Spain is Pain #240: Estimado Paco Roca.

lacasa1

La casa (Paco Roca) Astiberri, 2015. Cartoné, 136 págs. Color, 16€.

Estimado Paco Roca:

Te escribo esta carta abierta y a pesar de que no nos conocemos en persona la relación que tenemos como autor lector dura ya unos cuantos años. Muchas veces los lectores creemos que conocemos a los autores a base de leer sus obras durante muchos años. O al menos eso creía que me sucedía contigo hasta este momento, si hasta hace unos días, ayer concretamente, pensaba que tu trabajo más personal, aunque quizás no el más pleno es Memorias de un hombre en pijama. En el cual podríamos entrever todo aquello que tu como autor nos dejas ver de tu persona a través de una obra cómica. El humor casi nunca ha sido llamado a ser relevante como obra. También pensaba, hasta ayer por la noche, que tu obra más completa es Los surcos del azar, que me leí de un tirón, sin pausas.

Concretamente el motivo de esta carta es La casa. Un tipo de obra que me obliga a saltarme la idea de hacer un análisis más o menos sesudo sobre la construcción de la misma, formula a la que en cierta forma nos vemos obligados los críticos de cómic, aunque no sé si alguna vez lo he sido. Considero que La casa es tu mejor obra, por el momento, una obra de largo recorrido que plantea la historia de una familia a partir de un escenario: un chalecito familiar. Pero no se trata de una construcción cualquiera, sino de una realizada por toda una familia durante un periodo largo de tiempo, me da la sensación de que las páginas plasman ese mismo sentimiento que tenemos todos cuando volvemos a casa de los padres, concretamente a una casa que hemos construido entre todos, después de mucho tiempo. La casa es sino me equivoco una obra que quizás de manera inconsciente has elaborado durante mucho tiempo, porque a veces la necesidad de hablar de uno mismo es superior a la de crear personajes que hablen por ti.

La casa, la protagonista del relato, es para mí como una obra inacabada y que define a todos aquellos que pasan por ella una construcción que no solo invoca al pasado sino al presente. Sin duda alguna sigues hablando del valor de la experiencia de los mayores y de la validez de la sabiduría adquiridos a través de la experiencia como idea del trasvase de conocimientos en una línea de conocimiento transgeneracional, algo que aparece en casi todas tus obras, en las que personas de la tercera edad transmiten no solo valores sino formas de entender la vida.

lacasa2

Encuentro en La casa algunos momentos fundamentales que como lector me ayudan a entender mucho mejor a los personajes, y quizás a mí mismo. El primero en la página 33 en el que lo anillos del tronco del almendro ayuda establecer una línea temporal y de relación entre los personajes de la que pueblan por la casa, en la página 20 en la que el contenedor aloja unos simples objetos que en realidad no son tan vacuos sino que tienen un valor otorgado por las personas (lamentablemente las cosas son cosas y no entienden del valor que nosotros le otorgamos) y, en la brillantemente planificada página 58, en la que el padre acompañado del hijo esbozan con ilusiones como será esa casa en el futuro.  Aunque es la página 51 posiblemente irrelevante en un primer momento en la que el hijo escritor coge un sombrero de paja  y en una alcayata hay un recorte de un catálogo con una imagen de una pérgola. Pero sobre todo el protagonismo de los árboles, las plantas, el calendario de siembra, ¿acaso no es la casa como un árbol que debe ser cuidado durante todo el año, al que no hay que podar, pero si pintar?

Pero el principal de los motivos de este cambio de registro de este texto se debe a lo planteado en la página 49 cuando José le pregunta a su pareja: “¿si tuvieras que refugiarte en un momento feliz del pasado, en cuál lo harias?”. Entiendo esta pregunta como algo que traspasa el papel en el que está impreso, que me busca a mi como lector cuestionarme el valor de los momentos vitales de aquellos que parecen prescindibles pero que permanecen en nuestra memoria por siempre.

En fin Paco, permíteme que te tutee ya que lo he hecho durante toda la carta, ya que a pesar de no querer al final si me ha dado por analizar, aunque de manera breve, tu trabajo. Tan solo me queda agradecerte como lector esta última obra tuya, que es la única en años que me ha dejado con un nudo en la garganta y que posiblemente tardaré un tiempo en releerla, pero seguro que lo volveré hacer. Gracias.

Un abrazo.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

3 comentarios en “Spain is Pain #240: Estimado Paco Roca.

  1. Caray, Miguel Ángel, eres tú el que me deja a mí con un nudo en la garganta.
    La casa es una obra con mucha carga autobiográfica, así que durante todo el proceso dudas de sí estarás consiguiendo comunicar tus sentimientos a los lectores. En algunos momentos para mí fue doloroso recordar y dibujar algunas escenas, pero al hacerlo reconozco que, aunque sigo echando en falta a mi padre, conseguí ordenar mis sentimientos.
    Que lectores como tú lleguen a sentir lo que yo he sentido, es la mejor recompensa que cualquier autor puede desear.
    Un gran abrazo

    Paco Roca

    • Vaya. Esto si que no me lo esperaba, todo un placer tenerte por el blog. Muchísimas gracias por tus comentarios y por tus cómics, sobre todo por La casa.

  2. Pingback: Spain is Pain #241: Lo mejor de 2015. | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s