Tokyo bajo el terror de los muertos

tokyo summer
Tokyo Summer of the Dead 1-4 (Shichi Kugura) ECC, 2014-15. Rústica, 140-160 págs. ByN, 6,95 €/tomo

La extirpación social del a violencia es tremendamente complicada, pues las pulsaciones más físicas y dañinas flotan por el interior de nuestras mentes y sociedades como un líquido denso dentro de una bolsa de goma. Podemos intentar aplicar presión en un punto para acabar con la violencia, pero esta se moverá y saldrá por otro punto, desplazándose sin remisión. Esto queda perfectamente reflejado en los diversos tipos de sociedades, ya que a mayor nivel de control y rechazo de la violencia, sus erupciones son más aisladas pero mucho más furiosas y grotescas. Así que mientras en las sociedades menos controladas, como la cuenca mediterránea, la violencia está más presente y las agresiones son más comunes; entornos más controlados como los países nórdicos o japón, reniegan de la violencia física diaria al tiempo que las explosiones radicales, como los asesinos en serie, son más comunes y mucho más grotescos.

Como es lógico, este pensamiento no deja de ser una generalización que reduce una problemática mucho más compleja, pero se pueden detectar ciertas líneas generales que nos permiten ver cierta relación entre cantidad y tipo de violencia relacionándola con la sociedad que la alberga. Así que si prestamos atención a una obra como Tokyo Summer of the Dead, de Shichi Kugura, podemos estar leyendo una historia donde la ciudad de Tokyo es tomada por una horda infernal de zombies, pero realmente, lo que estamos leyendo es el estado de la violencia en la sociedad japonesa, una lectura tremendamente curiosa debido al choque frontal que vemos respecto a otras obras creadas en Occidente. En su novela Guerra Mundial Z, Max Brooks realiza una historia oral de una guerra mundial contra los muertos vivientes a través de todo el mundo, siendo la parte más curiosa la dedicada a Japón, pues se vale principalmente de un otaku y de una especie de monje guerrero ciego. Un ejercicio algo reduccionista comparable a convertir a todos los españoles en toreros y que se aleja del tono imperante de la obra, un perfecto ensayo de historia-ficción.

Pero cabe preguntarse si Japón es realmente así, si Shichi Kugura es un perfecto ejemplo de como actuaría el pueblo japonés ante un verano lleno de muertos caníbales. Durante los cuatro tomos de la obra, Shichi Kugura plantea un interesante éxodo por la capital nipona con unos personajes obligados a cruzarse tanto para bien como para mal. El planteamiento es el clásico en cualquier obra de zombies, con los muertos vivientes como excusa exterior para obligar a los personajes a ir al límite. La trama general es interesante y entretenida, dejándose leer de forma sencilla, con continuos saltos atrás para explicar la vida anterior de los personajes. Aunque quizás lo peor de la obra sea la propia concepción de los personajes, pues mientras durante la acción Shichi Kugura sabe crear entidades realistas capaces de acertar y fallar, la estructura psicológica de los mismos deja mucho que desear.

PlancheA_212663

Aquí ya no sé si el problema es de la obra o mío, si soy incapaz de empalizar con ciertas obras japonesas donde los personajes se presentan como filósofos infantilizados con problemas graves de socialización. Shichi Kugura detiene continuamente la acción para permitir que sus personajes se relacionen o bien se hundan en soliloquios interiores, con el problema de que la mayoría de los mismos parecen más una parodia que un intento real de profundizar en la psique humana. El problema se vuelve casi insostenible con la inclusión de un personaje adulto y algo macarra que termina teniendo los mismos comportamientos infantiles. Quizás en una obra amorosa para adolescentes el tono de los personajes hubiera sido más aceptable, pero en Tokyo Summer of the Dead se convierte en un lastre a veces demasiado pesado.

Esto no quiere decir en ningún momento que Tokyo Summer of the Dead sea una mala obra, pero quizás esté demasiado focalizada hacia un consumidor muy concreto. Nos encontramos con una versión comedida de I am a hero, quizás destinada a los aficionados al manga más comercial y a los amantes de cualquier producto zombie. Después dependerá de cada lector entrar o no en el juego de Shichi Kugura, que en todo caso construye un viaje épico por un Japón desolado, con un cuarto tomo especialmente vibrante y lleno de emoción, sin olvidar un final que en parte redime a la obra.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

2 comentarios en “Tokyo bajo el terror de los muertos

  1. Desde el principio me dio la sensación de que este manga no encajaba en el catálogo manga que se estaba formando ECC. Como por lo general tienen un gusto excelente, pensaba darle una oportunidad, pero al final lo dejé pasar. Ahora que leo tu reseña me entran otra vez las dudas, pero tengo la sensación de que es un producto de lo más mediocre…

    • Yo no lo llamaría mediocre en ningún momento, pero si es cierto que va dirigido a un público muy concreto. Sin duda es un manga para adolescentes y amantes de los zombies. Si se busca un divertimento puntual no es mala opción, si queremos una historia profunda con personajes complejos y tramas adultas, es cierto que ECC tiene en su catálogo obras más acordes a dichos gustos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s