La tristeza del dotado ante el espejo

astro_city_Vida_gran_ciudad
Astro City: Vida en la gran ciudad (Kurt Busiek y Brent Anderson). ECC, 2015. Cartoné. 192 págs. Color. 19,50 €

La mayoría de las críticas hacia el género de superhéroes son más que comprensibles. Es cierto que nos podemos encontrar con una gran cantidad de anomalías que demuestras que los locos en mallas son más que fantasías fascistas y adolescentes, pero si prestamos atención al grueso de la producción, lo cierto es que el género no deja de ser una especie de revancha moral en la que el empollón se reafirma como un ser superior, que más bien viene a gritar “si fuera igual de fuerte que vosotros os vencería, porque a la fuerza se sumaría mi inteligencia, bondad y empatía”, aunque si lo reducimos a lo básico, lo cierto es que con lo que se disfruta de verdad, en este tipo de productos, es con patear algún que otro culo y con llevarse a la chica. Llevarse a la chica porque por muy bienpensantes que seamos y por muchos personajes femeninos u homosexuales que veamos, al final, los cómics de superhéroes están hechos para adolescentes heterosexuales de entre 30 y 50 años, hombres que suspiran con patear culos y llevarse a la chica guapa.

incluso las grandes vacas sagradas del género, de esa renovación de mediados de los ochenta, son más de lo mismo. mientras que Watchmen habla del adolescente derrotado cuya fantasía se demuestra pueril, El regreso del señor de la nocheI tiene la capacidad de atacar y defender al mismo tiempo el mismo discurso. La aparente oscuridad de Miller y sus herederos es poderosa y atractiva, eso es innegable, pero sigue mostrando a esos adolescentes que aspiran poder para según ellos defender el mundo cuando lo único que quieren es demostrarse a sí mismos que simplemente existen. En cierto sentido, es como si se creyeran adultos porque en lugar de hablar de masturbación hablan de orgías, pero demostrando la misma inmadurez e incomprensión del sexo. Es ese error tan común de pensar que un texto es adulto por algo tan simple como enseñar pezones y tripas, de reducir la profundidad y los matices a lo que enseñamos. Es como pensar que se es adulto por fumar o acostarse con una prostituta.

Por eso es tan esclarecedora la introducción que Kurt Busiek hace en su obra Astro City: Vida en la gran ciudad, porque demuestra que no es lo mismo pretender hablar como un adulto que hablar como uno. Astro City, publicado a mediados de la última década del pasado ciclo, es un gigantesco salto hacia delante en el mundo del cómic de superhéroes con un inteligente paso hacia atrás. Kurt Busiek, ayudado por el arte claro y conciso de Brent Anderson, y las ideas y portadas de Alex Ross, recoge el cómic de superhéroes donde estaba antes de la explosión de aparente madurez y lo enfrenta a la realidad para demostrar que se puede ser reflexivo y mantener los colores brillantes, que se puede hablar a un adulto sin necesidad de ensuciar nada. Con esto no quiero resultar pedante, la explosión violenta anterior a Astro City es tan divertida como necesaria, pero no es más que la demostración de que se puede entretener de otro modo. Mientras que Miller defendía que los cómics podían crecer siendo más de lo mismo y Moore declaraba su necesaria muerte, Busiek demostró que otro camino era posible no dando nuevas respuestas, sino planteando las preguntas necesarias.

rotator

Kurt Busiek explica a la perfección en el prólogo de la obra que su única intención es usar a los superhéroes como metáforas más allá del rito de paso adolescente, algo que sin duda consigue a la perfección. En Vida en la gran ciudad encontramos elementos tan clásicos como la compatibilidad de la vida personal con la superhéroica, pero desde un planteamiento adulto sin concesiones, tanto para los propios superhombres como para los ciudadanos de a pié. Los seis números que corresponden la primer interacción con el universo imaginado por Busiek plantean preguntas adultas usando como reflejo a los héroes más clásicos. En el primer y sexto capítulo vemos como el Samaritano, un reflejo del clásico Superman, intenta compaginar vida personal y profesional, pero no para ir a fiestas, sino para ser un hombre normal sin más. El primer capítulo nos presenta las obligaciones del deber frente a la individualidad, Samaritano no es el mejor en lo que hace aunque lo que hace no sea agradable, es un hombre de mediana edad adicto al trabajo aunque no lo quiere reconocer. Samaritano no es un adolescente que busca compaginar deber con diversión, es cualquier adulto que se autoengaña y excusa en el trabajo para no tener que tener que responsabilizarse sobre su propia vida.

Pero puede que sean más remarcables los números centrales de Vida en la gran ciudad, precisamente porque el foco se coloca en los personajes anónimos de la ciudad: un periodista, un criminal de poca monta, una oficinista y un observador externo en el sentido más absoluto. Dichos personajes llevan vidas afectadas en diverso grado por los superhéroes, los cuales son enormes metáforas sobre la vida y sus responsabilidades. Busiek puede parecer querer hablar de elementos como la identidad secreta o la protección ante lo sobrenatural, pero realmente habla de la responsabilidad de cada uno de nosotros o de la capacidad de enfrentarnos o acostumbrarnos a lo que nos ataca y daña. Al final lo que queda es eso, la metáfora más pura en forma de colores brillantes y superhabilidades, unas metáforas que no se esconden tras sexo y violencia vacía, sino que se nos muestran como algo claro y meridiano, en cierta forma, Busiek nos plantea de la forma más amable y colorida las cuestiones más grises y duras de lo que significa la madurez.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

2 comentarios en “La tristeza del dotado ante el espejo

  1. Pingback: Dieciséis velas, superpoderes y Alá | El lector bicefalo

  2. Pingback: Astro City – Confesión (Kurt Busiek y Brent Anderson) | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s