Spain is Pain #262: Love is…

insecto1

Insecto (María Llovet) Norma Editorial, 2016. Rústica, 144 págs. Color, 12,95€

La obra de María Llovet es en conjunto, al menos por el momento, sibilina en lo que concierne a la mutación de la forma de la misma. Me explico, mientras que en Eros/Psique y Porcelain gran parte del peso del relato venía influido por los espacios. Los relatos tenían un lugar en una única localización que no siempre que tenía que ser fija, el interés se ha ido desplazando poco a poco hacia los personajes. Algo que se apunta en las obras anteriormente citadas y que en Heartbeat se construye por el interés hacia lo extraño, es decir, el interés por otras personas ajenas al círculo de lo común. En Insecto encontramos el siguiente giro la construcción de mundo a través de dos personajes muy próximos.

A diferencia de sus anteriores obras son los protagonistas los que construyen el ambiente y definen el espacio que habitan; quizás el más convencional de los elaborados hasta este momento por esta autora. Pero necesario para entender que la fuerza de esta narrativa reside en una relación íntima que define una estructura de percepción espacial que lleva a los lectores a leer los espacios tal y como nos los hacen ver Lucas y Lea. Si la casa donde habitan es atona, de una familia de clase alta, sin ningún rasgo distintivo, son los personajes los que a través de su proximidad nos dan a entender la función de los espacios, un giro muy curioso en el desarrollo de narrativo de las obras de María Llovet.

insecto2

Lo que si sigue la pauta es la relación entre los personajes, siempre muy próxima. Siempre con vínculos que bordean lo insano y que ponen en cuestión el sistema de valores que rodean a los protagonistas. En este caso Lucas y Lea son dos hermanos de la misma edad, hijos de un matrimonio convencional de clase alta, que viven, hasta el momento, para cumplir las expectativas de sus padres por el bien de la imagen de la familia. Hasta ese punto, el planteamiento nos conduce, al menos en principio a una ruptura. Lucas y Lea deciden romper una norma social preestablecida: no mantener relaciones sexuales entre hermanos. Y lo que en un principio es una pasión carnal se convierte en una relación amorosa, con una especie de final feliz que plantea una serie de preguntas sobre el amor en los nuevos tiempos.

A pesar de que el incesto es tan viejo como la humanidad el relato de María Llovet deja cierto regusto de crítica a lo añejo en varios aspectos. Uno, los padres en los cuales se percibe cierto distanciamiento entre ellos representan la idea de las relaciones sentimentales clásicas, cerradas y abogadas al fracaso la familia como núcleo de la sociedad basada en la representación, y como han dejado de funcionar. Dos, de cómo el amor se reconstruye en los nuevos tiempos. El instituto en el que los dos hermanos cursan estudios no deja de ser un espacio recreativo para la carnalidad. Enamorarse es una función secundaria, al igual que la copresencia de la pareja en un mismo espacio; Lucas y Lea se desean con solo mirarse con una puerta de por medio, la distancia se construye como un valor de la idealización y de revalorización de lo sentimental. Tres, quererse viene después de entender que el amor es solo una fase, quizás bastante destructiva, que uno solo puede llegar a comprender el sentimiento hacia uno mismo a través de la reciprocidad. Cuatro, enfrentar la relación íntima con terceros solo hace comprobar la intensidad de la misma. Y cinco, Insecto no tanto un canto a la libertad sexual, que lo es, sino a la formas propias de construcción del querer y la pasión.

insecto3

En este último trabajo, María Llovet sigue con su camino de elaborar texto con múltiples capas de lectura, en el que la metáfora y el background cultural de los lectores juegan un papel importante. Por otro lado, nos encontramos con un dibujo mucho más suelto que en ocasiones anteriores y más desligado de cualquier clasificación que se le haya otorgado anteriormente. Estamos ante una gran parábola sobre la libertad para elegir y sobre los condicionantes a la hora de tomar una decisión que afecte a lo más íntimo de la persona. Un gran trabajo en el que como siempre la autora siembra con gran destreza todos aquellos elementos que nos ayudan a comprender la historia desde el principio. Llovet tiene una de las voces más frescas y sólidas del panorama del cómic nacional, lo malo es que no siempre se le reconoce, por ello Insecto es una buena oportunidad para empezar apreciar el arte de esta artista.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Spain is Pain #262: Love is…

  1. Pingback: Spain is Pain #282: Lo mejor de 2016. | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s