Spain is Pain #195: Señor del tiempo.

Kiosco 1

Kiosco (Juan Berrio) Dibbuks, 2014. Cartoné, 144 págs. Color. 18 €

Juan Berrio es el autor que más ha aparecido en esta sección desde que esta se alojaba en el otro blog. De su obra me fascina prácticamente todo: la creación de espacios, la humanidad de unos personajes creados sin artificios, la habitabilidad de unos no-lugares perfectamente amueblados, la planificación de unas situaciones complicadamente sencillas, pero sobre todo su capacidad de manejar los tiempos e inculcárnoslos al lector. De todo lo mencionado esto último me parece lo más complejo, y más en un momento en el que el consumo de textos, sean libros, videos, juegos, etc…, está presidida por la urgencia y por una posibilidad inmediata de abortar la lectura en cualquier momento. Aun así Berrio es capaz de plasmar un ritmo único a sus obras que te obliga a leerlas de un tirón y tal y como él las ha planteado.

Kiosco al igual que sus últimos trabajos plasma una extraña mezcla de rutina y excepcionalidad en la que la causalidad narrativa viene dada de la mano de una casualidad perfectamente planificada, al igual que los grandes narradores Berrio es capaz de imprimirle un halito de frescura sin que esta nos parezca forzada en ningún momento  y por muchas veces que volvamos al texto en cuestión. Esta sensación es un tema recurrente; aparecía en Miércoles, un trabajo en el que un buen número de situaciones planteadas como aleatorias le daban cuerpo a una historia coral que al final redundaba en la idea de que cada una de nuestras vidas repercute en la de otras tantas personas, y en el que rondaba cierta idea de denuncia social por la situación del país. En Cuaderno de frases encontradas Berrio se convierte en un cazador furtivo de la cotidianeidad recogiendo en el momento exacto una frase adecuada que en cierta manera nos identifica como una comunidad con rasgos culturales colectivos.

Esta nueva obra se encuentra a medio camino de los dos trabajos anteriores, por un lado dibuja a un personaje que intenta interactuar con el resto de seres que pueblan la narración pero a causa de su trabajo, o más bien por la carencia de este, le cuesta mucho. Pero por otro lado es un compilador de historias, lo cual me lleva a formular una pregunta un tanto absurda ¿Es este camarero un trasunto de Juan Berrio? A mí me lo parece, realiza la misma función que el autor en Cuaderno de frases encontradas: mira, observa, recoge y extrapola posibles situaciones que den pie a que terceras personas se acerquen a su kiosco a tomar algo. Pero para que eso suceda tiene que dejar de “tomar notas” y ser parte de la historia, no solo un mero observador dejar de funcionar a modo de demiurgo para formar parte de la intrahistoria, dejar de ser un narrador omnisciente para ser protagonista.

Kiosco 2

El desarrollo de la historia es sencilla, un tipo se levanta cada mañana y se prepara para ir a trabajar en un kiosco que funciona a modo de bar con un par de mesas y poco más. El trasfondo del personaje va mucho más allá de la mera idea estereotípica del camarero como personaje plano y secundario, aquí vemos la complejidad de este desde que se levanta se arregla su piso, pinta en un pequeño lienzo, trabaja, y al final del día se enamora. La profundidad viene dada por eso y por el trayecto que realiza desde su casa hasta el lugar de trabajo en el que este recorre la ciudad a través del paisaje urbano. Pero los matices vienen en el carácter individual de la historia: vive solo, trabaja solo, y es capaz de mantener una vida plena sin la necesidad de tener a nadie a su lado. Un urbanita puro con una capacidad para la observación innegable, otorgada en gran parte por la falta de popularidad del kiosco que regenta.

No se si decir que este es el mejor trabajo de Juan Berrio, porque posiblemente me encuentre en la misma tesitura con su próxima obra. Cada nuevo título de este autor es una nueva sorpresa, por el momento que está se encuentra a medio camino entre el clasicismo narrativo y lo experimental. Kiosco es una obra muda que se puede leer de principio a fin, en el sentido de lectura convencional, o al revés con la misma efectividad narrativa, sin que nos resulte extraño ni ajeno. Es una obra obligatoria para todos los amantes del cómic, para los fans acérrimos del autor y para aquellos que quieran tener una muy buena primera experiencia dentro del mundo del cómic.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Un comentario en “Spain is Pain #195: Señor del tiempo.

  1. Pingback: Spain is Pain #293: Sin palabras | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s