medianamente interesado en la cultura popular que desconozca a los llamados mitos de Cthulhu, llamados así por la famosa criatura creada por Lovecraft que da nombre a su universo, lo que si es más común es encontrar a aficionados que no han leído al autor de Providence. Esto se debe al gran impacto que ha tenido la obra de Lovecraft en mundos como el cómic, los videojuegos, el cine o especialmente el rol. Los mitos han mutado desde mera literatura de horror a una definición del propio terror que pervive en toda la cultura. Así podemos disfrutar de un libro ilustrado como Bestiario con ilustraciones de Enrique Alcatena, quien reconstruye conceptualmente algunas de las criaturas más conocidas del universo de Lovecraft.

Lo primero que hay que tener claro es que el horror de Lovecraft se basa en la concepción de lo inenarrable, el miedo era tan absoluto en gran parte debido a la imposibilidad de entender y describir lo que sucedía a los personajes de sus relatos. No encontraremos nunca descripciones claras de las criaturas, llegando incluso a contradecirse varias de ellas. Conceptos como masa informe o mezcla de avispa con pulpo y máquina de coser, son comunes en la obra, pegando primero una patada a la mente del lector para que después este rellene los huecos y se imagine a las criaturas como buenamente pueda. Esto podría ser considerado un problema a la hora de ilustrar un Bestiario, pero lo cierto es que nos encontramos casi con un punto a favor del trabajo artístico de Enrique Alcatena, que en lugar de crear representaciones canónicas de las criaturas de los mitos, nos regala interpretaciones personales llenas de los mismos flecos que las obras originales. Las criaturas de Enrique Alcatena fluyen, se pierden y se recrean ante nuestros ojos constantemente.

bestiario página

Las ilustraciones de Bestiario van acompañadas siempre por extractos de la obra literaria de Lovecraft, sacados de los relatos originales que dieron vida a sus criaturas. Esta forma de enfrentar origen e interpretación ayuda a entender la labor que ha llevado a cabo Enrique Alcatena, pues el artista se ha visto obligado a reinterpretar visualmente descripciones que jamás fueron planteadas para ser ilustradas. Hay que decir que el artista supera con brillantez el reto, regalándonos un mundo híbrido de pesadilla donde los matices se mezclan con las insinuaciones. Una mixtura entre el dibujo infantil, casi prehistórico, con un uso del color singular, que se podría decir de fuera de este mundo, conquistan y seducen nuestra imaginación. En cierto sentido, las ilustraciones de Enrique Alcatena podrían ser las realizadas por un testigo directo del horror cósmico, incapaz de plasmar de forma anatómica lo que presenció, obligándose a tener a mano recursos más de la poesía que de la anatomía en sus retratos robot del horror y el vacío.

Son muchos los que encontrarán utilidad a Bestiario de Lovecraft y Enrique Alcatena, desde los amantes de un buen libro de ilustración hasta los seguidores de los mitos de Cthulhu, desde los lectores de los relatos originales hasta los jugadores de rol que quieran ponerle una posible cara a esos terrores del abismo a los que se enfrentan sabiendo que su victoria es imposible. Bestiario debe ser un libro consumido poco a poco pero de forma continuada, releyendo las imposibles descripciones de Lovecraft y descubriendo la imposibilidad del dibujo de Enrique Alcatena, un intento de traducir lo imposible a nuestros ojos.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s