La suma de las partes

rork_integral_num1
Rork: Integral 1 (Andreas). ECC, 2015. Cartoné. 256 págs. Color. 27 €

Los mejores making of son los que se hacen veinte o treinta años después de que se realizara la obra original. Si se producen al mismo tiempo que la propia obra, o poco después, no dejan de ser herramientas de marketing y publicidad para promoción. Lo bonito llega años después, cuando los creadores no tienen problemas para exclamar que algo se hizo porque hubo un problema técnico, porque algo falló en el último momento, o por un simple porque sí. Un buen ejemplo de esto lo encontramos en la serie Perdidos, la reina actual del misterio y las referencias. No es difícil encontrar una legión de seguidores que defenderán cada detalle narrativo, cada giro inesperado del guión, como una pieza de orfebrería dentro de un engranaje tan genial como apabullante. Hace poco, en un reportaje, los creadores de la serie explicaron que metieron un oso polar porque a una ayudante de producción le pareció más gracioso que un jabalí, lo que era la idea principal de los guionistas.

Esto no es más que la constatación del engaño del genio, de como la puesta en escena fuera de lo común puede responder tanto a la genialidad como a la farsa. Autores como David Lynch son expertos en hacer del azar un engranaje matemático, consiguiendo un discurso homogéneo y anclado con la apariencia del mero capricho. Otros autores no son así, y se empeñan en construir catedrales con los elementos más dispares sin ningún plan previo, siendo en la práctica meras víctimas de un síndrome de diógenes narrativo o conceptual. Después depende del lector entrar en terrenos tan farragosos para descubrir detrás de la cortina una verdad o la mera nada. Esta sensación puede estar presente en la lectura de Rork, el cómic de Andreas que pasa a editarse en un integral en dos tomos del cual ya podemos disfrutar el primer volumen.

La obra de Andreas es tan enigmática como su propio autor, un dibujante y guionista alemán formado en Bélgica y que tiene en Bernie Wrightson a su mayor influencia. En resumen, Rork es la historia de una especie de mago que deambula el mundo encontrándose con el misterio, más que recorrerlo en su búsqueda. En el primer tomo de su obra integral asistimos a la gestación del personaje y a sus primeros compases, los cuales parecen más una improvisación de jazz que el intento por construir un mundo propio con sus propias reglas. En Rork casi se podría decir que todo vale, que cualquier cosa es esperable al cruzar la página. Es imposible predecir que giros aplicará Andreas al guión o que arco recorrerá Rork. Pero por suerte, aunque Andreas juegue con la improvisación, o lo haga en lo aparente, sus códigos son fuertes y consigue que el lector vaya entrando poco a poco a base de la repetición y la suma de los elementos.

rork comic 5

Un buen lector de Rork debe saber que entra en un juego, que no todo tendrá por necesidad lógica en una historia, pudiendo un elemento en lo aparente intrascendente aparecer bastante después para dar concretar o dar un nuevo significado a lo que habíamos leído. Otros autores también lo hacen, pero parece que Andreas está tocado por una suerte especial, pues es capaz de unir elementos tan dispares de una forma tan orgánica que lo que él mismo define como un juego debería ser la labor de un arquitecto o un matemático. Sin embargo, nunca se pierde esa magia de lo que en apariencia es sólo azar, de esos encontronazos de Rork con el destino, ya sea con muchachas amnésicas, seres de otra dimensión o una teoría capaz de destrozar el planeta Tierra dando un pisotón en el suelo.

Después no podemos olvidar El cementerio de catedrales, uno de los álbumes que conforman el primer todo de Rork, una historia de una belleza y fuerza que pocas veces se han visto en el mundo de la ficción. Andreas crea un concepto tan bello como maligno, de una complejidad matemática y una belleza casi infantil, sin olvidar una splash page doble que debe ser considerada historia pura de la historieta. Ya sólo por leer El cementerio de catedrales merece la pena la lectura del volumen, pero es que todas las historias que la acompañan funcionan de forma perfecta tanto como entes independientes como partes de la gran historia de Rork. El trabajo de Andreas es un enorme y bello fractal que va tomando forma poco a poco sin miedo a dejar preguntas sin responder y con la seguridad de saber que todo tiene un porqué.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “La suma de las partes

  1. Pingback: Rork Integral 2 (Andreas) | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s