Hobo Inc.

lonesome1

The Lonesome Go (Tim Lane) Sapristi, 2015. Rústica, 296 págs. B/N, 26,9 €

En ocasiones a cómics tan amplios que cuesta coger un hilo para tirar y empezar a describirlos. Ese es el caso de The Lonesome Go – Un viaje a la deriva por el sueño americano de Tim Lane. Podríamos empezar a hablar de sus influencias, la primera que viene a la mente es Charles Burns y su visión oscura de la rutina en la vida estadounidense que se extiende a la familia, amigos, parejas o cualquier tipo de lazo afectivo. Aunque Lane sigue esa pauta lo deriva hacia el noir, huyendo de las estructuras del género negro pero profundizando en los topos del mismo de manera independiente.

Para ello utiliza todos aquellos elementos que se sitúan en la periferia del mismo: sordidez, violencia, bajos fondos, etc. Pero con unos protagonistas atípicos: los hobos. Vagabundos ya sea en el sentido del trotamundo o del ser humano abandonado a merced del destino y del sistema. The Lonesome Go apuesta desde un primer momento en buscar en la locura de estos personajes a través de una deriva surrealista en la que los espacios se convierten en unos habitáculos muy duros que apenas pueden ser habitados por los protagonistas.

Se vale de unos arquetipos de personajes, todos y cada uno de ellos, relacionados con los hobos pero en diferentes grados. El principal es el trotamundo aquel que viaja por Estados Unidos buscándose la vida, por duro que sea eso, por su incapacidad de crear un entorno solido a su alrededor. “La cuña” el segundo relato de este volumen marca el tono del relato global, una historia en el que el hobo protagonista ha perdido la cabeza y en el que la muerte es una constante en la vida de estos. Al poco le sigue una pequeña guía de cómo se viaja de polizón en los trenes. En el desarrollo del trotamundo el principal protagonista es Jack sin-nombre, el principal personaje de “Piano beligerante” en el que se explora el mito del buscavidas errante, idea que se aleja del relato del enajenado que va salteando este título. Jack es un tipo, digamos, “normal” que decide irse de la ciudad, lo anormal y surrealista vendrá dado por los lugares que visita, en los que trabaja un bar con actuaciones en el que todo es muy oscuro.

lonesome2

Otro estereotipo del trotamundos es aquel que se explora a través del mito de la libertad mediante un mochilero que va de un sitio a otro conociendo gente y haciendo planes que no llegarán a ninguna parte con estos. La libertad es otro de los topos que crecen en torno al género negro, quizás de manera marginal pero es un tema inherente a estos relatos, personas que rechazan las pautas hegemónicas dominantes para crear y encontrar su propio camino. A esa idea de libertad a través del viaje también está ligado el motorista, aunque esta idea con el tiempo se ha ido recubriendo con un acento de pequeño-burgues. Aquí aparece a través de la maquina como fetiche de esa libertad buscada, y adquirida, un alter ego de Tim Lane se autoentrevista así mismo como motero. Y para acabar está el misántropo, en este caso un hombre que vive en un sotano acuciado por la gente que le rodea, o al menos eso cree. Este se pasa los días vigilando a sus vecinos y escribiendo un manifiesto sobre el asco que siente por el mundo y su superioridad moral e intelectual.

Pero The Lonesome Go va mucho más allá de mostrar la idea de la otra américa a través del vagabundo en viñetas. En el libro se alternan pequeñas historiografías de hechos concretos, como las abducciones, entrevistas a vagabundos transcritas, relatos, letras de canciones, cartas, perfiles de personajes, etc. Es una gran historia de del otro lado contada a través del detalle, la ficción, la no-ficción, la realidad ficcionada, un gran cuento de unos personajes que nunca mueren y permanecen en el imaginario colectivo, aquellos que supieron que la libertad, la de verdad, tenia, y tiene un precio muy alto. Tim Lane despliega ante nuestras retinas un relato que se parta de lo social, muchos de los personajes que aparecen aquí son indeseables, personas a las que ni miraríamos, pero da igual Lane consigue que no despeguemos la vista de la página. The Lonesome Go es un relato vivo que coge forma a través de esa estructura poliédrica, lo cual nos da la medida del tema tratado.

 @Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s