Futuro reciente

ian1

IAN (Integral) (Fabien Vehlman y Ralph Meyer). Spaceman Books, 2015. Cartoné, 208 págs. Color, 35€

No nos engañemos, el futuro ya está aquí. La intersección entre realidad y tecnologías futuras se vive en el presente. No hace falta irse muy lejos para ver como las herramientas de acceso a contenidos informativos han evolucionado en los últimos 15 años. Recientemente, este fin de semana pasado, he asistido a algunas conferencias del EBE (Evento Blog España) en las que se hablaba del pasado en función de las expectativas que se han creado en los últimos años, la conclusión obtenida es la misma que tuve tras ver la hiperclasista Her (Spike Jonze, 2013): el futuro hipertecnológico será tan solo para unos pocos. En el uso de tecnologías futuribles convivirán diferentes tecnologías al mismo tiempo, no todos será tan unificado como se nos suele mostrar.

En esa onda de representación opera IAN, título compuesto por cuatro álbumes, en el que el primero se diferencia completamente del resto de la colección. IAN es un androide con una inteligencia artificial emocional y que aprende a través de su experiencia con los humanos, con la característica que el crecimiento intelectual se corresponde con el de la edad que tiene el robot en ese momento. Vehlman y Meyer plantean un universo muy diferenciado entre estas cuatro obras. El primer álbum, titulado “El mono eléctrico”, define alguna de las pautas sociales en las el ser artificial protagonista va a tener que desarrollar sus habilidades, sin embargo, se sitúa en un género completamente diferente al del resto de volúmenes. “El mono eléctrico” es un relato de aventuras y acción a través del cual se inicia la socialización de IAN con un grupo de operaciones especiales en una misión de rescate en Siberia.

ian2

Si bien el emplazamiento de un protagonista de este tipo parece encajar en el género de la primera aventura es en las tres siguientes, “Lecciones oscuras”, “Blitzkrieg” y “Metanoia”, ubicadas no tanto en la aventura futurista tal cual sino en las disquisiciones morales que surgen a partir de la construcción de un individuo de este tipo. La acción se desarrolla en Los Ángeles, un crisol de culturas pero también de clases sociales que están a punto de reventar el statu quo. En mitad de eso se encuentra IAN con una mentalidad cuasi infantil en cuanto a la percepción del bien y del mal, perseguido por la sociedad a la que debe proteger. En este contexto IAN se convierte en un ser maldito tanto por parte de los luditas como de aquellos creyentes de alguna fe lo consideran una aberración.

IAN es ante todo una aventura emocionante de un ser que trata de sobrevivir a algo que no comprende: los humanos. Aunque también su inconsciente, que no puede controlar, se convierte en su enemigo. De ahí parte su ferocidad en el combate, nacida de una evolución que él no ha experimentado en primera persona, sino que ha sido implementada en su memoria. Pocos relatos reflejan la frustración en el uso de las tecnologías, no solo mostrando las desigualdades sociales que estas generan sino que parte de un protagonista que no entiende su función en la civilización que habita.  Una historia que se acerca mucho a lo que esta por venir.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s