Animal Warrior

animal1

Animal Man. Vol 1. El zoo humano (Grant Morrison, Chaz Truog y Tom Grummett) ECC, 2016. Cartoné, 240 págs. Color, 23€

A final de la década de los ochenta apenas se podía presagiar la hecatombe que iba a arrasar al cómic de superhéroes comercial en el siguiente decenio. Lo que si sucedió es que se sentaron las bases discursivas para un tipo de cómic que sigue su andadura hasta nuestros días y un tipo de autor que no solo se preocupa por aspectos de canon cronológico, o más bien lo desechan, sino que deciden establecer ciertas narrativas metadiscursivas y de hablar de nuestra realidad en tiempo presente sin olvidar los rasgos de entretenimiento y ficción fantástica que tienen que tener este tipo de textos.

Uno de los autores claves surgidos de ese periodo es sin ningún tipo de dudas es Grant Morrison que con la recuperación de Animal Man empezaba a lanzar un discurso propio sobre este medio. Luego vendrían obras como Doom Patrol, Flex Mentallo, The Invisibles o El multiverso. Todas fundamentales para entender el giro que ha sufrido el cómic comercial en los últimos años. Se convierte en una mezcla de comentario social sobre el momento en el que son publicadas con una intención consciente de trascender de los aspectos más habituales del discurso del cómic reventando algunas formas del mismo.

animal2

En el caso de Animal Man se trata de la recuperación de un personaje  creado por Dave Wood y Carmine Infantino para el Nº180 de Strange Adventures (septiembre de 1965). Cabe decir que el discurso de Morrison es posmoderno, y parte de eso pasa por actualizar no solo las narrativas tradicionales sino por remodelarlas y convertirlas en meta. La reconversión de Buddy Baker pasa por reconvertirlo en un tipo normal con familia que vive en un vecindario convencional de Estados Unidos. El don de Buddy, más que superpoder, consiste en poder absorber las características de un animal concreto y amplificarlo a nivel humano. Morrison pone de relieve los problemas de dicha condición. Animal Man, aparte de ser un novato en todo esto de ser un héroe tiene una serie de prejuicios morales sobre el mundo en el que nos movemos y nos muestra una realidad muy cruda: en algún momento de esta desenfrenada carrera hacia un capitalismo desbocado los animales pasaron de ser fuerza de trabajo a convertirse en cosas.

La concepción animalista de Morrison se descubre en los cinco primeros números de la colección. Los cuatro primeros es una bajada a la realidad de un personaje de ficción, no solo constituyen la presentación del mismo sino las intenciones del autor este se enfrenta a Bwana Bestia un hombre con poderes que intenta salvar a unos simios que son utilizados para investigar con Ántrax, el siguiente número “El evangelio coyote” insiste en esa cosificación de los animales. Las siguientes entregas, sin dejar de lado esa vertiente ahonda más en la inserción de Buddy dentro del universo superheroico de DC, en ir haciéndolo encajar. Pero Animal Man siempre es más que un simple cómic de superhéroes, intenta reflejar el momento implementar cierto valor de crónica, una obra que en sus mejores momentos todavía sigue golpeando conciencias.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Animal Warrior

  1. Pingback: Animal Man – El origen de las especies. (Grant Morrison y Tom Grummett) | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s