Filosofía, arte, cultura popular y una patata verde con una videocámara

doop portada
El nuevo Doop (Peter Milligan y David Lafuente). Panini Comics, 2014. Rústica. 112 págs. Color. 11 €

Alan Moore lo dejó claro, y yo no me canso de repetir el credo, los superhéroes son estúpidos, bajo la máscara sólo hay enfermos mentales y un ser suprahumano se interesaría por cualquier cosa menos por los propios humanos. Fin de la historia, los superhéroes deberían haber muerto en los ochenta. Pero entonces llegan dos colecciones que crean la revolución simplemente mediante el dejarse llevar: The Authority y The Ultimates. Cuando los héroes estaban muertos, el realismo parece salvarlos, incluso durante un tiempo, Mark Millar guioniza las dos series y explota el tópico fascista de principios de los noventas convirtiendo las mallas en peones y reyes de la geopolítica. Que Iron Man necesitara un equipo de cien personas para ponerse el traje era brillante, que las criaturas más poderosas decidieran crear un gobierno mundial era como mínimo lógico. Cuando Millar ha querido ha hecho de la actualización y la aplicación de la lógica un arte, pocos hitos hay comparables a convertir a los 4 Fantásticos en villanos, como hace en Planetary, parece absurdo pero cuando lo ves es lógico. Sin embargo, el escocés, con todo lo listo que es, llego tarde y mal, la verdadera revolución, la no vuelta atrás, ya la había desarrollado Peter Milligan un año antes.

La mejor serie de superhéroes jamás publicada no es otra que la etapa de Fuerza-X, posterior X-Statix, de Peter Milligan. La idea era obvia, estaba delante de nosotros, sólo había que encender la tele y ver como los freaks eran cualquier cosa menos seres despreciables. Es cierto, para una señora de 60 años de Kansas o un señor de 50 años de Burgos los mutantes iban a ser monstruos, para ti y para mí serían la leche. The Flash ni siquiera existe y tengo una camiseta con su logo, si Lobezno fuera real ligaría más que Cristiano Ronaldo. Eso eran los mutantes para Milligan, HÉROES, putas estrellas capaces de eclipsar al sol. Y entre ellos estaba Doop, un ser extraño que hacía de la marginalidad, la existencia en el margen de la trama, un arte. Doop contó con una miniserie junto a Lobezno, pero no es hasta ahora, en el volumen El nuevo Doop, que Peter Milligan se atreve a ahondar en la propia existencia y génesis de esta patata verde con brazos. Para el dibujo no contamos ni con Mike Allred ni con Duncan Fegredo, el dibujante regular de la serie madre y el mejor suplente con el que contó, pero David Lafuente hace un trabajo más que notable. El dibujante está a la altura del legado de Milligan y consigue plasmar toda la loca expresividad de Doop, así como ese nihilismo perezoso que llena toda obra de Milligan.

Doop-regresa-al-Universo-Marvel-4

En el terreno del propio guión el resultado es más contradictorio, porque puede que una vez más Peter Milligan haya querido morder más de lo que puede tragar, pues no se le puede acusar de no arriesgar. De este modo, El nuevo Doop intenta al mismo tiempo contar los propios misterios de la existencia de Doop y crear un juego de relectura de la saga La batalla del átomo de los mutantes de Marvel. Como es lógico, esto crea un problema para cualquiera que quiera leer el cómic atraído sólo por Doop o los propios autores, desconocedor totalmente de las continuas sagas de la editorial norteamericana. Con esto no quiero decir que la lectura de El nuevo Doop no sea satisfactoria si contamos con tal desconocimiento, aunque es innegable que la sensación de estar perdiéndonos algo estará en el límite de nuestro campo visual todo el tiempo. Pero claro, podemos decir exactamente lo mismo si no conocemos a Ingmar Bergman o a Carl Jung. Pero nadie dijo que la lectura de Milligan fuera sencilla, siendo el cruce de referencias continuo, sin miedo de mezclar a las mismas hasta llegar a dejar muy atrás el concepto de integrado de Umberto Eco.

Aunque claro, esto puede llegar a considerarse positivo, siempre y cuando invite a un hipster a pillarse alguna colección en grapa o haga que un adolescente se siente a ver El séptimo sello. En lo que nos interesa como lectores de El nuevo Doop, la laguna va a seguir persistiendo. Pero no debemos de olvidar que el vacío es constante en la producción de Peter Milligan, quien ha conseguido acercar los cómics de superhéroes a la frescura de la música o el teatro improvisado, dejando la duda eterna de si es un maldito genio o un farsante que ha aguantado con arte su fachada. Posiblemente sea las dos cosas y por ello es injustamente olvidado en la mente de la mayoría cuando piensa en la invasión británica del cómic norteamericano. En todo caso, la lectura de El nuevo Doop no puede más que recomendarse, para los fans del Huérfano y su patulea de inadaptados es una piedra más en el camino de un gran autor, para quien no conozca a Doop o a Milligan es una buena carta de presentación, aunque si después no se quiere recorrer la senda no me extrañaría del todo. Yo lo hice, y la única pista que puedo dar es que el combate estaba perdido de ante mano y era una estratagema para ganar tiempo a la muerte, en este caso al olvido y la lógica.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

4 comentarios en “Filosofía, arte, cultura popular y una patata verde con una videocámara

  1. Brillante entrada, enhorabuena. De todos modos, un par de puntualizaciones: “Cuando Millar ha querido ha hecho de la actualización y la aplicación de la lógica un arte, pocos hitos hay comparables a convertir a los 4 Fantásticos en villanos, como hace en Planetary”. Planetary es de Warren Ellis, no de Millar. Y “Sin embargo, el escocés, con todo lo listo que es, llego tarde y mal, la verdadera revolución, la no vuelta atrás, ya la había desarrollado Peter Milligan un año antes.” Bueno, el primer número que escribe Millar en The Authority, el que inicia la “revolución Millar”, es de mayo de 2000; el primer X-Force de Milligan, de julio de 2001. Por lo demás, te secundo en la reivindicación de Milligan, tremendamente irregular, fallido generalmente en sus proyectos más mainstream, y quizá demasiado marginal en los más personales, pero con obras tremendamente brillantes que han pasado prácticamente desapercibidas, así que se agradecen textos como el tuyo.

    Saludos.

  2. Antes que nada, gracias por el comentario. Primero, lo de Planetary no tiene excusa, más cuando tengo los tres tomos a menos de un metro de mi cabeza cuando escribo. Segundo, con las fechas también me equivoco, así que también me disculpo. Esto me pasa por no aprenderme bien las fechas y por no acudir más a la wikipedia, mal y mal. Tercero, me alegro de que te haya gustado la crítica, es cierto que Milligan es irregular y cuenta con grandes fracasos, pero cosas como Shade el hombre cambiante, Enigma o la propia X-Statix no se pueden pasar por alto bajo ninguna circunstancia.

    Un saludo y gracias por leernos.

  3. Gracias a ti por contestar. No le des más importancia a los gazapos, no alteran la sustancia de tu texto, lo que es importante en él y que, insisto, me parece fantástico. Es más, coincidimos hasta en la selección de títulos de Milligan. A los tres que nombras tan sólo añadiría The Extremist y Blanco Humano para completar los que creo que quizá sean sus títulos más logrados. La lástima es que ninguno de ellos ha merecido, en general, el reconocimiento de cosas como The Sandman o Predicador, por decir un par (ni siquiera de Fables, ay). Para gustos colores, pero yo considero, por ejemplo, Shade a la altura de cualquiera de las tres contrapuestas, es más, en algunos aspectos incluso por encima. Francamente, si tuviera que elegir, yo me quedaría con Shade antes que con Predicador, Fables o incluso Sandman, sin quitarle mérito a ninguna; esto ya es, como decía, cuestión de gustos. 😉

    De nuevo, gracias a ti, saludos.

  4. (Dicho sea de paso: más de un gazapillo y más de dos se nos han colado alguna que otra vez, y más de una vez hemos agradecido que alguien nos diera el toque en los comentarios). 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s