Maggie y el universo infinito

locas1

Locas 1 (Jaime Hernandez). Lacúpula, 2016. Rústica, 276 págs. B/N 19,9€

Sin ser un experto en la obra de Jaime Hernandez me atrevo a decir que uno de los grandes méritos del universo Locas, por llamarlo de alguna manera, es la capacidad de crear un universo pleno en el que se nos permite leer cada una de las obras de manera independiente o de forma global, la más recomendable, sin ser esclavo de una cronología. Es decir crear una narrativa indefinidamente diferida en la que los personajes tienen la última palabra y en la que sus recuerdos no son solo historias vacuas sino que tienen un gran peso en la intrahistoria.

En este primer volumen Hernandez, no sé si de manera consciente o inconsciente ya elabora una construcción de universo que gira en torno a dichas pautas discursivas. Sin embargo, para aquellos que hemos conocido a Maggie Chascarrillo y sus amigas a partir de obras posteriores resulta chocante la particular puesta en escena inicial de estos personajes. Se trata de un escenario retrofuturista de pasado mañana tan viable en los ochenta como en la segunda década del siglo XXI. En estas primeras historias se nos presenta a una Maggie adolescente que empieza a trabajar para Rand Race un mecánico prosolar, o lo que es lo mismo el mecánico más importante del planeta. Los prosolares son aquellos mecánicos que son valorados tanto por sus habilidades para arreglar cualquier tipo de objeto sino por su carisma, son unas celebrities en este universo ficcional.

locas2

Estas primeras aventuras rondan son principalmente textos de corte ci-fi que bordean a través de la comedia y el drama. A través de estas se nos presentan a los personajes que poco a poco se irán convirtiendo en protagonistas: Hopey, Izzy, Penny Century, etc. a partir de estas se despliega el resto de personajes articulando el presente y el pasado de las mismas a través de un entramado de relatos paralelos, prehistoria de los personajes y con un futuro siempre en tiempo presente. Vamos, una maravillosa correlación de hechos que nos permite como lectores entrar en cualquier momento de la historia de la cuadrilla de la señorita Chascarillo.

En Locas todo evoluciona desde una evolución pulp futurista en la que se crea una mitología del wrestling femenino que se desarrolla en relatos breves, retazos de amor pop e historias de femmes fatales que se entrecruzan con cierta idea del relato costumbrista latino que como no parece enraizado en una hibridación de un realismo mágico situado en unos Estados Unidos utópicos en el diseño de la ciudad, los coches lo locales… mezclado con la escena punk y hardcore de los años 80. La amalgama  de Jaime Hernandez nos sitúa en un lugar común en el que todos podemos reencontrarnos tras la lectura de cualquiera de los libros de este universo. Pocos libros pueden recibir el apelativo de imprescindible. Este es uno.

Otras obras de Jaime Hernandez del Universo Loca son:

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Maggie y el universo infinito

  1. Pingback: La nostalgia del icono pop | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s