Las ganas del aprendiz y el talento del maestro

TOMB 1 portada 120px
Tomb of Terror (Jason Crawley, Mike Hoffman y AA.VV.). Tyrannosaurus Books, 2015. Rústica. 222 págs. ByN. 22,95 €

Una cosa que hay que tener claro con la madurez es que no necesariamente se debe entender como la suplantación de unos intereses por otros, es decir, en ningún momento se deben de dejar de hacer cierto tipo de cosas, o cultivar determinados intereses para que otros nuevos tomen su lugar. Más bien se debería hablar de una ampliación del gusto, nadie debería de dejar de disfrutar de los fuegos artificiales o y un cómic de superhéroes para en su lugar ver teatro brechtiano o leer a Tomas Moro. Como es lógico se suele empezar con el primer bloque, pero el mismo no debe de ser abandonado nunca, ya que se puede sentir retroalimentado de producciones más maduras. Tenemos un gran ejemplo en autores que han sabido reinventar a los personajes de DC y Marvel para que sin que dejen de resultar entretenidos nos cuenten algo más, haciendo compatible el puro entretenimiento escapista con reflexiones sociológicas, políticas o incluso metafísicas. Sin olvidar el peligro de supuestas creaciones superiores que revestidas de un halo de superioridad y maduración no son más que estupideces disfrazadas de ensayos filosóficos. ¿Alguien ha dicho Paulo Coelho?

Pues precisamente en las antípodas de cualquier estupidez absurdamente seria y adulta se encuentra Tomb of Terror, el ejercicio de sana diversión y profunda autoconsciencia que Jason Crawley y Mike Hoffman han perpetrado como un sentido homenaje a cabeceras clásicas como Tales from the crypt o Creepy, aunque negándose en todo momento a permanecer en el cálido terreno de la nostalgia, tomando una senda continuista y reformista donde el respeto a los mayores es totalmente compatible con la necesidad de dejar una impronta propia. Tomb of Terror surge como una iniciativa propia del guionista Jason Crawley y el dibujante, guionista esporádico, Mike Hoffman, que recuperan el formato revista de historietas para regalar a los lectores historias tan truculentas como humorísticas, sabiendo sondear ese espacio entre horror y humor que tantas buenas historias ha regalado. Por suerte, tenemos en España un primer tomo recopilatorio que recoge los cinco primeros números americanos de Tomb of Terror, cabecera que continúa publicándose regularmente en Estados Unidos.

El grueso de la publicación recae sobre los dos creadores, ya que Jason Crawley se encarga de escribir la mayoría de las historias, salvo algunas algunas en las que Mike Hoffman toma el papel de autor total. Además, en estos primeros cinco números contamos con la colaboración del guionista Scott Tipton, que adaptan una historia de Richard Matherson, y de los dibujantes Fernando Ignatius, Rock Baker, Jeff Austin, Jason Paulos, Maurizio Ercole, Scott Shriver, Fabrizio Fassio, Alessandro Borroni, Alessandro Ferrara y Marco Perugini. Sin duda, el trabajo de los artistas es notable, ya que aunque cada cual mantenga un estilo más o menos personal, no se puede negar que hay un regusto continuo a los dibujantes clásicos, desde la línea más simple de EC, deudora de la publicidad americana posterior a la Segunda Guerra Mundial, hasta el trabajo más recargado de Warren, heredera directa del resurgir gótico cercano al de la productora británica Hammer. Lo que si es notable, es el gusto por los monstruos horribles y las chicas bonitas, pues la sensualidad, llegando por poco a ser erotismo y para nada pornografía, está muy presente en las páginas de Tomb of Terror, demostrando claramente que es una creación para lectores maduros.

tomb muestra 4

Las historias por su parte presentan unos temas de lo más diversos, aunque nuevamente buscando inspiración en los clásicos, tanto en el terror más gótico de vampiros como en una ciencia-ficción con un cariz más monstruoso, todo sin olvidar los terrores urbanos y los asesinatos más truculentos. En el sentido narrativo, la mayoría de las historias siguen el paradigma clásico del chiste, mostrando unas premisas básicas que aumentan de nivel rápidamente hasta desembocar en una resolución sorprendente, algunas veces por inesperada y otras por truculenta. Ni Jason Crawley ni Mike Hoffman reinventan la historieta corta de terror, pero al menos la escriben con talento e interés. Relatos como La invasión de los gusanos escoria, En el mismo sentido o Dedos verdes o Fuera de conde, juegan con los mismos tópicos que hemos encontrado en el horror desde principios del siglo XX, pero adaptando el humor, la violencia y la sexualidad hasta nuestros días, consiguiendo que resulten disfrutables e interesantes hasta para el lector más versado, que sin duda sospechará el final de las mismas a mitad de su lectura.

En resumidas cuentas, el trabajo de Jason Crawley y Mike Hoffman Tomb of Terror es divertido y fresco, sin que esto necesite ser una excusa para respaldar su consumo. El tomo es un recopilatorio que en ningún momento esconde lo que es, historias de horror clásico para niños grandes, adultos que han crecido y que aunque miran con nostalgia las historietas del pasado, necesitan un producto nuevo, algo más acorde a sus tiempos y a su forma de ver la vida. Tomb of Terror gustará a cualquier fan del terror, que posiblemente tras terminar la lectura del primer volumen se desespere por tener en sus manos el siguiente editado en España.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Las ganas del aprendiz y el talento del maestro

  1. Pingback: Reflejos en el humo del futuro pasado | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s