Spain is pain #247: Hijos (obreros) del metal.

heavy1

Heavy 1986 (Miguel B. Núñez) Sapristi, 2016. Rústica, 192 pags. Color 17,90€

En 1986 me hallaba yo en la preadolescencia, por aquel entonces escuchaba casi todo tipo de música menos heavy (sip). De hecho escuchaba más el rap que llegaba de Estados Unidos y los primeros intentos de hip hop patrio. De aquellos años recuerdo el pique entre raperos y heavies como una especie de antagonismo sin sentido en el que ambos grupos, provenientes de la cultura de suburbio, competían por el espacio musical alternativo. Eso sí, ambos colectivos con un “enemigo” en común: los pijos.

A parte de esos piques entre adolescentes la situación social del país era otra, teniendo en cuenta que apenas había pasado una década desde la implantación de la democracia España, sufría, de una manera u otra una especie de cambio en costumbres y en los usos sociales. En la periferia la situación no había variado mucho solo que los jóvenes empezaban a vislumbrar nuevas formas de expresión que se llevaban forjando desde el fin del régimen dictatorial.

A pesar de no haber sido nunca heavy, Heavy 1986 de Miguel B. Núñez me ha traído muchos recuerdos de aquellos años en los que la música era lo que nos procuraba una forma de escapismo que, debido a lo diferente de los artistas que escuchaban nuestros padres, nos procuraba una pequeña isla donde aislarnos de todos los problemas del momento. Hasta aquí bien, porque uno de los aciertos de este trabajo de Núñez consiste en representar a los de su generación a través de tres vértices: música, problemas de la adolescencia y la familia.

heavy2

Empecemos por lo último, la familia, es esbozada bajo dos polos opuestos aquellos que están ausentes que no son representados o que no prestan atención a sus hijos y los que pretenden subordinar a sus descendientes como si fuesen militares. Dicha representación representa una extensión de esa sociedad patriarcal que todavía sigue coleando en la que el hombre tiene unas funciones y la mujer otras. La idea que se transmite a través del personaje del padre de Suso es el de una sociedad que se resiste al cambio y que no pretende más que mantener el statu quo. En el otro lado están los padres de “Venom”, ausentes, abandonaron al hijo dejándolo a cargo de una tía que no le hace mucho caso.

En cuanto a la adolescencia, Núñez evita ante todo caer en el tópico representando con toda naturalidad, más que el descubrimiento de la sexualidad la apertura de los personajes a los sentimientos, sobre todo en el caso de los chicos. Pero también con la lucha que suponen esos años que van desde el rechazo a la escuela y al trabajar, que no es otra cosa que someterse a unas reglas, y un oxímoron de la adolescencia. El tercer vértice es la música preside todos y cada uno de los capítulos y los cierra con una breve descripción del grupo y lo que implica para él y los personajes la canción que ha recorrido dicho capítulo. De la música trasciende la forma de vestir, de esta su forma de entender el mundo y de enfrentarse a él. El heavy más que un estilo de vida una forma de resistirse a lo que le rodea.

En Heavy 1986, Miguel B. Núñez construye un relato a medio camino entre la adoración a los artistas que le ayudaron a articular su juventud y un retrato del Madrid de extrarradio en un momento de cambio. Con un toque de cómic social pero como representación de las estructuras sociales y familiares; siendo el heavy el elemento unificador de todos los personajes haciendo de esta obra una pequeña biografía generacional a través de la música y la importancia de la misma en una generación, quizás no la primera, pero sí de las primeras en que la elección del ocio es tan importante como tener un trabajo o una formación, y el heavy marca a esta generación de forma definitiva. No hay que dejar que el título engañe es una obra solo para los amantes de este género musical, si no para cualquiera que le guste indagar en la década de los 80 y profundizar en la relación de esta música con sus seguidores dejando de lado el fenómeno fan y articulándolo hacia una relación mucho más orgánica con la vida de estos.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Spain is pain #247: Hijos (obreros) del metal.

  1. Pingback: Spain is pain #299: sociología del rock | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s