El rey león vs. la puta guerra.

los-leones-de-bagdad

Los leones de Bagdad (Brian K. Vaughan y Niko Henrichon) ECC, 2015. Rústica, 168 págs. Color, 15,50€

No hay discurso más político o ideológico que no pretende serlo o como decía nuestro amigo Paco todo el cine es político por acción y omisión. Los ejemplos son más que evidentes, van desde la prensa deportiva a la rosa, a los talents shows o los reality shows, y eso dejando de lado noticiarios y programas de debate. Pero quizás lo más peligroso sean aquellos contenidos destinados a la gente joven y niños.

El rey león es una de las películas de referencia para más de una generación y uno de los referentes culturales más potentes de la cultura occidental contemporánea. Pero tiene un reverso oscuro, un discurso sobre la importancia de la jerarquía que como esta no solo debe ser impuesta, sino que debemos someternos a ella de manera sumisa y sin cuestionarla. La película de Disney habla de la sociedad como un mecanismo en el que los seres humanos no somos más que parte de un engranaje, es decir funcionales: útiles o inútiles.

Hablar de esta película es tan inevitable como hacerlo de Rebelión en la granja de Orwell, en la que el discurso político es más evidente, a la hora de escribir sobre Los leones de Bagdad un hecho real disfrazado de fábula que habla de la condición humana mucho mejor que otros relatos que pretenden hacerlo desde el plano político y social. Tras el bombardeo de la capital iraquí en 2003 por parte del ejército una manada de leones escapa del zoo y se adentra en la ciudad hasta que los soldados americanos los abate. Eso fue noticia en los medios norteamericanos, y creo recordad por aquí también lo fue, dejando de lado las pérdidas humanas. Casi lo mismo que ha sucedido días atrás con la cruel muerte del león Cecil en Zimbabue omitiendo los problemas del país. No hay discurso más animalista que aquel que no pretende serlo.

prideofbaghdad-012-013

Los leones de Bagdad es un discurso en primera persona articulado a través de diferentes personajes a través de los cuales Vaughan hace una de las críticas más crudas que se han hecho en los últimos años a las guerras libertadoras y las consecuencias de estas. Imponer un régimen político por la fuerza desubica los mismo que esos leones a los cuales se les regala una libertad a la que no están acostumbrados, ni siquiera saben cazar su comida, han perdido el instinto más puro, aquel que los hace leones, animales salvajes propietarios de sus propias vidas.

La libertad les adentra en otra selva mucho más inhóspita y feroz que la real: la ciudad creada por los hombres destrozada por otros. Allí son conscientes de la perdida de sus valores ancestrales, viendo como animales salvajes han sido convertidos en mascotas. En ese momento la consciencia les aplasta brutalmente nunca serán lo que deberían haber sido, no lo conseguirán. Esta reflexión transcurre a través de personajes de diferentes edades: Safa, la leona adulta que cree que es mejor estar encerrada y con comida que la libertad; Zill y Noor, que tienen más o menos la misma edad y se mueven entre el miedo y la esperanza por la nueva situación; y Ali el cachorro que solo busca respuestas pero que nadie sabe darle.

Los leones de Bagdad me ha gustado mucho, por la verdad que desprende por ese dibujo panorámico y naturalista que en ningún momento pretende humanizar a los felinos. Vaughan escribe la que posiblemente sea la mejor de sus obras una maravilla atemporal que nos golpea dentro mucho más de lo parece en un título con moralina final: que cada uno saque sus propias conclusiones.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s