La parodia como leit motiv

gustas1

Me gustas mucho, Bendik Kaltenborn (Bendik Kaltenborn) Fulgencio Pimentel, 2015. Rústica, 176 págs. Color, 26€.

Creo que en la actualidad no existe mejor definición del humor absurdo que la tira de Bendik Kaltenborn titulada Bånn. En esta el autor decide hacer una paráfrasis del humor comercial contemporáneo destinado a la prensa generalista. En este caso se parodía Zits, buscando no ser evidente, pero tan abierto y polisémico que en ocasiones parece un tanto críptico. No tanto por el nivel de decodificación sino por el juego con el hipotexto en busca de un público realmente minoritario que debe entregarse a la falsa simplicidad del texto no del gusto de la gran audiencia, algo de lo que da muestras los comentarios de los lectores habituales de Dagbladet, periódico en el que se publicó la tira durante dos semanas.

El humor de Kaltenborn me resulta extraño, hipnótico e incalificable, tópico de tópicos pero realmente esta es una de las pocas ocasiones en los que es un hecho. Es un tipo de humor que me plantea un par de dudas: ¿tiene un público objetivo o es este el que debe encontrar la obra? y, otra más enrevesada, ¿es una parodia tan extrema que en el fondo se trata de una forgerie? Las forgeries son imitaciones en régimen serio. La primera pregunta se responde con los comentarios de Bånn, las historias recopiladas en Me gustas mucho son obras cortas con una narrativa no causal, casi se podría definir como relatos casuales. Esto sucede en El gigante interior, texto en el que un editor va detrás de un autor en busca de un autor para enseñarle la cubierta de su libro, diseñada por el propio Kaltenborn, para acabar desangrado en el jardín del escritor. El relato no se mueve por la lógica pero se rinde a explorar lo narrativo a través del recorrido que los personajes que aparecen en escena. En La hora del lobo los protagonistas parecen tres dadaístas de edad avanza que en historias de una página disfrutan de lo que podríamos denominar como una vida bohemia. Son relatos sin un fin concreto y sin la estructura de presentación nudo y desenlace planteada de manera transversal.

gustas2

El segundo planteamiento es si el trabajo a pesar de circunscribirse dentro del humor algunas historias bordean la forgerie, en tanto que muchos de los personajes que pueblan estas viñetas son seres grises, con trabajos convencionales, a modo de representación de la alienación que supone el trabajo contemporáneo para grandes entes corporativos. Sin embargo, estos personajes no actúan de acuerdo con la profesión o el estatus que como lectores le podamos otorgar. Las situaciones son tan ridículas que sobrepasan la “zona” del humor, por decirlo de alguna manera, asaltando la realidad a partir de mecanismos cercanos a la deconstrucción cubista y reconstruyéndola a partir de lo absurdo.

Para abordar dicha labor el autor noruega aborda dichos aspectos desde lo gráfico construyendo cada relato desde diferentes estilos que van desde un trazo que podemos denominar como infantil, más que naíf, algunos con diseños muy atractivos, pero sobre todo llaman la atención aquellas ilustraciones que operan a través de cierto revisionismo estilístico recuerdan a Töpffer y a otros pioneros de la ilustración popular. En los que lo escatológico y una urgencia, consciente, a la hora de contar hace que los protagonistas adultos se asemejen a niños sin un patrón de comportamiento establecido.

gustas3

Bendik Kaltenborn nos hace ser excépticos con nosotros mismos por no poder captar la totalidad de su trabajo, nos hace sentir tontos al no poder comprender ni entender los gags, si es que los hay, a la primera, nos obliga a volver a leerlos, a esbozar una media sonrisa porque en el fondo no queremos ser tan estúpidos. Por eso Bendik Kaltenborn es maravilloso, podemos volver a leer cualquiera de la historias cortas que pueblan este volumen, reencontrarnos con ellas como si nunca las hubiésemos leído, y si, sentirnos otra vez como tontos.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s