Spain is Pain #216: Todos a la cárcel.

Chorizos 1

Chorizos, Atraco a la española (Ricardo Vilbor y Ricar González) Grafito Editorial, 2015. Rústica, 144 págs. Color, 17 € (papel) / 2,50 € (digital)

No es difícil en la situación política actual establecer líneas de conexión con cualquiera de las películas del grandísimo Luis García Berlanga. El realizador valenciano tenía la capacidad de recoger la esencia de lo español para hacer unos relatos que eran más verdad que la realidad misma No me refiero al buenismo costumbrista de Bienvenido Mr. Marshall, sino a la que da título a esta entrada, la trilogía de La escopeta nacional y, mi favorita, Los jueves, Milagro, una cinta en la que las fuerzas vivas del pueblo deciden timar a la gente con una falsa aparición religiosa.

Tampoco es difícil establecer lazos entre cualquiera de las obras citadas con Chorizos, Atraco a la española de Ricardo Vilbor y Ricar González, si bien en esta obra el costumbrismo coral se funde con el de una investigación policial que sirve para explicar la historia en un flashback. La idea es la misma que tenía Berlanga hablar de la sociedad española a partir de ella misma, sin inventarse nada, reflejando los hábitos y las formas que se supone que nos identifican como país, que son todos aquellos que repudiamos y rechazamos en el resto de conciudadanos. Como ejemplo la escena del autobús en la primera páginas en la que todos los protagonistas despliegan lo mejor de sí para escaquearse, colarse, no pagar, etc. pura cotidianeidad.

Me viene ni que pintado hablar de este cómic ahora en periodo de elecciones, para decir que tenemos los políticos que nos merecemos. Y esto queda reflejado en el personaje de Manolo Terroba, este representa lo peor de lo peor de la esencia de la clase política de este país, carente de creencias, ideología, empatía social o de ser un servidor público para con el resto de ciudadanos. Los autores han hecho un personaje chabacano carente de gracia, un hijo de puta en toda regla del cual sabemos desde el principio que va a traicionar a todos aquellos a los que involucra en sus acciones, generalmente ilegales.

Chorizos 2

A pesar de que  Chorizos conservar una estructura de género, en el que un grupo de españoles es reclutado para hacer el robo del siglo en Montecarlo, respeta también las pautas del relato costumbrista y la comedia. Sin embargo, todo está rodeado de una hálito de una crónica social que comprime lo que ha sido lo última década en este país. De ahí que los autores no dejen escapar la oportunidad de hacer múltiples cameos que van desde políticos internacionales como Bush, Blair, Merkel o Sarkozy, sin olvidarse de lo mejor de los españoles como Aznar o Felipe González, o actores fantoches con doble moral. Pero no solo se mete con la élite: los sindicatos, los trabajadores, los hijos que se aprovechan de los padres, los padres que se aprovechan de los hijos, al trabajador complaciente y al falsamente reivindicativo. Ricardo Vilbor y Ricar González dan palos a todo el mundo y eso me gusta, me gusta mucho. Porque no hay cosa más española que echarle la culpa a otros y no hacerse responsable de nada. Manolo Terroba es un cabrón sin corazón, protagonista de cualquiera de los casos de corrupción que inundan nuestro país. Si El tesorero de Ibáñez es una oportunidad perdida, Chorizos es todo lo contrario, los autores trabajan una formula en la que se muestra que se puede entretener haciendo crítica a un país sin ahondar en los facilones recursos del falso relato social.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s