Batman: La noche final (Doug Moench y Kelley Jones)

noche final portada
Batman: La noche final (Doug Moench y Kelley Jones). ECC, 2015. Cartoné. 192 págs. Color. 19,50 €

Continúa la recuperación de la etapa de Doug Moench y Kelley Jones como los responsables de la serie Batman durante la segunda mitad de los años noventa del pasado siglo. Dos autores que optaron por un Caballero Oscuro de lo más gótico, apuesta que se puede considerar como exitosa, viendo los anteriores recopilatorios Fundido a negro o La conexión Deadman. Una opción que mete al personaje dentro de la continuidad de DC manteniendo ese halo que los autores llevaron al máximo en obras como Batman & Drácula, o Haunted Gotham, donde el aspecto más gótico y sobrenatural se mueve a sus anchas por las noches del murciélago.

Sin embargo, obras como La noche final no desmerecen la apuesta personal de Doug Moench y Kelley Jones, quienes consiguen que Batman siga siendo Batman pero dentro de sus propias reglas. Quizás muestra de esto sea el uso de los personajes más oscuros de DC, así que mientras en La conexión Deadman teníamos una visita de un héroe especializado en la posesión de los muertos, en La noche final nos encontramos con dos números dedicados a el Espectro, quien directamente es una espíritu de vengaza que no tiene problemas en visitar a las almas condenadas en el infierno para conseguir información en busca de la resolución de un caso.

04-17-2010-014935PM-620x715

Las otras historias presentes en el tomo recopilatorio no desmerecen la imaginación de Doug Moench y el dibujo de Kelley Jones, aunque no cabe duda de que las historias dedicadas al Enterrador y a Sin Rostro son muy superiores a la protagonizada por Manbat, una pena si tenemos en cuenta que el alterego del caballero oscuro es un reflejo ideal para enfrentar al hombre con la bestia. Pero no se puede negar la calidad de las otras dos narraciones, las cuales juegan con el cliché del american gothic para llenar de terror un elemento tan común como las funerarias y otro más original como es el reparto de correo. Historias cortas que van al grano, enfrentando a Batman contra lo peor del hombre, la rabia más asesina, aunque la misma surja de algo tan común como el deseo de la aprobación.

También hay que remarcar el intento de Doug Moench de dar más cabida a Bruce Wayne más allá de Batman, aunque no se puede negar que su intento tiene un efecto irregular, pues aunque las pinceladas que se introducen de la relación de Bruce con sus padres son más que suficientes para dar profundidad a la psicología del personaje, su aventura amorosa con una presentadora radiofónica deja algo que desear, sin terminar de ser creíble. Por su parte, Kelley Jones se mantiene en forma, con su dibujo feísta característico, cometiendo los errores que sus detractores no le suelen perdonar y que sus seguidores pasamos por alto sin problemas, disfrutando de su locura visual descontrolada.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s