Benito de ida y vuelta.

Benito2-1

Benito Sansón–Vol. 2 (Peyo) Dolmen, 2015. Cartoné, 144 págs. Color, 29.95 €

Gran parte de la crítica dedicada al primer volumen recopilatorio de Benito Sansón la dedique a hablar de los valores de Benito como niño y del diseño creado en torno a él. Se trata de un chaval que protagoniza aventuras destinadas a críos de su misma edad, eso empuja a ciertas lógicas narrativas impulsadas por la idea de que el infante en cuestión entiende el mundo de los adultos desde un punto de vista infantil, pero no inocente ni estúpido. Por eso Benito Sansón es, posiblemente, el mejor personaje infantil del cómic francobelga.

En este segundo volumen se vuelve a poner de manifiesto dichos aspectos a través de los dos álbumes más populares de este personaje: Los doce trabajos de Benito Sansón y Tío Plácido. En estas dos aventuras sí que se percibe cierto desarrollo intelectual del personaje, leve, pero existente. Benito empieza a ser consciente de la maldad humana, más allá de la lógica blanco y negro bajo la cual se desarrolla este tipo de aventuras.

En Los doce trabajos de Benito Sansón, el protagonista ayuda a Arístides, un taxista amigo suyo, a recuperar los pedazos de un contrato por el cual un jeque les regaló a este y a unos amigos unos terrenos en los cuales ahora se ha encontrado petróleo. Los poseedores de esos pedazos de contrato son embaucados, secuestrados y atacados por unos villanos para conseguir el documento en cuestión en su integridad. Arístides acompañado de Benito se someterán a un tour de forcé alrededor del mundo para encontrar a los amigos de Arístides.

Benito2-2

Con Tío Plácido se produce un giro en el tono del relato, esta vez hacia las aventuras de espías. Benito va  a pasar las vacaciones con su tío Plácido que trabaja de guardaespaldas, pero parece más bien un agente del servicio secreto, en medio de las tranquilas vacaciones en el campo se le encarga una misión por la que debe escoltar a un ministro de otro país que porta las planchas para imprimir dinero de vuelta a su nación. Como es de suponer el trayecto no será fácil y la ruta planificada se tendrá que rehacer de manera continuada a causa de un grupo que quiere hacerse con dichas planchas. A parte de los dos álbumes contenidos en este recopilatorio se incluyen numerosos extras, principalmente sobre el desarrollo de ambos títulos.

Como ya dije en la entrada dedicada a este personaje se trata de un título imprescindible. En este caso con más motivos estos dos volúmenes son de lo mejorcito de Benito Sansón, son amenos y entretenidos y visualmente son de los más conseguidos por Peyo y sus colaboradores, en este caso Walthery. También vemos como el universo del niño de la boina crece poco a poco pero de manera muy solida. Recomendable tanto para viejos como para jóvenes lectores.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s